Mi lista

Los que a mí más me gustan son... Provincia Categoría

¡Recuerda validar tu voto en el enlace que te enviamos a la dirección de correo desde la que participas!. Solo los votos validados suman en las estadísticas. Una vez enviada tu votación ya no podrás votar más veces con esta cuenta de correo electrónico.

Si has terminado, envíanos tu votación.

Acepto las bases.

Hasta 1000 Habitantes de 1.000 a 10.000

Alija del Infantado

Alija del Infantado

Alija del Infantado es un pueblo situado el sur de León en plena Vía de la Plata y bañado por el rio Órbigo.

El municipio comprende los pueblos de Alija, La Nora y Navianos del Rio y en 2020 tenía un total de 671 habitantes, siendo Alija del Infantado el Ayuntamiento.

El motor económico de Alija ha sido, históricamente, la agricultura y la ganadería. El lino y las alubias eran el principal recurso obtenido en su productiva vega.

Sin embargo, a día de hoy, se ha producido un claro retroceso en estas actividades. El pueblo y sus habitantes luchan por conseguir nuevos modelos de negocio centrándose en el sector servicios y turismo.

Son muchos los monumentos que se conservan en Alija y que nos demuestran su recorrido a través de la historia.

Existen datos y documentos desde 1094 en los que ya aparece Alija como población. En ese momento se conocía con el nombre de Alixa y pertenecía al desaparecido monasterio de Santa Marina de León.

Desde ese momento Alija conserva numerosos testigos de su historia, fieles observadores y protagonistas silenciosos de acontecimientos relevantes.

Boñar

Boñar

Boñar se ha convertido en  una villa turística imprescindible en la región debido a la belleza de su entorno y, sobre todo, a la estación de esquí de San Isidro.

Sin duda, el símbolo de Boñar es ‘el Negrillón’. Se trata del cuerpo de un olmo  de varios cientos de años de antigüedad que preside la plaza; y otro pequeño gran símbolo de Boñar es la Iglesia de San Pedro Apóstol con el maragato, tocador de las campanas.

Las fuentes medicinales en Boñar, junto a restos e inscripciones, dan fe de que hubo una tradición de balnearios en la Villa desde tiempos remotos.

En el Pantano del Porma se pueden hacer actividades acuáticas. Otros puntos de interés son los bosques de Pardomino o Felechas, como muestra de hórreos vivos.

Subir el río Porma desde Puente Villarente en dirección Boñar en el mes de octubre es una experiencia inolvidable para la vista y los sentidos. Desde los chopos amarillos y verdes de la zona del Condado hasta los robles, hayas, abedules y servales de todo el río hasta Puebla de Lillo.

Ferreras del Puerto

Ferreras del Puerto

Ferreras del Puerto, pequeño pueblo situado a 1.300 metros en plena montaña oriental leonesa. Un lugar pintoresco donde el visitante podrá encontrarse corzos, jabalíes, lobos, osos, etc.

Cuenta con apenas 6 vecinos y con una base de Protección Civil. Situado en el valle de Valdetuéjar.

Conocido como la pequeña Siberia por sus bajas temperaturas en el invierno.

Robles de Laciana

Robles de Laciana

Al norte de la provincia de León, en el Valle de Laciana (municipio de Villablino), imperio del oso y el urogallo, se encuentra una pintoresca localidad que tiene cautivados a sus 115 habitantes (según censo de 2019) y emebelesa a todas las personas que la visitan: Robles de Laciana.

Su corazón alberga una joya del románico declarada Bien de Interés Cultural: la iglesia de San Julián. En torno a esta plaza, las calles se entrelazan ofreciendo a paseantes regalos singulares. Uno de esos elementos que captará la atención es la fuente y lavadero del Carubio.

Sus calles también recuerdan la importancia que el sector ganadero tuvo en esta zona, antes del desarrollo de la minería del carbón (principal medio de vida de Laciana durante casi todo el s. XX). Paseando se puede encontrar una cuadra con teito, es decir, con techumbre vegetal.

La belleza de Robles de Laciana enamoró al ya fallecido pintor y escultor Eduardo Arroyo. Este polifacético artista de fama internacional, madrileño de nacimiento y lacianiego de adopción, fijó en Robles su segunda residencia. Tal fue su enamoramiento con Robles, que aquí yacen sus restos. Arroyo celebró en Robles durante muchos años encuentros musicales a los que acudían importantes personalidades del mundo del arte y la cultura; conciertos que se producían en verano y a los que los fuxiqueiros (gentilicio de la localidad) estaban también invitados.

Las antiguas escuelas acogen hoy día un Aula Geológica, con una fascinante colección de fósiles y minerales. Y relacionado con la parte más lúdica y a la vez etnográfica, Robles posee una bolera tradicional, fruto del gran arraigo que el pasabolos tiene en la zona, considerándose este un deporte autóctono. Robles también ofrece alojamiento rural, restaurante y cafetería.

Subir a la zona alta del pueblo, supone asomarse a un balcón que regala unas vistas maravillosas. Este mirador despejado y luminoso asombra con su perspectiva en cualquier momento del año ya que ofrece vistas al entorno natural de este Valle (que goza con la distinción de reserva de la biosfera) y que tan cambiante es en función de la estación del año en la que nos encontremos.

Hórreos, fuentes, originales motivos ornamentales, un antiguo escudo y un potro de herraje adornan un pueblo que se extiende más allá del casco urbano. Dejando atrás las casas y ascendiendo por el camino La Torrentera se llega a la Braña de Robles. Unas zonas de pasto de alta montaña, donde se conducía al ganado en los meses estivales. Aproximadamente de mayo a octubre las reses permanecían en estos edenes, en los que se encuentran construcciones vinculadas con la actividad ganadera, como son la cabana que servía de vivienda al pastor, o los corros para cercar al ganado. La braña es un lugar de fusión de naturaleza y tradición a partes iguales, un remanso de paz donde el tiempo se para y en el que, además, se conservan parapetos de la Guerra Civil.

Por todo ello, su patrimonio natural y cultural, su esencia, su luz, su historia, la localidad de Robles de Laciana merece el título de ‘El pueblo más bello de Castilla y León’.

Sotillo de Cabrera

Sotillo de Cabrera

Situado en plena Cabrera, perteneciente al municipio de Benuza, destaca su arquitectura de piedra y madera un lugar único, digno de visitar.

Además de su impresionante entorno natural, el principal atractivo turístico de Sotillo de Cabrera es su ermita de Los Remedios. Atrae a los visitantes por la leyenda que existe en torno a ella. Construida en el año 1778, se dice que la Virgen se apareció a un hombre y le pidió que tirase una piedra y construyera una ermita en el lugar donde ésta cayera. Lo que sí es cierto es que la población de Sotillo de Cabrera se construyó en torno a esa ermita.

En el monte de Sotillo de Cabrera existen varias canteras de pizarra a cielo abierto, siendo la calidad de la pizarra de esta zona muy valorada, dedicándose a la exportación a otros países de Europa.

En los últimos años el turismo, en sus variedades de cicloturismo, senderismo, caza y pesca, se ha convertido en una importante fuente de ingresos.

La principal fiesta de Sotillo de Cabrera está dedicada a Nuestra Señora de los Remedios, y se celebra cada 8 de septiembre con romería, procesión, verbena y baile.

El 26 de junio se celebra San Pelayo, patrono del pueblo.

Valencia de Don Juan

Valencia de Don Juan

Valencia de Don Juan, también conocida como Coyanza, es un municipio ideal para disfrutar del entorno, la naturaleza y el descanso, sin dejar de lado el ocio y el entretenimiento. Paseando por la ciudad podremos admirar algunos hermosos ejemplos de la arquitectura más tradicional y contemporánea. La estrella indiscutible de esta villa es su vistoso castillo, obra maestra de la arquitectura gótica militar de finales del siglo XV, declarado Monumento en 1931. Desde su atalaya sobre el Esla vigila la comarca, siendo la seña irrefutable de Valencia de Don Juan. La Torre del Homenaje alberga en su interior el Museo del Castillo de Valencia de Don Juan.

Es el lugar indicado para disfrutar de gratificantes paseos al aire libre, realizar actividades deportivas y excursiones, contemplar su conjunto histórico monumental, participar en las ferias y mercados  y visitar restaurantes, mesones y bodegas.

Vega de Espinareda

Vega de Espinareda

Vega de Espinareda es cabeza del Ayuntamiento que lleva el mismo nombre y forma parte de la Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses, al situarse en plena Sierra de Ancares, una estribación de la Cordillera Cantábrica, con altitudes que rozan los 2.000 metros, y cuyos valles recorren los ríos Cúa, Ancares y Burbia. El Cúa pasa por el centro del pueblo otorgándole una hermosa playa fluvial.

Vega de Espinareda está en un entorno con diversos bosques de acebo, castaños milenarios, bosques de robles y hayas centenarias. El pueblo posee el Monasterio de San Andrés, declarado Monumento Histórico-Artístico, donde se encuentra  la Fuente de la Vida y cuenta con el Puente romano, sobre el río Cúa.

El pueblo más bello 2021

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen