LEÓN

Cacabelos

Cacabelos

La naturaleza, el patrimonio y la gastronomía se funden en el municipio de Cacabelos ofreciendo experiencias ligadas a su historia.

Cacabelos está cargado de historia, como atestiguan los importantes yacimientos arqueológicos del municipio. Es en el Museo Arqueológico de Cacabelos donde se custodia la colección que muestra su pasado, desde las primeras ocupaciones de su territorio, que datan del Paleolítico antiguo, hasta su desarrollo durante la Edad Moderna. Destacan, de forma significativa, los dos Bienes de Interés Cultural (BIC) del municipio, como son Castro Ventosa y la Edrada. En el primer caso, se trata del castro prerromano que da origen a la palabra “Bierzo”, ya que los romanos lo denominaron 'Bergidum'. Conquistado por los romanos, será fortificado por sus imponentes murallas a finales del S.III y principios del S.IV a.c., visibles hoy en día. En cuanto a La Edrada, las excavaciones arqueológicas parecen indicar una ciudad romana, bajo el nombre de “Bergidum Flavium”, con varias construcciones desenterradas en los últimos años.

El camino de Santiago, Patrimonio de la Humanidad, discurre por las principales calles y muestra el patrimonio religioso de Cacabelos destacando la ermita de San Roque, la iglesia de Santa María, el Santuario de Nuestra Señora de las Angustias en Cacabelos y la iglesia de San Martín en Pieros. La hospitalidad de sus gentes y los buenos servicios ofrecidos por la villa, convirtieron a Cacabelos en un punto de referencia fundamental en el Camino Francés.

El sector vitivinícola en Cacabelos era ya muy importante hace unos 2000 años y forma parte de nuestra cultura, destacando los caldos elaborados con Mencía y Garnacha en cuanto a ‘tintos’, o con Doña Blanca y Godello si se refiere a ‘los blancos’. Fue en Cacabelos donde nacieron las marcas más prestigiosas, grandes bodegas y se asentó el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo. El vino está presente alegrando sus fiestas, como la Feria del Vino y, sobre todo, hace de la ‘ronda de Cacabelos’ un atractivo turístico en sí mismo.

Cacabelos es un municipio lleno de sensaciones, el olor a pulpo ‘a feira’  despierta a los vecinos durante las ferias mensuales del 9 y el 26, que se llevan celebrando desde la Edad Media. Y es que nadie se resiste a una tapa de pulpo en Cacabelos. Las ferias anuales como la Cruz de Mayo y la feria de San Miguel, antaño de compraventa de animales y hoy en día más diversas,  son muy concurridas.

La oferta gastronómica hará las delicias de los paladares, pudiendo disfrutar de los platos típicos en los diferentes restaurantes que ofrece Cacabelos.  Gozando de fama la empanada de batallón, el botillo, el caldo berciano y el famoso pulpo a la gallega.

Hospedarse en Cacabelos es ya una de las opciones más contempladas por los peregrinos y turistas, cuenta con diferentes establecimientos, desde albergues para peregrinos, hostales, hoteles y casas rurales para poder disfrutar el día completo en la villa.

El pequeño comercio, los artesanos y productores locales ofrecen diferentes planes y actividades creando un destino de calidad.

La lista de atractivos turísticos imprescindibles en Cacabelos continúa con la playa fluvial para disfrutar de deportes y refrescarse en verano. El Puente Mayor sobre las aguas del río Cúa, uno de los lugares más fotografiados por turistas y peregrinos. Las vistas desde el Castro de la Ventosa. Y para disfrutar de un ambiente de naturaleza, en las pedanías, se encuentran verdaderos remansos de tranquilidad. Practicar senderismo y contemplar el entorno rural es uno de los atractivos turísticos  en Villabuena, destacando la ruta de las minas de oro que comienza al margen del río Cúa. Disfrutar de la tranquilidad en San Clemente y Arborbuena y recorrer la arquitectura de Quilós, son planes altamente recomendables para completar la visita.

Viajar a Cacabelos es vivir toda una aventura  

Castrillo de los Polvazares

Castrillo de los Polvazares

Castrillo de los Polvazares es uno de los pueblos más hermosos de la comarca leonesa de la Maragatería. Un pueblo de casas de piedra, varias de ellas blasonadas, propias de tres familias Hidalgas. Fue declarado Conjunto Histórico Artístico y conserva íntegra su arquitectura popular. La piedra y arcilla roja de sus fachadas contrasta con los vivos colores de los portones y ventanas: azules, verdes y blancos. Tonos que descubren un pasado arriero a los turistas que atraviesan la calle Real, columna vertebral de la villa.

Está considerado como el ejemplo más bello de la arquitectura popular de toda la comarca de la Maragatería. Una comarca muy relacionada con el gremio de los arrieros. Así, Castrillo fue durante mucho tiempo el pueblo maragato donde residieron los más importantes arrieros cuyas grandes fortunas fueron fruto del transporte y tráfico de mercancías, granos, pescados, aceites, vinos y dinero desde los puertos del Norte, a León, Castilla, Madrid y viceversa.

Una vez más el propio oficio de las gentes ha construido en Castrillo de los Polvazares, y en buena parte de los pueblos vecinos, un conjunto arquitectónico reflejo de su vida. Así, todas las casas, de piedra, barro rojo, teja y paja tienen grandes portalones en forma de arco y rectangulares junto a la puerta de acceso a la vivienda. Estos portones tenían la función de permitir el paso de los carruajes a patios interiores y paneras donde se guardaban los diferentes granos. 

Lo mismo ocurre con las calles, anchas y empedradas. La amplitud responde también a la necesidad de que circularan los carros. El empedrado evitaba que sobre la tierra se hicieran surcos que dificultaran el paso de los carros y animales. 

Estas pinceladas arquitectónicas se conservan hoy íntegramente a la perfección y hacen que Castrillo de los Polvazares sea uno de los pueblos españoles mejor conservados y que mayor número de turistas recibe.

Laguna de Negrillos

Laguna de Negrillos

Laguna de Negrillos posee el título de villa desde el año 1205,  momento en el que Alfonso IX de León otorga a sus moradores un fuero donde se menciona la existencia de un castillo. Así comienza la época de esplendor de la villa.

Posteriormente en el siglo XV, el linaje Quiñones, después Condes de Luna, erigen un palacio sobre el anterior castillo que se convertirá en el más preciado de la familia.

En esta villa también se celebra uno de los Corpus Christi más atípicos donde el protagonista, San Sebastián, reta a la religión a paso lento y firme por las calles del pueblo, representando uno de los pocos autos sacramentales que perviven en España.

Peñalba de Santiago

Peñalba de Santiago

Situado en el Valle del Silencio, es Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Etnológico desde 2008.

Peñalba de Santiago es uno de los pueblos que mejor conservan la arquitectura popular de El Bierzo.  Las casas de la localidad están construidas con piedra y pizarra y cuentan con un elemento característico en la planta superior: la solana o corredor, de madera y en voladizo cubierto parcialmente con tablones para resguardarlo del frío.

El pueblo se ha mantenido bastante aislado y con una población dedicada íntegramente a la ganadería y a las cosechas. No sería hasta la segunda mitad del siglo XX cuando empezaría a despertar interés por su arquitectura rural y su entorno, que fue declarado Paraje Pintoresco en 1969.

La Iglesia de Santiago de Peñalba es una joya de la arquitectura mozárabe del siglo X. Fue fundada por San Genadio, ermitaño que se retiró a una cueva próxima al pueblo, tras ser obispo de Astorga.

Santa Lucía de Gordón

Santa Lucía de Gordón

Es una localidad perteneciente al municipio de La Pola de Gordón, en la comarca de la Montaña Central.

Existen referencias al pueblo en el testamento de Alfonso III de Asturias del año 905. Dentro de los términos de Santa Lucía hubo en la antigüedad dos poblados, el de la Faya de Arriba y el de la Falla de Abajo, el primero limitando con Llombera y el segundo con Vega, contaba Santa Lucía con un caserío en el lugar llamado San Miguel, donde se encontraba una ermita en el sitio de Peña Cavera, hacia los lugares del actual cementerio.

Hacia las vertientes septentrionales del Cueto de San Mateo existía un poblado llamado San Juan de Villardefrades que se encuentra documentado en un escrito de 1490.

La principal actividad económica de Santa Lucía ha sido tradicionalmente la minería.

Cuenta con una estación de ferrocarril en la línea León-Gijón.

La fiesta de la Patrona es el día 13 de diciembre, Santa Lucía. La fiesta de verano se celebra a mediados del mes de julio. Debido a su carácter minero, el 4 de diciembre se celebra de Santa Bárbara, patrona de los mineros. Son muy conocidas en la Comarca de Gordón sus procesiones de Semana Santa en la que las cofradías de El Encuentro de la Pasión y la cofradía de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Victoria sacan a relucir sus mejores pasos.

Sotillo de Cabrera

Sotillo de Cabrera

Situado en plena Cabrera, perteneciente al municipio de Benuza, destaca su arquitectura de piedra y madera. Un lugar único, digno de visitar.

Además de su impresionante entorno natural, el principal atractivo turístico de Sotillo de Cabrera es su ermita de Los Remedios. Atrae a los visitantes por la leyenda que existe en torno a ella. Construida en el año 1778, se dice que la Virgen se apareció a un hombre y le pidió que tirase una piedra y construyera una ermita en el punto donde esta cayera. Lo que sí es cierto es que la población de Sotillo de Cabrera se construyó en torno a esa ermita.

En el monte de Sotillo de Cabrera existen varias canteras de pizarra a cielo abierto, siendo la calidad de la pizarra de esta zona muy valorada, dedicándose a la exportación a otros países de Europa.

En los últimos años el turismo, en sus variedades de cicloturismo, senderismo, caza y pesca, se ha convertido en una importante fuente de ingresos.

La principal fiesta de Sotillo de Cabrera está dedicada a Nuestra Señora de los Remedios, y se celebra cada 8 de septiembre con romería, procesión, verbena y baile.

El 26 de junio se celebra San Pelayo, patrono del pueblo.

Lumajo

Lumajo

Situada en el noroeste de la provincia de León, en el municipio de Villablino, encontramos la bonita localidad de Lumajo.

Quizá sea el gris perla de las peñas que le recogen, o el blanco de la nieve que cada invierno lo tiñe, pero Lumajo desprende una luz singular que deslumbra a foráneos y visitantes.

El origen de esta población de montaña se encuentra ligado a la ganadería. Hasta los ricos pastos de Lumajo llegaban desde tierras asturianas los vaqueiros de alzada (ganaderos trashumantes); allí pasaban la época estival, en un emplazamiento del que aún se conservan restos: el Navariego.

En el ascenso al núcleo urbano de Lumajo nos recibe su anfitriona: la imponente cascada de las Cereizales. En ella el río Almuzarra salva una caída de 20 metros en una pared escalonada para precipitarse en un pozo de aguas cristalinas. Todo un espectáculo para los sentidos que nos anticipa la belleza que encontraremos en el interior del pueblo.

En Lumajo, la armonía de las casas de piedra con tejados de pizarra se unen a un rico patrimonio cultural. Hórreos, lavaderos, fuentes… Podemos decir que Lumajo es un museo etnográfico al aire libre, con el  añadido de encontrarse en una reserva de la biosfera. Sus 1360 metros de altitud lo convierten en un excelente balcón en el que asomarse es un placer.

Ascendiendo hacia la salida del pueblo, se encuentra una pintoresca casa de estilo indiano en cuyo interior manan dos fuentes naturales de agua. Pero Lumajo no acaba aquí… Aún guarda varios ases bajo la manga, a cada cual más espectacular.

Al final del pueblo se encuentra una grata sorpresa, un recurso  de gran valor histórico: una calzada  romana en buen estado de conservación. De ahí parte una ruta de senderismo que conduce al pico más alto del municipio: el Cornón (2.184?m), donde las vistas quitan el aliento.

Y es en ese punto, donde se abre ante los ojos una vista espectacular, una de las más singulares que ofrece el  municipio: el valle de Lumajo. Sus más de 10 kilómetros de longitud son consecuencia de la acción de una lengua glaciar que descendió tras la última glaciación. El resultado es un impresionante valle que contrasta con las altas cumbres que lo resguardan. Esos procesos ligados a la geología dieron fruto también a la aparición de cuevas kársticas que se encuentran en las entrañas de los montes de Lumajo.

Lumajo rebosa cultura, naturaleza, agua, historia, tradición...

El pueblo más bello 2022

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen