Hasta 1000 Habitantes de 1.000 a 10.000

Alba de Tormes

Alba de Tormes

Alba de Tormes debe su nombre en gran parte a ser la cuna de la Casa de Alba, una de las más prestigiosas familias de la nobleza española. Pero lo que le ha dado relevancia es haber sido testigo y morada final de Santa Teresa de Jesús.

Escritora cumbre del siglo de Oro, fue compañera mística de San Juan de la Cruz y autora de obras literarias insignes, como 'Camino de Perfección' o 'Las Moradas'. Dedicó su vida a la espiritualidad y reformó la Orden Carmelitana, fundando numerosos conventos por toda España.

Finalmente, descansó en Alba de Tormes, en su celda del monasterio de la Anunciación. Hasta este templo acuden anualmente miles de peregrinos para contemplar su sepulcro y orar ante el corazón y el brazo incorrupto de la Doctora de la Iglesia. Resulta obligada la visita al anexo Museo Carmelitano Carmus, que alberga un rico patrimonio artístico y espiritual, incluyendo las reliquias de Teresa.

En octubre tienen lugar las Fiestas Patronales en honor de la Santa, declaradas de interés turístico regional. Destacan las procesiones, en las que su imagen recorre las calles de la villa, entre el sentimiento y fervor de miles de albenses y visitantes.

Y no se puede abanadonar la villa sin degustar las yemas de Santa Teresa y otras delicias gastronómicas.

Cepeda de la Sierra

Cepeda de la Sierra

Cepeda de la Sierra está situada al sur de la provincia de Salamanca, dentro del Parque Natural de las Batuecas. Tiene una población de unos 311 habitantes.

Está asentada sobre una pequeña colina desde la que se domina un amplio y fértil valle. Su arquitectura es la típica serrana, calles estrechas y empedradas Sus casas están apiñadas y son de tres plantas construidas en piedra, adobe y madera según la forma tradicional serrana.

La Plaza Mayor, de forma triangular, alberga en el centro una vieja olma denominada por los vecinos ‘La Moral’, símbolo del pueblo y testigo vivo de la vida de Cepeda a lo largo de los siglos. Todo lo importante ocurre a sus pies.

Cepeda está asentada sobre un castro prerromano. De la época visigoda se han encontrado trozos de pizarra y restos de cerámica. De época romana se ha hallado un ara y una columna. Fue tierra de moros y judíos. De los primeros quedan influencias en la indumentaria y en la arquitectura. De los segundos en los dinteles de algunas casas y en la llamada Casa de los Judíos, de la que se conserva el arco. Obtuvo el privilegio de Villa en 1.640 tras el pago de 1.407.000 maravedís a la Hacienda de Felipe IV.

Entre sus monumentos destaca la Iglesia Parroquial de San Bartolomé del S. XVII en la que predomina el estilo barroco. La Torre se encuentra separada de la Iglesia ya que tenía funciones tanto civiles como religiosas. Desde ella se convocaba a los vecinos ‘a son de campana tañida’ a las reuniones del Concejo y para avisar de fuego. También son reseñables la Ermita de San Marcos, Ermita del Humilladero, el Hospital de Peregrinos, la Casa de la Inquisición, la Casa del Solano y la Casa de los Judíos

Dispersas por el pueblo hay diversas y antiguas fuentes.

Sus fiestas patronales son el 25 de abril San Marcos y el 24 de agosto San Bartolomé, patrón de Cepeda de la Sierra. Además, se conservan tradiciones como el Ramo el sábado Santo, la alborada en vísperas de bodas o el Toque de Campanas del 1 de noviembre ‘por los que ya no están’

Los máximos representantes de su gastronomía son el hornazo y el limón serrano, una ensalada con limón, naranja, huevo y carne o chorizo. También son típicos los dulces que desde antiguo los vecinos se hacían en su propio horno como las perrunillas, mantecados, bruñuelos y rosquillas.

El Bordado Serrano es una antigua forma de expresión que quedó plasmada en mandiles, camisas, ropa de cama… Se transmitía de madres a hijas. Hoy en día y gracias a los talleres que realizan los vecinos, esos bordados se muestran en estandartes que engalanan nuestra Plaza Mayor en los acontecimientos y fiestas más importantes.

Además Cepeda cuenta con tres rutas: la Senda de los Mil colores, entre Cepeda y Madroñal; la Ruta de las Eras de trilla, un recorrido por las seis antiguas eras de trilla que se han recuperado; y la Ruta urbana del bordado serrano por las calles del municipio.

Cepeda es un lugar de cuento para descubrir y disfrutar… es un lugar único. Pero el verdadero valor de Cepeda reside en sus vecinos. Son gente noble, sencilla, amable y acogedora.

Guijuelo

Guijuelo

Guijuelo es mundialmente conocido por su jamón ibérico con denominación de origen 'Jamón de Guijuelo'. La industria de productos cárnicos del cerdo es de las más importantes de España, dedicándose gran parte de la población a ello.

El pueblo se levanta sobre tres colinas en forma de herradura: la del Torreón, el Lomo y el Teso de las Reses. Cabe destacar su Plaza Mayor la cual posee una planta cuadrada y en ella se pueden apreciar algunos soportales; muy cerca de esta plaza , se encuentra la Plaza de Julián Coca denominada hace años como la plaza de los cerdos , ya que en ella se celebraban los mercados de animales. Con el paso de los años Guijuelo ha contado con cinco Iglesias , las cuales han ido sucediéndose una a una.

Otra de las construcciones a destacar de esta localidad es la Ermita de la Virgen de Valparaíso situada junto al camino de la villa. Sin duda uno de los monumentos que llaman más la atención del visitante es El Torreón, el cual se encuentra en lo alto del municipio; conserva esta edificación de granito , gruesas paredes , reforzadas con contrafuertes , un arco de medio punto adornado con medias esferas y parte de una bóveda también realizada en granito. Guijuelo cuenta en sus alrededores con la Dehesa Charra y un equipo de fútbol que juega en segunda división B.

Herguijuela de la Sierra

Herguijuela de la Sierra

Herguijuela de la Sierra es un municipio de la provincia de Salamanca. Se integra dentro de la comarca de la Sierra de Francia.

Es un bello pueblo de poquitos habitantes que triplica por mucho la población en verano.

En su plaza hay un gran árbol que tiene más de 500 años, Herguijuela de la Sierra también se caracteriza por sus fuentes de agua cristalina.

Además es un sitio muy especial para los senderistas, ciclistas etcétera ya que tiene gran cantidad de rutas.

En este pueblo es muy importante el haya más meridional de Europa, la Torrita o el valle de Belén, entre otros.

Ledesma

Ledesma

Sobre una colina horadada por el río Tormes se asienta la antigua Bletisa romana, con interesantes vestigios, como el recatado Puente Mocho. De épocas anteriores quedan el verraco, en los jardines de la Fortaleza, y un imponente menhir.

De sus templos destaca la iglesia de Santa María la Mayor, una de las mejores obras góticas de toda la provincia, con un interesante museo de arte sacro en su interior. También resultan de interés la iglesia de Santa Elena, el antiguo Hospital de San José, la Alhóndiga y varias casonas señoriales.

Recientemente se ha llevado a cabo una cuidada renovación urbana del conjunto, palpable en calles y fachadas. Se recomienda iniciar la visita en la iglesia de San Miguel, que acoge Bletisa, centro de interpretación histórica de Ledesma, y continuar la ruta establecida, de la mano de una sugerente señalización.

La villa vibra en los Corpus con sus conocidos encierros, los Espantos. Y no dejes de degustar las deliciosas rosquillas de Ledesma.

Puente del Congosto

Puente del Congosto

Si algo caracteriza a Puente del Congosto, declarado Conjunto Histórico en 2019, es el Castillo de los Dávila y el Puente fortificado medieval sobre el río Tormes, punto clave para el paso de la Cañada Real Soriana Occidental de la Trashumancia.

El casco antiguo ofrece al turista un viaje al pasado, en cuyas calles es fácil encontrar dinteles con inscripciones históricas. Algunas construcciones significativas son la Casa del Alemán, el edificio de la Alhóndiga del siglo XVIII o la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de estilo gótico, que simboliza en su portada el paso de peregrinos del Camino de Santiago.

Así mismo, el entorno natural de Puente del Congosto, enmarcado dentro de la Reserva de la Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia, incluye experiencias insuperables. Cerca de la villa se localizan varios yacimientos arqueológicos como el “Cerro del Berrueco” con unas vistas excepcionales de las Sierras de Gredos, Béjar, Francia y la Penillanura Salmantina. Este entorno lo convierte en un lugar de interés para realizar actividades en contacto con la naturaleza; sin olvidar la zona fluvial apta para el baño durante la época estival, muy popular en toda la provincia.

Su localización estratégica, junto al río Tormes, ha dejado un interesante patrimonio industrial de los siglo XVIII y XIX, a través de varias fábricas, molinos y un batán en forma de iglú.

También se puede disfrutar de esta tierra, desde la conservación de sus tradiciones y gastronomía, celebraciones tan arraigadas como la matanza o la Romería de la Virgen de la Ermita de la Orden.

Saldeana

Saldeana

Este pueblo de unos 109 habitantes está enclavado entre Barruecopardo y Lumbrales, con los que se comunica por sendas carreteras, de los que le separan 7 Km. y 15 Km., respectivamente.

Más de la mitad de municipio forma parte del Parque Natural de Arribes del Duero. Concretamente se encuentra en las Arribes del Águeda, donde forma unos barrancos de gran belleza, ocupados por diferentes especies de aves, siendo un lugar envidiable para los amantes de la ornitología. 

El origen del poblamiento humano en Saldeana tiene su origen en la época prerromana, como atestigua el castro vetton existente en el municipio y que conserva la muralla y el campo de piedras hincadas. La leyenda cuenta que los romanos posteriormente edificaron sobre este castro un templo dedicado a la diosa Diana, Saltus Dianae, del que derivaría el nombre de la localidad. 

Su Declaración como Patrimonio Nacional cumplirá 90 años en el 2021.

Es una población muy animada que está intentando recuperar sus tradiciones y que en verano casi triplica su población, sobre todo con la vuelta de los hijos del pueblo que tuvieron que irse y de sus hijos y nietos.

Es un lugar agradable en el que se puede conseguir calidad de vida.

San Felices de los Gallegos

San Felices de los Gallegos

San Felices de los Gallegos, situado en la zona oeste de la provincia de Salamanca, a 102 Km. de la capital, en la carretera que enlaza Lumbrales con Ciudad Rodrigo.

Ostenta la categoría de villa desde 1291. Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1965, Premio “C” de Turismo de Castilla y León en 1995, Premio de Turismo 'La Salina' 2004 y también en 2004 ha sido hermanada con la villa medieval portuguesa de Trancoso.

Forma parte de la red de Conjuntos Históricos, de la Ruta de Fortificaciones de Frontera, de la Ruta de Castros y Verracos, del Club de los Aventureros y del Parque Natural Arribes de Duero. También forma parte de la Reserva de la Biosfera declarada por la Unesco desde 2015, de la Red Natura 2000 y está declarado Lugar de Interés Comunitario.

Tiene puntos de interés muy interesantes para visitar como el Castillo y la zona amurallada al mismo, Museo del Aceite, Museo de la Cantería, Iglesia Parroquial 'Nuestra Señora Entre Dos Álamos', el verraco vettón, ermitas, fuentes…. Así como diversas rutas de senderismo señalizadas.

Se celebran las fiestas en mayo, el primer fin de semana, las fiestas religiosas de Santa Cruz y el segundo fin de semana, las fiestas tradicionales de 'El Noveno', reconocida como de Interés Turístico Regional.

San Martín del Castañar

San Martín del Castañar

Es vida y sueño, es hombre y tierra, es Reserva de la Biosfera, es lo que le convierte en un territorio diferente, que comprende su patrimonio, su cultura, su gastronomía, toda su historia y mucho por ver, comprender y por enseñar.

Todo esto le convierte en un municipio con un encanto especial donde hace de cada visita una vivencia que se convierte en una experiencia.

San Martín del castañar situado en un enclave maravilloso dentro de la Sierra de Francia en la provincia de Salamanca es un espacio comprendido dentro del Parque Natural Batuecas- Sierra de Francia donde poder ver y disfrutar de los mejores paisajes y naturaleza de su entorno.

San Martín del Castañar, es un lugar perfecto para la práctica de actividades en la naturaleza, dispone de varias rutas senderistas que discurren por parajes de un encanto especial dentro de la Red Natural 2000, Ruta de los Molinos y Yacimientos Visigodos y Ruta del Bosque de los Espejos donde se funde el arte y la naturaleza, perfectamente señalizadas, también zonas de baño en piscinas naturales. La primera zona situada en el propio municipio a su paso del Rio Canderuelo por el parque municipal y las Pozas del Río Francia entre saltos y cascadas de aguas cristalinas.

Dispone de una oferta cultural y gastronómica importante donde destacan dos fechas, una en Junio con el Festival del MejillónRock donde se reparten más de 500 Kg. de mejillones y se reúnen en torno a unas 1000 personas, y otra en el mes de Octubre con la Feria de la Vendimia, donde se pone en valor un recurso muy importante de este territorio: el vino.

Nuestro Castillo, emblema de desarrollo de la localidad, punto de dinamización y visita obligada para conocer su magnifico Centro de Interpretación de la Reserva de la Biosfera que alberga también la Sala de Arte Bolosea, con exposiciones mensuales. Sin olvidar la Plaza de Toros de forma asimétrica, considerada la segunda más antigua de España.

Por tanto, San Martín del Castañar es un lugar único para disfrutar de un encuentro con el medio rural para una visita del día, fin de semana o unos pequeñas vacaciones en familia.

 

San Miguel de Valero

San Miguel de Valero

San Miguel de Valero se encuentra situado al comienzo de la `Sierra de Francia’, la cual dota su alrededor de paisajes naturales de montaña verdaderamente atractivos, incluida la conocida Peña de Francia, así como la sierra de Béjar y el Valle de las Quilamas, hacia el cual mira permanentemente un bello y majestuoso monumento levantado en honor a la leyenda de la reina Quilama.

A estos paisajes y este monumento le acompañan grandes bellezas en el interior del pueblo, entre muchas otras, su colosal plaza de toros, su iglesia del S.XVII, su parque de aventura situado en un hermoso pinar, su Ayuntamiento y su arco a la entrada, ambos de piedra.

San Muñoz

San Muñoz

Pueblo perteneciente a la comarca de Salamanca (Campo Charro) y la subcomarca de La Huebra, con unos 200 habitantes.

Entre sus monumentos destaca la Iglesia de San Juan Bautista, con una bella portada; la Torre del Reloj, ubicada en la Plaza Mayor y que data de 1897; y el Cristo de la Buena Muerte, custodiado en la Iglesia, es una de las tallas más valiosas de la Diócesis de Ciudad Rodrigo y ha formado parte de las Edades del Hombre.

Sus fiestas patronales son el 24 de junio, San Juan, fiestas con animación juvenil, novillada, vaquillas y encierros a caballo. Son famosos también sus Carnavales y Halloween.

 

Tordillos

Tordillos

Tordillos es un pueblo mediano de unos 350 habitantes. Sus vecinos se dedican fundamentalmente a la agricultura y ganadería. A este pueblo antiguo, le hace más moderno el poder encontrar numerosas palmeras ubicadas en zonas de esparcimiento al aire libre y algunas de sus calles.

Tordillos tiene tres monumentos: Iglesia, Capilla y Ermita.

Destaca su historia, que tiene como una de sus protagonistas a la hija ilustre Teresa Laiz, que vivió en una casa en la que se encuentra un escudo de pizarra y que, según cuenta la tradición, era prima de Santa Teresa de Jesús.

Valverdón

Valverdón

Valverdón  es un pueblo precioso, digno de recorrer. Según se van conociendo sus calles, el viajero queda admirado con la diversidad de colores, la Ribera del Tormes con la aceña, la cueva de Rascones, la Fuente del Caño, la iglesia del siglo XIII y los amplios campos cerealistas que conviven en su término.

Después de mucho caminar, preguntando a sus gentes, puede conocerse su historia...

El municipio está ligado a la gesta del Descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón, que pasó largas temporadas en la finca de Valcuevo que poseían los Monjes Dominicos.

Vagando por una ruta entre caminos agrícolas, por los mares de cereal, se encuentra el primer monumento erigido a Colón en España. Se trata de un monolito en forma de pirámide en cuyo vértice se encuentra un globo terráqueo sobre 4 pedestales dóricos. Fue creado en 1866 por Mariano Solís y restaurado en 1979 por Rafael Sánchez Fabrés.

En él, se puede leer 'A Cristóbal colón, en memoria de las conferencias habidas en este sitio de Valcuevo para el descubrimiento del Nuevo Mundo'.

El pueblo más bello 2020

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen