Hasta 1000 Habitantes de 1.000 a 10.000

Lerma

Lerma

La villa Ducal de Lerma es un conjunto urbano de época barroca único en España, realizado a instancias de Don Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, duque de Lerma y valido del rey Felipe III, el hombre más poderoso de su época. Hay que recorrer con detalle la localidad y visitar su espectacular Palacio Ducal y Plaza Mayor, la colegiata de San Pedro, y su impresionante conjunto conventual.

El Palacio de los Duques de Lerma, del siglo XVII, alberga el Parador de Turismo. Símbolo del poder político del duque de Lerma, fue erigido entre 1601 y 1617 por Francisco de Mora sobre las ruinas del antiguo castillo. De líneas sobrias y elegantes, está flanqueado por cuatro torres angulares rematadas por chapiteles. Frente al Palacio se ubica la gran Plaza Ducal, en origen totalmente porticada.

La Colegiata, construida en el siglo XVII y de airosas líneas, alberga numerosas obras artísticas de interés. Comunicada con el Palacio Ducal por un pasadizo volado, forma con él la inconfundible silueta de la Villa. De tres naves con girola y sin crucero, fue construida entre 1613 y 1617 por Fray Alberto de la Madre de Dios. Posee retablo mayor y sillería del coro barrocos. Destaca en su interior la estatua orante en bronce dorado del Arzobispo Cristóbal de Rojas y Sandoval. El órgano de 1616 es de los más antiguos de España. 

Medina de Pomar

Medina de Pomar

Medina de Pomar es uno de los pueblos con más encanto de Burgos. Es el corazón de la comarca de Las Merindades y por sus calles aún se sienten las huellas que los romanos dejaron a su paso.

Su crecimiento arquitectónico fue acorde a la llegada de numerosos artesanos y mercaderes a la villa. Se pueden disfrutar monumentos reseñables como la Ermita de San Millán, sede del museo románico de Las Merindades, el Monasterio de Santa Clara y el Castillo de los Velasco o Alcázar de los Condestables.

Pasear por su calle mayor también es una gran experiencia. Su entorno está caracterizado por los paisajes ribereños de los ríos Nela y Trueba o Salón, los escarpes de la sierra de la Tesla, los pinares de Losa, y los campos dedicados al cultivo de cereal.

El término está compuesto por Medina, la capital, y sus 18 pedanías y 17 barrios.

El tercer fin de semana de octubre se realizan los actos de recibimiento del emperador Carlos I.

Oña

Oña

La iglesia abacial de San Salvador es el principal reclamo monumental con el que cuenta la Villa, pero no el único ni mucho menos. En la plaza del Ayuntamiento se localiza la Iglesia de San Juan Bautista, levantada entre los siglos XII al XVI. Su interior destaca por el excelente estado de conservación con importantes restos románicos, un calvario gótico del XIII, su portada gótica y un retablo barroco sin dorar. Junto a esta iglesia se alza la torre de San Juan, que alberga el “Museo de la Resina”. En la última planta se dispone un mirador desde el que se observa una fantástica panorámica de toda la Villa. Aparte del contenido la propia torre destaca por la restauración realizada, ya que en todo momento se han respetado los elementos originarios y propios de la construcción.

Entre el patrimonio artístico con el que cuenta Oña no solo se encuentra el religioso sino también el civil. Son varias las casas blasonadas y recién restauradas por sus titulares que nos muestran este no menos interesante patrimonio artístico y cultural. El turista que se acerca a Oña no tendrá que buscar mucho para encontrarse con numerosos escudos de armas y blasones en las fachadas; o también rincoles y elementos como los lavaderos y abrevaderos reconstruidos para preservarlos y trasmitirlos a generaciones futuras. Pasear por la Calle Barruso en antiguo barrio de la Judería, y encontrarse con sus antiguas casas será otro momento inolvidable para el visitante.

Villadiego

Villadiego

Villadiego, Villa declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico en 1995, fue fundada en el año 880 por el conde Diego Rodríguez Porcelos en plena época de reconquista, situándose en uno de los enclaves que fueron fundamentales para el posterior surgimiento del reino de Castilla. Por motivos defensivos se construyó una muralla que rodeaba la localidad, de la que todavía se conservan algunos vestigios, mayormente visibles en el lugar donde posiblemente se situaba la importante judería con la que contó Villadiego. Es precisamente con este pueblo judío con el que se vincula la explicación más aceptada de la famosa frase “Tomar las de Villadiego” que era esa forma de huir con premura de los peligros y persecuciones que sufrían, para refugiarse en esta localidad donde estaban protegidos.

De las cuatro puertas de acceso existentes originariamente todavía se conserva en pie una de ellas, y es en el propio edificio anexo a esta puerta hoy conocido como ‘arco de la cárcel’ y su entorno, donde se sitúan tres de los seis Espacios Expositivos con los que cuenta Villadiego, en concreto se trata de los museos de Etnografía, Pintura y Radio.

Completando esta oferta museística se encuentran dos innovadores espacios pioneros en el ámbito del turismo familiar: el centro de interpretación del cómic Fabulantis, ligado al máximo dibujante del Capitán Trueno; y el centro de recepción de visitantes del Geoparque Las Loras con secciones de geología y paleontología. Por último una de las iglesias con las que cuenta la Villa, la iglesia de San Lorenzo, alberga el museo parroquial de Arte Sacro. Otros templos religiosos destacados son la iglesia de Santa María, el monasterio de San Miguel y la ermita del Santo Cristo.

En toda buena carta de presentación de Villadiego, es preciso mencionar su hermosa y excepcional Plaza Mayor con soportales doblados, punto neurálgico de la Villa desde la que se trazó el resto de su casco histórico que ha sido y sigue siendo escenario de desarrollo del comercio, las ferias, los mercados y las fiestas. Destacando en la actualidad los mercados semanales, las fiestas patronales y la Gran Fiesta del Judas, una farsa que recrea la lucha entre el bien y el mal que se celebra el Sábado Santo.

Entorno singular en el que conviven la llanura Castellana, las vegas irrigadas por los ríos Brullés y Odra y el singular marco de páramos calizos del Geoparque Las Loras, denominación única en Castilla y León admitida por la UNESCO en el año 2017.

Contrastes paisajísticos, tradición histórica, museos, dinamismo cultural, fiestas y excepcional colaboración vecinal hacen de Villadiego una de las localidades con mayor atractivo turístico de Burgos.

El pueblo más bello 2020

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen