Hasta 1000 Habitantes de 1.000 a 10.000

Alaejos

Alaejos

Alaejos es un municipio vallisoletano, típicamente castellano en plena llanura castellana a mitad e camino entre Valladolid y Salamanca, el turista o visitante verá el cielo y la tierra unidos y rasgados por sus dos esbeltas torres de San Pedro y Santa María.

El municipio es en si conjunto histórico artístico declarado Bien de Interés Cultural, y en si encierra otros tres BIC que son las dos iglesias y las ruinas del Castillo de los Fonseca.

En sus calles y plazas se puede disfrutar de la tranquilidad del paseante con rincones que añoran un pasado glorioso, de casas blasonadas y señoriales.

Alaejos es un pueblo lleno de arte, con una arquitectura que se puede encuadrar dentro de la tradición mudéjar todo lleno de construcciones de ladrillo y mortero de cal.

 

 

Campaspero

Campaspero

Campaspero es un municipio de la provincia de Valladolid, situado a medio camino entre Peñafiel y la segoviana Cuéllar, a 15 km de ambas. Está situado al sureste de Valladolid, perteneciendo a la comarca del Campo de Peñafiel, a 52 km de distancia de la capital. Pertenece también desde su fundación a la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar, encuadrado en el Sexmo de Valcorba.

Se asienta sobre un zócalo de piedra de más de 30 metros de grosor, en el páramo que se extiende en la margen izquierda del río Duero, en el lugar conocido como los Altos de la Mula. Con sus 919 m. , es la localidad situada a más altitud de la provincia.

Campaspero es un pueblo de gran esbeltez y sobriedad en sus casas, dada por sus famosas piedras blancas, que sacadas de las canteras que pueblan este páramo, hacen que la localidad siga manteniendo viva su tradición. Es un claro ejemplo del buen gusto e interés de sus habitantes por fomentar una de sus viejas tradiciones: la ornamentación en piedra de sus fachadas.

Esa belleza del conjunto urbano de Campaspero, se disfruta paseando por sus calles y se aprecia notablemente en el conjunto que forman la Plaza Mayor y la Plaza de Santo Domingo.

El municipio, además cuenta con alojamientos de de turismo rural, así como buenos restaurantes que van a permitir al viajero degustar sabrosos platos destacando el sabroso lechazo asado al horno de leña, cuya carne simplemente se sazona con agua y sal.

 

Cigales

Cigales

La Villa de Cigales se encuentra a escasos 20 km de la ciudad de Valladolid.

Su historia es interesante debido a su cercanía con Valladolid y la aportación de diversos personajes históricos que han engradecido los acontecimientos históricos de esta localidad. El pirata Pero Niño (de San Felices de Buelna y enterrado en la antigua Iglesia cigaleña), Ana de Austria (cigaleña cuarta mujer de Felipe II) y Fray Antonio Alcalde (ilustre cigaleño que fue obispo en la ciudad mexicana de Guadalajara).

Con rincones bonitos en la provincia de Valladolid como es el Canal de Castilla (municipio canaliego) y el paraje del Barco de la Mesa, estribaciones de los Montes Torozos siendo un lugar desconocido y espectacular, como recordó hace años Ernesto Escapa. También existen pagos bellos como el de Miraflores, donde cuenta la leyenda que cazaba Felipe II en sus descansos, así como el río Pisuerga con la zona de Zamadueñas, lindando con Valladolid.

Dispone de la Iglesia de Santiago Apóstol (BIC) y denominada Catedral del Vino por los impuestos que dejó para su construcción; Iglesia Protestante; más de 200 bodegas subterráneas, siendo un perfecto parque temático subterráneo con los dos barrios de bodegas disponibles: Los Gatos y Malpique.

Denominado como ‘Cuna del clarete’ dispone de siete bodegas de elaboración, motor de la economia local, gracias fundamentalmente a los rosados y tintos. El vino es el eje fundamental del municipio como muestra la Fiesta de la Vendimia, declarada de interés turístico regional, la más antigua.

Existen dos sendas homologadas de gran interés: el GR-296 ‘Senderos del Clarete’ y Eurovelo 1 (Canal de Castilla), que atraviesan el municipio.

Múltiples jornadas gastronómicas tienen lugar en la localidad para resaltar la hostelería de la zona, junto con los productos locales encabezados por la famosa Morcilla de la Maruja.

Cogeces del Monte

Cogeces del Monte

Situado en la provincia de Valladolid. Cogeces del Monte pertenece a la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar y está encuadrado en el Sexmo de Valcorba.

Población con unos 690 habitantes de tradición agrícola y ganadera en la que el turismo en los últimos años está teniendo un carácter muy marcado en la localidad.

Cogeces del Monte es morada del hombre desde hace milenios, concretamente desde los tiempos del Paleolítico También se ha constatado el paso de Roma por su término en numerosas monedas encontradas.

Los musulmanes se adueñaron seguidamente de la cuenca media del Duero y, por tanto, el emplazamiento de Cogeces del Monte. No obstante, hacia el 1085 el azote musulmán desaparece y resurge el esplendor en la zona castellana donde Cogeces es punto de mercadeo y tratado de venta de ganado.

En la actualidad no hay que negar que la despoblación va haciendo mella en la localidad, lo que sus habitantes han sabido aprovechar para ofrecer al turista la tranquilidad y la paz que se respira en la villa, así como la diversidad de rutas de senderismo que se pueden realiza por sus valles, no en vano, está rodeado de tres. Incluso hasta existen rutas urbanas para que el visitante pueda disfrutar de la arquitectura popular de la zona,

La plazuela de la iglesia está formada por un grupo de casas solariegas. La iglesia es una construcción que data del siglo XVI, perteneciente al estilo gótico tardío.

También merecen reseña las bodegas, excavadas en la ladera del cerral, silenciosas moradoras que albergan siglos de historia de uvas y vino y que se han convertido en la actualidad en testigos de juegos de los más pequeños pues están rodeadas de zonas verdes, donde destaca el paraje de Fuentecita, lavadero en tiempos pasados reconvertido en parque infantil.

También dentro del término de la población pero fuera del casco urbano, cuenta con el monasterio de La Armedilla, construido en el siglo XV, sobre un lugar de culto mariano, (se conserva una imagen de la Virgen ,románica, del siglo XII )y aunque en ruinas, conserva un encanto sin igual, de gran valor patrimonial.

Fuera del casco urbano se encuentra también el Parque Etnográfico, chozo de pastores donde se escenifica la vida de estos en siglos pasados y que forma parte de un conjunto de varias construcciones de este tipo que hay difuminadas a lo largo de la geografía del término de Cogeces.

También merecen mención el museos de Ciencias, de los más importantes de España, y el Del Ayer, donde se recoge la etnografía propia del mundo rural a lo largo del siglo pasado, ambos de titularidad particular.

 

Mucientes

Mucientes

La villa de Mucientes se encuentra situada a 11 km. de Valladolid. La historia de Mucientes y su patrimonio están muy presentes en el municipio y las actividades que se realizan.

Mucientes es nombre de vino. Dispone de nueve bodegas de elaboración, más de 200 bodegas subterráneas con la Bodega-Aula de Interpretación (Museo del Vino) de Mucientes, único Museo del Vino subterráneo certificado por la Junta de Castilla y León, de la Asociación Museos del Vino de España y accesible para las personas con capacidades especiales.

Mucientes tiene un programa incesante de actividades a lo largo de todo el año con el vino: Fiesta del Primer Vino, Excidamuz, Vendimiario y la Rebusca.

Mucientes es arte como lo demuestra la Ruta de Murales de Manuel Sierra que recorren el municipio representando tradiciones del pueblo. Junto a ello se une la Ruta de Fuentes así como las estatuas que homenajean a los bodegueros, los agricultores y Carlos Duque, historiador del municipio.

Jalonado por el Castillo donde se celebraron las Cortes de Mucientes de 1506 con la presencia de Juana de Castilla y Felipe el Hermoso, dispone de la Iglesia de San Pedro (BIC) con una colección de Arte Sacro de imprescindible visita.

Para los amantes del senderismo y cicloturismo, pueden realizar desde Mucientes el GR-296 ‘Senderos del Clarete’ junto con las Sendas Las Arroyos y Casa Negra.

Junto con las fiestas patronales de San Pedro, todo de todo ello informan al visitante perfectamente desde la Oficina de Turismo colaborando tanto en las actividades turísticas como culturales de este pueblo de bella factura de la provincia de Valladolid.

Tordesillas

Tordesillas

Tordesillas constituye un punto de referencia para el turismo de interior, debido a su importante patrimonio histórico y monumental, favorecido además por su situación geográfica privilegiada. Su ubicación junto al río Duero dio razón a su poblamiento desde época muy temprana y la construcción en la Edad Media de un puente sobre el río favoreció su auge económico y social, contribuyendo a hacer de Tordesillas un lugar lleno de historia, arte y tradición.

Desde el punto de vista histórico, Tordesillas es una de las localidades más atractivas de toda la región. Hablar de su historia, es hablar de la historia de España; los siglos XV y XVI son los siglos de mayor esplendor de la villa, desde la cual se dirigió la política de Castilla, de España, e incluso del Mundo.

Son dos hechos históricos los que han hecho a esta villa conocida internacionalmente, el Tratado de Tordesillas, firmado en 1494 entre los reinos de Castilla y Portugal, que estableció los límites de conquista de cada corona en el mundo recién descubierto y determinó el idioma de millones de personas. Por su importancia, el documento del Tratado está incluido en el registro de la “Memoria del Mundo” de la Unesco. El otro hecho más destacable, es la estancia de la Reina Juana I de Castilla durante 46 años en el desaparecido palacio real. Aquí recibió a Carlos I, Felipe II y los Comuneros de Castilla, entre otros, convirtiendo a la villa en la capital del reino.

Pero Tordesillas ha sido protagonista de la historia en muchas otras ocasiones, por ejemplo durante la Guerra de sucesión por el trono de Castilla, en la Guerra de las Comunidades, o durante la Guerra de la Independencia española.

El esplendor que tuvo en épocas pasadas, hace que hoy sus calles estén repletas de importantes edificios. Fue declarada CONJUNTO HISTÓRICO el 23 de noviembre de 1977 y varios de sus monumentos están declarados Bien de Interés Cultural dentro de la categoría “Monumento”: El Real Monasterio de Santa Clara, declarado B.I.C. el 3 de junio de 1931; la Iglesia de Santa María, el 7 de diciembre de 1983; las Casas del Tratado de Tordesillas, el 13 de junio de 1996 y la Iglesia de San Antolín, el 30 de abril de 1998.

Torrelobatón

Torrelobatón

Padilla y los Comuneros, las tropas de Napoleón y hasta ‘El Cid’ en la piel de Charlton Heston. Todos han pasado por Torrelobatón y testigo y protagonista de los acontecimientos ha sido siempre su Castillo. Imponente y conservado a la perfección, se levanta en el punto más alto del municipio para desde ahí ser el vigía del valle del Hornija, el escenario por el que atravesó la Historia de norte a sur en el centro de la meseta.

Torrelobatón se consolidó como villa de realengo con un alfoz de nueve aldeas que convirtieron a la localidad en un concejo de primer orden. En 1392 Alfonso Enríquez, futuro Almirante de Castilla, consiguió la licencia de Juan II para edificar una fortaleza, se construyó con el estilo de la traza de la Escuela de Valladolid, con planta cuadrada, cubos en tres esquinas, patio central y la elegante Torre del Homenaje en el otro ángulo. Testigo y escenario de grandes y trascendentales historias, como las capitulaciones matrimoniales de los padres del Rey Católico en 1444. Afectado por los ataques comuneros, tras ser tomado por Padilla, en 1521. En la Navidad de 1808, las tropas de Napoleón arrasaron las construcciones interiores del patio de armas. A mediados del siglo XX es utilizado por el Servicio Nacional de Trigo, lo que ha contribuido a su buena conservación.

La combinación de valles y páramos hace de Torrelobatón una tierra ideal para el disfrute de su paisaje, flora y fauna, el pintoresco valle del Hornija ofrece una amplia visión de todo el entorno, con abundantes arroyos y fuentes, permiten observar infinidad de aves y vegetación autóctona rodeada de campos de labor. La vida rural hace que se hayan conservado intactas algunas costumbres y tradiciones, la gastronomía típica y variada vinculada a cada una de sus fiestas; las centenarias danzas de paloteo, la colocación del mayo, la celebración de la Semana Santa y procesiones por las calles… aún conservan ese sabor de antaño.

Urueña

Urueña

Urueña es un municipio de la provincia de Valladolid. Cómo se puede ver en la foto parece una pequeña ciudad de la época medieval, porque conserva gran parte de su muralla, por eso en el año 1975 fue declarada conjunto Histórico-Artístico.

Asomarse desde su muralla permite ver el precioso paisaje de la Tierra de Campos y disfrutar de él, de sus increíbles vistas.

Es sencillamente un pueblo increíble que merece la pena visitar, del que todos sus vecinos están muy orgullosos.

Valoria la Buena

Valoria la Buena

Valoria la Buena, es un pueblo de unos 647 habitantes situado en la provincia de Valladolid.

Un pequeño pueblo pero con todas las comodidades y facilidades para el día a día de sus habitantes.

En Valoria encontramos diversos recursos, tanto culturales, populares, naturales….

La Iglesia San Pedros Apóstol: Declarada BIC en el año 1992, de estilo neoclásico destaca por su planta central de forma hexagonal -cubierta por una gran cúpula.

La Ermita del Santo Cristo de la Esperanza: Edificio Barroco, con bóveda de cañón con yeserías.

Los Palacios: Como consecuencia de su pasado, cuenta con dos Palacios que pertenecieron a loa Vizcondes de Valoria. Son del S.XVII y S.XVIII.

La Cruz de San Martín: Resto de las cruces del Vía Crucis que rodeaban el pueblo. Siglo X.

El Museo del Cántaro: Exclusiva y única colección de cántaros de agua, con la que aprenderemos el proceso de elaboración de los mismos, así como la importancia que tuvo este objeto en la vida de nuestros antepasados.

Las Bodegas Fuenteperal: Conjunto de bodegas subterráneas tradicionales, dónde en un gran número de ellas se sigue elaborando vino.

Los Chozos: Dispersos por todo el término Valoriano encontramos estas construcciones de piedra, que los pastores usaban para resguardarse de las inclemencias del tiempo durante la jornada.

Además, en Valoria La Buena hay varios parajes y picos dónde disfrutar de la belleza de sus paisajes. Destacan La Ribera y el Soto, El Molino, El Pico el Águila… Por ellos dispone de 6 rutas de senderismo que recorren estos lugares.

Es un pueblo lleno de vida, en el que a lo largo de todo el año, tiene múltiples actividades, fiestas y tradiciones que realizar y festejar. Algunos ejemplo son La Martiniega, La Carnefuera, Nochevieja de Verano, Fiesta del Corpus, Actividades y talleres infantiles, actividades deportivas, exposiciones, conciertos…

El pueblo más bello 2020

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen