SORIA

Calatañazor

Calatañazor

La tradición sostiene que ‘En Calatañazor perdió Almanzor el tambor’, que es tanto como decir que perdió su talismán de imbatible y que resultó derrotado.

Esta pequeña villa, que parece haber sido olvidada por la evolución histórica, se alza en la cima de una roca que domina la vega del río Abión. Villa de intensa historia fronteriza, en un entorno privilegiado de bellos entornos naturales, que tiene su máximo exponente en su sabinar.

Sus empinadas calles de trazado medieval y sus humildes casas  fabricadas con entramado de madera de sabina, encestado de ramas con barro, adobe o en el mejor caso de ladrillo, configuran el aspecto medieval formando un conjunto armónico de gran belleza. 

En los alrededores se localizan los restos de Voluce, asentamiento celtibérico cargado de historia y de leyenda.

Del antiguo castillo se conserva un lienzo y la cimentación de las paredes del patio de armas. Desde él se puede contemplar la extensa llanura hoy llamada ‘Valle de la Sangre’.

Además de su casco urbano, destaca su iglesia románica Nuestra Señora del Castillo. A la salida del pueblo está la ermita de la Soledad, también románica con puerta sin tímpano.

Medinaceli

Medinaceli

Declarada Conjunto Histórico Artístico, la villa de Medinaceli convive hoy con su pasado y presente.

Se trata de una ciudad que ha conservado el encanto de ciudad medieval. Su origen se sitúa en un primitivo poblado celtibérico, que sería conquistada por los musulmanes, los cuales le dieron el nombre de Medina Slim.

Este municipio del sur de Soria cuenta con un reconocido patrimonio natural digno de visitar. El viajero que se acerque a Medinaceli podrá disfrutar de sus espacios naturales tales como el nacimiento del río Jalón, entre otros…

Monteagudo de las Vicarías

Monteagudo de las Vicarías

Es una villa del sur de la provincia de Soria. En la raya entre los antiguos Reinos de Castilla y Aragón. El pueblo tiene unos 185 habitantes.

Es una villa amurallada con Castillo e Iglesia. Sus calles están empedradas.

Alfonso X el Sabio le dio los fueros y tiene el título de villa. Aquí se han producido grandes acontecimientos, como el primer tratado entre Castilla y Aragón: el tratado de Monteagudo.

Como curiosidad, entre los términos de Monteagudo de las Vicarias (Soria) y Pozuel de Ariza (Zaragoza) se encuentra la Ermita de la Raya. Construida entre los dos términos, cuando en Aragón dan misa, en Castilla la escuchan. La razón es que la parte de la Ermita que está en la zona donde el párroco da misa es la zona de Pozuel y donde se sientan los feligreses es Castilla. Hay una pila bautismal en esta ermita que el que se bautizaba allí tenía los fueros de Castilla y Aragón.

Morón de Almazán

Morón de Almazán

Morón de Almazán es un pequeño pueblo enclavado en la franja sureste de la provincia de Soria, situado a 950 metros sobre el nivel del mar, escoltado por campos de cereales  y algunos vestigios de ganado ovino. Un pueblo con una población de unos doscientos habitantes, que mantiene la llama viva de cada uno de ello y que sigue apostando por un progreso cuidadoso hacia los nuevos tiempos, donde combina tradiciones, patrimonio e historia con una apuesta por cultivar un tejido social activo.

La historia de la localidad se remonta a la época de dominación musulmana, lo cual queda patente en el apellido del topónimo. El territorio fue conquistado por los cristianos a lo largo del siglo XII.

Entre los lugares de interés, destacan la Plaza Mayor de la localidad, amplia, hermosa y empedrada. Muestra los tres poderes la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, construcción del siglo XVI que fue proyectada bajo los parámetros del estilo gótico; el cerro del Castillo, el Palacio de los Mendoza,  el Concejo...

Un pequeño rincón donde se puede atisbar las estaciones, donde todo lleva su curso, donde el silencio arrulla como una buena mecedora y donde los ojos pueden perderse por las anchas tierras de olas verdes amarillas.

Oncala

Oncala

Oncala es un pueblo de montaña situado a 1.300 metros de altura. Destaca por sus casas de piedra.

Tiene dos museos. Uno es pastoril, en el que se refleja la actividad trashumante propia de épocas pasadas. El otro museo es de tapices  flamencos realizados sobre cartones de Rubens, que se encuentran en la iglesia.

También se celebra la Feria del Acebo en diciembre, para potenciar la venta de ese típico adorno tan navideño.

Valdelagua del Cerro

Valdelagua del Cerro

Valdelagua del Cerro es una pequeña localidad soriana, a unos 55 km. de la capital, situada en la comarca del Moncayo. Es una población de origen incierto, ligado al desarrollo de la ganadería lanar en la Castilla de la Baja Edad Media y posible punto militar.

Valdelagua del Cerro presume de una posición estratégica en lo alto de un precioso cerro. Esta posición la hace sumamente bella y privilegiada, ya que desde el pueblo la vista es inigualable y digna de cualquier visitante en busca de belleza.

Como el resto de la España despoblada, carece de servicios, pero los vecinos estables como los ocasionales se esfuerzan en mantener las mejores condiciones de habitabilidad y convivencia, fomentando un turismo que valora y disfruta con la naturaleza, la tranquilidad, la belleza de lo sencillo y, al tiempo, inmenso.

Actualmente, cuenta con 12 habitantes, aunque los fines de semana suelen ser más y en época estival puede incluso llegar a más de 300.

Uno de los aspectos más característicos del pueblo es la construcción de sus casas, cuyas paredes están construidas con las piedras de los alrededores.

El clima está condicionado por su altitud:  1.095 m. sobre el nivel del mar.

Respecto a la flora predominan los bosques de carrasca y algunos robledales centenarios. 

En cuanto a la fauna mayor, abundan los corzos y también se observan frecuentemente ciervos y jabalíes. La fauna menor es más variada, se pueden apreciar comadrejas, topos, lagartos, zorros, tejones… Las aves son muy diversas, jilguerillos, abejarucos, culiblancos, mirlos, codornices, así como multitud de rapaces.

La ganadería ovina está ligada al origen de la población, cuyas numerosas corralizas, hoy ruinosas, dejan constancia de la riqueza ganadera del lugar, complementada con la explotación agrícola cerealista y algunas legumbres.

Al igual en otros muchos lugares de Castilla, su población, en gran medida, emigró a mediados del siglo XX, si bien, en los últimos años, se ha convertido en un lugar de descanso y vacaciones, especialmente en verano.

Sus fiestas patronales se celebran en honor de Santa María Magdalena, durante la tercera semana de agosto. A destacar también que, durante el resto del año, se realizan un considerable número de actividades que hacen que el pueblo esté animado. Merece especial atención en este apartado el Cross de Valdelagua del Cerro.

El paisaje es inigualable pero, además de eso, recorriendo el pueblo, el visitante se encuentra con la iglesia parroquial de Santa María Magdalena, construida al abrigo de un importante desarrollo económico y social de la vieja Castilla en los comienzos del Renacimiento. En su interior destaca el retablo mayor, presidido por una talla de la Magdalena, de estilo romanista.

En la parte baja del pueblo se encuentra La Ermita de Los Santos, datada en el siglo XVIII, también conocida como la ermita de San Roque y San Sebastián. De aspecto sencillo, pero con un interesante retablo en el que sobresalen las imágenes de San Roque y San Sebastián.  En estos momentos, la ermita está de actualidad, ya que en ella se ubicará una fábrica de cerveza artesanal, elaborada 100% con producto del municipio.

En cuanto a infraestructuras pensadas para los visitantes, existe un aparcamiento de autocaravanas, con todo lo necesario. El pueblo también cuenta con distintos paseos indicados como al Alto de la Bandera, al Río Alhama o a la Fuente de la Casa, rutas habituales entre los lugareños.

Gormaz

Gormaz

Quizás sea Gormaz la localidad más singular de su provincia, puesto que confluyen en ella una serie de elementos que la convierten en única. Cuenta con tres elementos BIC en su término (el Castillo, el Rollo de la Justicia y la Ermita de San Miguel), y por él transcurren todas las grandes rutas de la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Incluso, recientemente, la Junta de Castilla y León ha creado una nueva ruta cicloturista.

A orillas del Duero, enclavada sobre un alto cerro, la fortaleza de Gormaz fue durante los siglos X y XI una de las posiciones estratégicas más codiciadas por musulmanes y cristianos. Construida por los árabes en el año 965, es la fortaleza más larga de Europa. En 1060 fue conquistada por Fernando I, padre de Alfonso VI. En el 1081 fue atacada por un contingente musulmán, lo que provocaría una dura represalia del Cid por territorios musulmanes aliados de Castilla. Este hecho desencadenaría el primer destierro de Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid.

Gormaz ha hecho en los últimos años grandes esfuerzos en la mejora de la calidad turística de la villa, apostando por un desarrollo turístico sostenible y comenzando por la reutilización de señalización turística en desuso.

El pueblo más bello 2022

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen