Mi lista

Los que a mí más me gustan son... Provincia Categoría

¡Recuerda validar tu voto en el enlace que te enviamos a la dirección de correo desde la que participas!. Solo los votos validados suman en las estadísticas. Una vez enviada tu votación ya no podrás votar más veces con esta cuenta de correo electrónico.

Si has terminado, envíanos tu votación.

Acepto las bases.

Hasta 1000 Habitantes de 1.000 a 10.000

Hasta el próximo día 3 de junio las votaciones tendrán los porcentajes ocultos

La Santa Espina

La Santa Espina

La Santa Espina es un territorio donde la historia, en su pasar, ha dejado maravillosos vestigios: un pueblo de colonización y un imponente monasterio circundados por el monte de encinas y quejigos característico de la comarca de los montes de Torozos y una gran biodiversidad natural.

Tiene su máximo exponente y activo turístico en el Monasterio que da nombre al pueblo, el de la Santa Espina. Su fundación,  allá por el 1.147, año en el que llegaron los monjes cistercienses. Las capillas de su iglesia, su sala capitular o sus dos claustros dejan fascinados a todos los visitantes.

El pueblo de La Santa Espina se diferencia del resto de pueblos castellanos tanto en su construcción como en su distribución. A lo largo de sus dos calles y en sus plazas siempre hay algo que destacar, y alguien a quien recordar: vecinos de la localidad, artistas castellano-leoneses... La Plaza de San Isidro recibe este nombre del patrón de la localidad: San Isidro Labrador. Es un pequeño y alegre rincón que siempre encontrarás decorado con flores.

Pero además, La Santa Espina tiene decenas de atractivos para disfrutar. Sólo por mencionar algunos de ellos, el Museo de Aperos, la Casa de la Naturaleza, la escultura de Lorenzo Duque, la exposición de mariposas, la escuela de capacitación agraria, etc.

 Y sobre todo, el entorno privilegiado que permite disfrutar de la belleza de la naturaleza como en pocos lugares y unas rutas espectaculares en el embalse del río Bajoz.

Mota del Marqués

Mota del Marqués

En una de las estribaciones por el occidente de los Montes Torozos, junto al río Bajoz y dentro del itinerario que conforma la autovía de la N-VI entre Madrid y La Coruña, se ubica esta bella población que debido a esta posición le ha permitido contar con una buena infraestructura hostelera tanto de alojamiento como de servicio de comidas.

En este municipio, con gran tradición histórica, se han encontrado restos arqueológicos en el Teso de San Miguel datados en más de 3.300 años. Fue en el XVIII cuando recibió su nombre actual ya que pasó a formar parte la villa de su primer marqués, Don Rodrigo de Ulloa. El apelativo que se le da, "mota" es debido al pequeño montículo que hay junto al pueblo.

Un montículo o mota en el cual, desde el siglo X, se encuentra su castillo, del que hoy sólo queda parte de lo que fue su Torre del Homenaje. Sin duda alguna puede constituir un bello paseo en primer lugar y una agradable vista después la que desde arriba nos ofrece, ya que en los días claros, las montañas de la Sierra de Gredos están al alcance de nuestra vista.

En el pueblo, lo primero que hay que descubrir es la impresionante Iglesia de San Martín. Es un edificio del siglo XVI obra del arquitecto Rodrigo Gil de Hontañón en estilo gótico-renacentista.

La otra iglesia de la villa es la que tiene como patrón al Salvador, iglesia que se encuentra en la ladera que sube hasta la mota del castillo. Se construyó en el siglo XVI, y solamente permanece en pie la espadaña. Como curiosidad, se dice que una de las verjas de esta iglesia se encuentra en la ciudad de Nueva York.

Entre los otros edificios de carácter religioso hay que destacar dos ermitas, una dedicada al Cristo del Humilladero, barroca del siglo XVII y mandada construir por los cofrades de la Vera Cruz, y otra la Ermita de Nuestra Señora de Castellanos, obra hecha en el siglo XVI en estilo gótico-mudéjar sobre las ruinas de un antiguo monasterio y que conserva un buen artesonado de madera. El otro edificio de cierta significación es el Palacio de los Marqueses de Ulloa, del siglo XVI, renacentista y con un maravilloso atrio con unos jardines impresionistas, cuidados hoy en día por las monjas de la Compañía del Salvador.

En el ámbito festivo, destacan las fiestas que se celebran en honor de la Virgen de Castellanos el día 8 de septiembre en donde las corridas de toros, las vaquillas y los bailes están a la orden del día, así como los distintos juegos autóctonos como la tanga y la tarusa.

El otro día festivo del año es el Martes de Carnaval, donde aparte de los tradicionales disfraces, se va haciendo un recorrido por el pueblo donde se va pidiendo por las casas un bollo y un licor de café, típicos y elaborados artesanalmente en la villa.

Tiedra

Tiedra

Ubicado al este de la provincia de Valladolid, Tiedra cuenta su historia desde siglos anteriores a la I Edad del Hierro con el hallazgo de restos arqueológicos en el yacimiento vacceo-romano de Amallóbriga. Ya en el siglo X es patente el esplendor de la villa con la mención de la existencia de un ‘mercato’ en varios documentos, grandeza que la convertirá en objeto de disputas y cesiones entre señores y nobles hasta el siglo XV en el que entrará a formar parte de la Casa de Osuna. A lo largo de los últimos siglos el comercio y la vida evoluciona en la localidad quedando palpable en el desarrollo de su arquitectura civil. Esta historia es la que ha contribuido a crear el municipio actual. Gracias al turismo Tiedra no pierde su historia, reflejada en sus calles, su Aula Arqueológica, su Castillo, su Ruta de las Fuentes y sus hojaldres mientras inician una nueva andadura diferentes recursos turísticos como el Centro Astronómico, el Centro de Turismo Rural, las tierras de lavanda, la recuperada alfarería de ‘el Cántaro de Novia’ y otros recursos como la variada oferta gastronómica y de alojamiento.

La Oficina de Turismo se encuentra todo el año a disposición del visitante que precise información sobre los recursos del municipio al igual que la APP Móvil ‘Tiedra’.

 

Urueña

Urueña

Conjunto Histórico Artístico desde 1975. La única Villa del Libro de España. Uno de los pueblos más bonitos de España.

Cuenta con uno de los cascos urbanos mejor conservados de la provincia de Valladolid, ofreciendo a su visitante el aspecto de una pequeña ciudad medieval.

Conserva gran parte de la muralla con dos de sus puertas (la puerta de La Villa y la del Azogue), algunos lienzos del castillo, casonas de piedra de cierta calidad y la iglesia parroquial gótico-renacentista de Santa María del Azogue. Acoge el Centro Etnográfico “Joaquín Díaz”, el Museo Luis Delgado de instrumentos del mundo, el Museo de las Campanas, el Centro e-LEA Miguel Delibes y el Museo del Cuento, así como varias librerías a lo largo de todo el pueblo.

En 1975 fue declarado Urueña y su ermita de la Anunciada, como Conjunto Histórico Artístico y, desde el año 2007 es la primera Villa del Libro de España, motivo por el que está incluida dentro de la red de Villas del Libro del mundo. El 1 de enero de 2014 se convirtió en uno de "Los pueblos más bonitos de España".

Desde muchos lugares de su casco urbano, se pueden obtener buenas panorámicas de su territorio circundante, lo que ha convertido a Urueña en un indudable mirador del paisaje de la Tierra de Campos.

Fuera del casco urbano, destaca la presencia de los tradicionales palomares y de la ermita santuario de Nuestra Señora de la Anunciada, uno de los mejores ejemplos del románico lombardo en la meseta castellana.

 

Valoria la Buena

Valoria la Buena

Valoria la Buena, es un pueblo de 668 habitantes situado en la provincia de Valladolid.

Un pequeño pueblo pero con todas las comodidades y facilidades para el día a día de sus habitantes.

En Valoria encontramos diversos recursos, tanto culturales, populares, naturales….

La Iglesia San Pedros Apóstol: Declarada BIC en el año 1992, de estilo neoclásico destaca por su planta central de forma hexagonal -cubierta por una gran cúpula.

La Ermita del Santo Cristo de la Esperanza: Edificio Barroco, con bóveda de cañón con yeserías.

Los Palacios: Como consecuencia de su pasado, cuenta con dos Palacios que pertenecieron a loa Vizcondes de Valoria. Son del S.XVII y S.XVIII.

La Cruz de San Martín: Resto de las cruces del Vía Crucis que rodeaban el pueblo. Siglo X.

El Museo del Cántaro: Exclusiva y única colección de cántaros de agua, con la que aprenderemos el proceso de elaboración de los mismos, así como la importancia que tuvo este objeto en la vida de nuestros antepasados.

Las Bodegas Fuenteperal: Conjunto de bodegas subterráneas tradicionales, dónde en un gran número de ellas se sigue elaborando vino.

Los Chozos: Dispersos por todo el término Valoriano encontramos estas construcciones de piedra, que los pastores usaban para resguardarse de las inclemencias del tiempo durante la jornada.

Además, en Valoria La Buena hay varios parajes y picos dónde disfrutar de la belleza de sus paisajes. Destacan La Ribera y el Soto, El Molino, El Pico el Águila… Por ellos dispone de 6 rutas de senderismo que recorren estos lugares.

Es un pueblo lleno de vida, en el que a lo largo de todo el año, tiene múltiples actividades, fiestas y tradiciones que realizar y festejar. Algunos ejemplo son La Martiniega, La Carnefuera, Nochevieja de Verano, Fiesta del Corpus, Actividades y talleres infantiles, actividades deportivas, exposiciones, conciertos…

Patrocinado por
El pueblo más bello 2019

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen