Hasta 1000 Habitantes de 1.000 a 10.000

Montemayor del Río y Ledesma son los más votados en El Pueblo más Bello de Salamanca y optarán a ser el pueblo más bello de Castilla y León. Podrás volver a votar por ellos a partir de octubre.

Ledesma

Ledesma

Sobre una colina horadada por el río Tormes se asienta la antigua Bletisa romana, con interesantes vestigios, como el recatado Puente Mocho. De épocas anteriores quedan el verraco, en los jardines de la Fortaleza, y un imponente menhir.

 De sus templos destaca la iglesia de Santa María la Mayor, una de las mejores obras góticas de toda la provincia, con un interesante museo de arte sacro en su interior. También resultan de interés la iglesia de Santa Elena, el antiguo Hospital de San José, la Alhóndiga y varias casonas señoriales.

 Recientemente se ha llevado a cabo una cuidada renovación urbana del conjunto, palpable en calles y fachadas. Se recomienda iniciar la visita en la iglesia de San Miguel, que acoge Bletisa, centro de interpretación histórica de Ledesma, y continuar la ruta establecida, de la mano de una sugerente señalización.

 La villa vibra en los Corpus con sus conocidos encierros, los Espantos. Y no dejes de degustar las deliciosas rosquillas de Ledesma.

Montemayor del Río

Montemayor del Río

Montemayor del Río, en la provincia de Salamanca, está declarado Conjunto Histórico Nacional.
Se encuentra situado en las cercanías de la sierra de Béjar, entre castaños.
Por su municipio pasa el río Cuerpo de Hombre y la Cañada Real Soriana Occidental. Cuenta con casas con balconadas, un castillo restaurado y el Museo del Castaño. También hay artesanos del cesto. Sus senderos recorren las orillas y el monte y tiene puentes varios.
Es un lugar idílico y encantador.

Alba de Tormes

Alba de Tormes

Alba de Tormes debe su nombre en gran parte a ser la cuna de la Casa de Alba, una de las más prestigiosas familias de la nobleza española. Pero lo que le ha dado relevancia es haber sido testigo y morada final de Santa Teresa de Jesús.

Escritora cumbre del siglo de Oro, fue compañera mística de San Juan de la Cruz y autora de obras literarias insignes, como “Camino de Perfección” o “Las Moradas”. Dedicó su vida a la espiritualidad y reformó la Orden Carmelitana, fundando numerosos conventos por toda España.

Finalmente, descansó en Alba de Tormes, en su celda del monasterio de la Anunciación. Hasta este templo acuden anualmente miles de peregrinos para contemplar su sepulcro y orar ante el corazón y el brazo incorrupto de la Doctora de la Iglesia. Resulta obligada la visita al anexo Museo Carmelitano Carmus, que alberga un rico patrimonio artístico y espiritual, incluyendo las reliquias de Teresa.

Del 14 al 22 de octubre tienen lugar las Fiestas Patronales en honor de la Santa, declaradas de interés turístico regional. Destacan sendas procesiones, en las que su imagen recorre las calles de la villa, entre el sentimiento y fervor de miles de albenses y visitantes.

Y no abandones la villa sin degustar las yemas de Santa Teresa y otras delicias gastronómicas.

Candelario

Candelario

Resulta inolvidable la imagen de la villa recostada sobre las laderas de la Sierra y, en lo alto, las nevadas cumbres de más de 2.000 metros. Un conjunto de casas blancas se apiñan a lo largo de las empinadas calles, en las que llaman la atención las regaderas, esas acequias urbanas por donde discurre el agua proveniente de neveros y manantiales. 

El pueblo puede presumir de tradición chacinera, que se remota varios siglos cuando estas gentes transportaban sus ricos manjares a lomos de caballerías hasta la corte. De hecho, en Candelario tuvo su origen la famosa frase "atar los perros con longaniza", para dar a entender abundancia o riqueza.

En la entrada de las casas destaca la batipuerta, medio portón hecho de madera que evitaba la entrada de animales o nieve a la vivienda. Otros elementos de la casa-fábrica son la habitación de la matanza  y el enorme sobrao, donde se curaban los productos al amparo del humo. Una visita teatralizada al museo de la Casa Chacinera  permite conocer esta forma de vida.

El entorno natural proporciona muy variadas posibilidades: senderismo, paseos a caballo, esquí, bicicleta todo terreno o las emociones de los deportes de montaña.

El Maíllo

El Maíllo

El Maillo es un pueblo de la comarca de la Sierra de Francia, al sur de la provincia de Salamanca. Destaca por su entorno natural y paisajístico con posibilidad de hacer numerosas rutas y paseos interesantes: La Dehesa, La Ribera, El Pinalejo y, sobre todo, el camino de subida a La Peña de Francia, muy vinculada con el pueblo. Edificio emblemático del pueblo es El Convento de La Casa Baja. A destacar también la Iglesia parroquial y la fuente centenaria del barrio de El Arrabal. Otros lugares de interés son el área  recreativa de La Hoya  con campo de fútbol,  piscina, frontón, campo de calva y área  de barbacoas para disfrutar en todas las épocas  del año. Cuenta también con un aeródromo  que es utilizado como base en la campaña contra incendios de la Junta.

En cuanto a recursos económicos,  destacan los derivados  de la extracción  de madera; de su gastronomía es típico el hornazo; y, en cuanto a fiestas, las patronales son el primer domingo de octubre. Destaca también la romería a El Pinalejo el primer sábado de julio.

En el pueblo viven de forma habitual unas 180 personas. 

La Alberca

La Alberca

La Alberca, enclavada en el corazón de la Sierra de Francia, es sin duda uno de los pueblos más representativos de España. Declarado Conjunto Histórico Artístico en 1940, primer pueblo de España en lograr esta mención, destaca por su entramado urbano, conservando como pocos la arquitectura típica de la Sierra de Francia, además de por sus tradiciones centenarias, que se han ido transmitiendo de generación a generación.

Si recorres sosegadamente las calles y plazas de La Alberca, te irás encontrando, viajero, con atractivos rincones y perspectivas, en los que resalta una arquitectura popular levantada a base de piedras y geométricos entramados de madera.

Destacan los dinteles cincelados con fechas de fundación de las casas, con inscripciones, signos y anagramas religiosos, que quieren ser profesión visible de fe.

Cada una de las plantas superiores va sobresaliendo sobre la inferior, hasta llegar casi a tocarse los aleros de los tejados de las casas que se hallan frente a frente, lo que hace que en las calles se produzca un curioso juego de luces y sombras.

Se ha dicho que la estructura urbana de La Alberca es la de una judería, por lo intrincado, laberíntico y secreto de sus calles. Pero tampoco han faltado quienes, al recorrer el pueblo, lo han asociado con los arrabales de Damasco.

Y no debes, visitante, dejar de ver la Plaza, y de detenerte en ella. Con sus fachadas recorridas por dos series de balcones, con la luz de la cal, con sus soportales e hileras de columnas graníticas y con el crucero presidiéndola. Es, sin duda, el eje central de La Alberca. La Alberca es así la unión, a lo largo de los siglos, de las culturas cristiana, islámica y judaica.

Mogarraz

Mogarraz

Mogarraz es un hermoso municipio de la comarca de la Sierra de Francia.
La villa de Mogarraz está declarada Bien de Interés Cultural con categoría de conjunto histórico, y presenta una estructura urbanística de trama típicamente medieval, con calles estrechas y trazado regular.
Casas con arquitectura tradicional de la Sierra de Francia. Fachadas con entramados serranos de madera rellenas de mampostería y símbolos a descubrir grabados en la piedra. Balconadas típicas.
Mogarraz cuenta con un trazado urbano muy característico, con influencia del mundo árabe y judío.
Además, cuenta con numerosos monumentos y lugares de interés, como la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de las Nieves con planta de cruz latina y altar barroco; la Plaza Mayor, de forma ovalada, donde se celebraban festejos taurinos; la Ermita y Fuente del Humilladero; el Museo Etnográfico de Mogarraz "Casa de las Artesanías", donde se puede disfrutar de un recorrido por la artesanía más peculiar de la localidad (El trabajo del oro -los orives-, el cuero, los bordados y los trajes).

Pero sin duda, lo que asombra a todos los visitantes es el haber convertido sus calles en una auténtica galería de arte plagada de bellísimos retratos en gran formato.

Rollán

Rollán

La primera referencia histórica escrita sobre Rollán se remonta al 1194, cuando el Rey Alfonso IX de León incauta la iglesia de San Juan a Pedro Pérez de Villafranca.

Se admite que la repoblación de Rollán se llevó a cabo por los francos bajo la protección de Ramón de Borgoña y su esposa Urraca y, posteriormente, de su hijo Raimundo de Borgoña.

Resulta muy probable que Rollán pertenezca a la Orden de Alcántara, y más directamente a la Encomienda de la Magdalena, desde principios del siglo XIII. Se sabe que ya en s. XV existe un convento de franciscanos con un hospital anexo, ambos ubicados en la entrada norte de Rollán. Hay quien considera la posibilidad de que este convento fuera, en un principio, de la propia Orden de Alcántara. Otros, incluso, no descartan que -si tenemos en cuenta algunos vestigios que aún pueden verse en la iglesia del pueblo - antes hubiera pertenecido a los Templarios u Orden del Hospital.

En la guerra de la independencia, durante algún tiempo, estuvo en Rollán la partida del famoso guerrillero Julián Sánchez “El Charro” o alguna fracción importante de ella.

En el año 1869, debido a un sensible aumento demográfico de la población, Rollán se encuentra en una situación casi revolucionaria de las clases más pobres, porque pasan hambre. Se decide la roturación de terrenos en la Guedija y Maribáñez, y también en el Monte Comunal. De éste último nacerían las “partes chicas” (porciones de terreno denominadas “quiñones”) que se asignaron a la clase obrera.

Durante la II República, Rollán es el primer pueblo de la provincia de Salamanca que, en aplicación de la Ley de Reforma Agraria, realiza un asentamiento de campesinos en Cojos, finca perteneciente a un miembro de la Grandeza de España: D. Luis Patiño y Mesa, Marqués de Castelar. El 4 de octubre de 1934, dicha finca, se le entregará a la Comunidad de Campesinos para su explotación.

Durante la Guerra Civil, en Rollán se dan todos los hechos desgraciados que trae consigo una guerra: represión, hambre, miedo, prisioneros políticos, prisioneros de guerra, “paseados”, mutilados de guerra, muertos en combate…

Después de un intento ocurrido en los primeros años del siglo XX, la Concentración Parcelaria llega en el año 1967. El cambio se empezará a notar inmediatamente y, junto a las ventajas de mayor mecanización y producción, llegará la despoblación y emigración. Lenta e inexorablemente comienza el despoblamiento.

Entre los monumentos de Rollán destaca la Iglesia de San Lorenzo del siglo XV, la Capilla Humilladero y la Ermita de los Mártires.

Las fiestas patronales de Rollán se celebran el 10 de agosto en honor a San Lorenzo.

Vitigudino

Vitigudino

Vitigudino está enclavado en el Noroeste de la Provincia de Salamanca, a 67 Km de la capital.
Tiene una altitud de 769 mts. sobre el nivel del mar y una superficie de 52.30 km2
Cuenta con una población de 2.700 habitantes.
El municipio esta formado por dos entidades: Majuges a 3 km y Vitigudino, que es la cabecera. Además, la comarca alberga 56 municipios.
Está muy bien ubicado geográficamente, siendo el centro de todas las vías que se distribuyen por la zona. De esta manera se convierte en el portal de entrada a zonas tan pintorescas y diversas como Las Arribes, Abadengo, Campo Charro y Portugal.
Los límites del municipio son: al norte Sanchón de la Ribera, al sur Yecla de Yeltes, Moronta y Traguntía. Al este Villarmuerto y Peralejos de Abajo y al oeste Barceo y Guadramiro.

Patrocinado por
El pueblo más bello 2018

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen