VALLADOLID

Alaejos

Alaejos

Alaejos es una villa situada en la encrucijada de caminos de Valladolid, Salamanca y Zamora, perteneciente a la provincia vallisoletana.

Su nacimiento es aún un misterio, pero las figuras históricas de personajes como Juana de Avis (mujer de Enrique VI), los Fonseca, Miguel de Unamuno, el paso de los árabes o los Comuneros, hacen de Alaejos un lugar único que muestra la enriquecedora cultura de la comunidad de Castilla y León.

Toda esta historia queda reflejada en sus dos majestuosas iglesias mudéjares  de finales del siglo XVI propias del renacimiento puro, San Pedro y Santa María, en las ruinas del Castillo y en la veneración y devoción a la Virgen de la Casita, patrona de la villa, por parte de su gente, los cuales, con su hospitalidad y simpatía, costumbres y tradiciones hacen un conjunto maravilloso de historia, cultura, patrimonio y humanidad.

Fresno el Viejo

Fresno el Viejo

Fresno el Viejo, rincón de la llanura castellana enclavado en la zona suroccidental de la provincia de Valladolid, haciendo frontera con Salamanca y Ávila.

A este municipio se puede acceder por carretera desde la A-62 salida por la VA-802 y por tren en la línea Valladolid-Salamanca.

En este municipio se puede visitar la  iglesia San Juan Bautista de estilo Románico y Mudéjar, declarada Bien de Interés Cultural en 1931; el proyecto turístico ‘Cañada Natural’,  que cuenta con un derruido palomar reformado y convertido en un aula de la naturaleza, una bodega de más de 200 años de antigüedad rehabilitada y convertida en un museo del vino y un antiguo depósito de agua qué es un mirador desde dónde otear la llanura castellana; el parque zoológico ‘La era de las aves’, una trabajada era de labranza se ha transformado en un oasis natural en el que podemos  ver diferentes tipos de aves y mamíferos; el Museo Etnográfico ‘De antaño a hogaño’, una Casa Palacio del siglo XVII donde se puede ver una vivienda de labranza, el patio de los oficios y una exposición de oficios antiguo realizado con maquetas en movimiento; y diferentes esculturas repartidas por el municipio.

Igualmente, cuenta con 4 recreaciones importantes que son el Viacrucis Juvenil, representación de la pasión y muerte de Jesús; el Mercado Castellano, folklore, cultura y gastronomía, típicas castellanas.; la Donación de la villa de fresno por la reina Doña Urraca a la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén con recreación histórica, mercado medieval, actividades medievales, torneo medieval, etc.; y el Belén Viviente.

Se puede disfrutar de esta experiencia turística, que lleva por nombre ‘Fresno el Viejo, un nuevo lugar por descubrir’, con un bien vino de Rueda en cualquiera de los bares de la localidad, con un dulce del obrador  ‘La Tía Melitona’, con un pedazo de queso de la quesería ‘Fonseca Mediero’, pernoctando en los diferentes alojamientos de turismo rural o degustando comida casera en el Mesón Rural.

La Santa Espina

La Santa Espina

La Santa Espina es un territorio donde la historia, en su pasar, ha dejado maravillosos vestigios: un pueblo de colonización y un imponente monasterio circundados por el monte de encinas y quejigos característico de la comarca de los montes de Torozos y una gran biodiversidad natural.

Tiene su máximo exponente y activo turístico en el Monasterio que da nombre al pueblo, el de la Santa Espina. Su fundación,  allá por el 1.147, año en el que llegaron los monjes cistercienses. Las capillas de su iglesia, su sala capitular o sus dos claustros dejan fascinados a todos los visitantes.

El pueblo de La Santa Espina se diferencia del resto de pueblos castellanos tanto en su construcción como en su distribución. A lo largo de sus dos calles y en sus plazas siempre hay algo que destacar, y alguien a quien recordar: vecinos de la localidad, artistas castellanos y leoneses... La Plaza de San Isidro recibe este nombre del patrón de la localidad: San Isidro Labrador. Es un pequeño y alegre rincón que siempre se Encuentra decorado con flores.

Además, La Santa Espina tiene decenas de atractivos para disfrutar como el Museo de Aperos, la Casa de la Naturaleza, la escultura de Lorenzo Duque, la exposición de mariposas, la escuela de capacitación agraria…

Y sobre todo, el entorno privilegiado que permite disfrutar de la belleza de la naturaleza como en pocos lugares y unas rutas espectaculares en el embalse del río Bajoz.

Montealegre de Campos

Montealegre de Campos

Se localiza al borde del páramo, muy cerca del límite con la provincia de Palencia, dominando una amplia extensión de terreno. En la parte más septentrional de la población se localiza el castillo, su principal monumento. El casco histórico está declarado Conjunto Histórico-Artístico.

Montealegre de Campos cuenta con una gran historia. Fue ciudad vaccea y pueblo medieval que en la actualidad se puede apreciar en sus calles.

Tiene grandes monumentos como el Castillo de los Meneses que nunca fue conquistado, la Iglesia de San Pedro, la Iglesia de Santa María y la Ermita de Serosas.

Peñafiel

Peñafiel

Peñafiel es una villa turística enclavada en pleno corazón de la Ribera del Duero vallisoletana que, con el paso de los años, se ha convertido en un importante destino turístico, donde patrimonio, cultura, enoturismo y gastronomía se aúnan para que la visita a la localidad sea única.

En Peñafiel se encuentran lugares emblemáticos en los que el viajero disfrutará con los cinco sentidos y deseará hacerse un selfie como por ejemplo con la antigua plaza de toros, la ‘Plaza del Coso’; o lugares con historia que le adentrarán en la época del medievo como sucede con el buque insignia, el ‘Castillo de Peñafiel’, que en su interior alberga el Museo Provincial del Vino para comenzar a degustar desde el intelecto su cultura vitivinícola.

Peñafiel cuenta con un amplio y variado patrimonio para todos los gustos.

Urueña

Urueña

Urueña es un municipio de la provincia de Valladolid. Cómo se puede ver en la foto parece una pequeña ciudad de la época medieval, porque conserva gran parte de su muralla, por eso en el año 1975 fue declarada conjunto Histórico-Artístico.

La localidad acoge el centro etnográfico “Joaquín Díaz”, el museo Luis Delgado de instrumentos del mundo, la sala de exposiciones Mercedes Rueda y el museo de las Campanas. Pero si por algo es conocida Urueña es por ser la  primera Villa del Libro de España, motivo por el que está incluida dentro de la red de Villas del Libro del mundo.

Asomarse desde su muralla  permite ver el precioso paisaje de la Tierra de Campos y disfrutar de él, de sus increíbles vistas.

Es sencillamente un pueblo increíble que merece la pena visitar, del que todos sus vecinos están muy orgullosos.

Montemayor de Pililla

Montemayor de Pililla

La localidad de Montemayor de Pililla está situada al suroeste de la provincia de Valladolid, a unos 30 Km. Circunscrita en casi su totalidad dentro de los límites de la comarca natural de “Tierra de Pinares” y el valle “Duero Esgueva”, está entre las localidades de Cuéllar, Peñafiel, Tudela de Duero y Portillo.

Está situado en un páramo rodeado por importantes masas boscosas, donde se encuentra una gran variedad de flora y fauna y por donde discurren varios arroyos. Los suelos de Montemayor son de roca caliza, por eso siempre han existido canteras. También hay suelos arenosos donde predominan los pinares. Cuenta con suelos calizos y margosos de mayor productividad para la agricultura.

Situado en una zona próxima al Duero, posee un conjunto de cursos fluviales cortos, de medio caudal y amplios valles, con una corriente muy variable originada por la filtración de agua de lluvia caída en los páramos circundantes.

La fauna en Montemayor es rica y variada, hay muchos tipos de animales, algunas especies están en peligro de extinción.

La principal actividad productiva de Montemayor, desde hace siglos, ha sido la ganadería y la agricultura. Al principio tenían más importancia los grandes rebaños de ovejas que la agricultura en sí, pero con el tiempo es al revés.

Se pueden localizar una veintena de enclaves arqueológicos en las tierras de Montemayor de Pililla con una secuencia cronológica y cultural de la ocupación humana en ellas. Su término geográfico estuvo ya habitado en época prehistórica. Los historiadores y geógrafos clásicos sitúan en esta comarca antes de la venida de los romanos, a los vacceos.

La zona del casco más antiguo de Montemayor está alrededor de la Plaza Mayor, se caracteriza por un entramado de calles con plazuelas, rincones y callejones que son irregulares. La mayoría de sus casas están  construidas con piedra caliza en sus fachadas  dignas de ser  admiradas.

El pueblo más bello 2022

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen