Hasta 1000 Habitantes de 1.000 a 10.000

Aguilar de Campoo

Aguilar de Campoo

La ilustre villa de Aguilar de Campoo, cuyo sello responde al pensamiento de “Arco y Aroma”, se  define como un Conjunto Histórico Artístico. La Villa, tutelada por su Castillo,  y  enmarcada  por una magnifica  muralla  medieval, conserva seis de sus siete puertas originales, se  conoce como  la puerta de entrada a la Montaña Palentina y al  Románico.
 
Cuenta con una señorial  plaza porticada, donde se conjugan, a ambos lados, dos arquitecturas bien diferenciadas; de  una parte casonas y palacios de estilo castellano, y por la otra, galerías acristaladas, que muestran la influencia de los pueblos cántabros y su diseño, en este territorio. Preside la plaza, la esbelta Colegiata de San Miguel, un impresionante edificio de estilo gótico, con pinceladas de Románico y Herreriano, en cuyo interior sobresale un  magnífico  retablo Renacentista y donde se puede disfrutar del Museo Sacro, inundado de magnificas piezas de gran valor artístico, no sólo en el ámbito religioso, sino también histórico, de la Villa.
 
A los  pies del Castillo encontramos una regia  joya del románico, la Ermita de Santa Cecilia, donde maestros canteros del Medievo, cincelaron sublimes capiteles historiados, entre los que destaca, la matanza de los inocentes.
 
El Monasterio Santa María La Real, otra de las  joyas del Románico, presume de  claustro,  además de iglesia, y alberga el Centro Expositivo del Románico y del Territorio, donde el visitante se sumerge en un espectáculo de luz y sonidos, buscando trasladarse a un momento de la historia que ha marcado el devenir del municipio.
 
Otros edificios que demuestran la importancia monacal de la Villa son; la Iglesia de San Andrés, de la que tan sólo se conserva una pequeña muestra, y el Monasterio de Santa Clara, donde aún hoy,  un grupo  de  clarisas,  compagina la oración  con la elaboración de una delicada  repostería.
 
Un paseo por las calles de Aguilar de Campoo nos traslada a la Edad Media recorriendo las 6 puertas de la muralla y los más de 100 escudos que ilustran la nobleza del municipio, y narran  leyendas de  caballeros y princesas,  decorando fachadas de palacios y casonas blasonadas.
 
La Villa también albergó  una importante judería, de la que se conserva una arquitectura de casas construidas en piedra de toba y madera, con entramados muy vistosos,  así como símbolos y escritos que quedan reflejados en la piedra.
 
Aguilar de Campoo se extiende por un vasto territorio, salpicado de pequeñas entidades locales, 29 en su totalidad, que contribuyen, de modo imprescindible a su enriquecimiento y atractivo. En ellas, encontramos emblemáticos monumentos románicos, como  la Ermita de Barrio Santa María, con sus pinturas, la iglesia de Santa María de Mave, un referente de este arte, digna de mención, la iglesia Rupestre de Olleros de Pisuerga, una catedral tallada en piedra, visita obligada,… tres ejemplos que tan solo son un dulce aperitivo para el viajero deseoso de disfrutar intensamente.
 
Aguilar de Campoo invita al visitante, a ejercitar  los sentidos, pues en ningún momento dejará de deleitarse con el dulce sonido del agua del Pisuerga, a su paso por él, inspirar un aroma a vainilla característico, gracias a su tradicional producción galletera, reponer fuerzas con un plato tradicional de lechazo, trucha u otros manjares, apreciar cada voluta o piedra cincelada y recrear la vista con un paisaje que conjuga de forma magistral naturaleza, patrimonio, arquitectura, historia y desde luego, paisanaje

 

Alar del Rey

Alar del Rey

La Villa alarense fue la representante de la provincia de Palencia a nivel nacional para la Campaña de publicidad Aquarius “Adopta un pueblo”, campaña que pretendía ayudar a la difusión del turismo interior. Bajo el slogan "Alar del Rey veraneo del Pisuerga" conseguimos que muchos urbanitas que parecían de pueblo y por lo tanto no tenían vinculación alguna con el medio rural tengan hoy un diploma de ‘hijo adoptivo de Alar del Rey’ un documento que nos permitió recibir nuevos turistas y visitantes.

Alar del Rey veraneo del Pisuerga

Es el eslogan que durante años ha definido al pueblo Alar del Rey aunque sin lugar a dudas, ser la cuna del CANAL DE CASTILLA, uno de los proyectos más relevantes de la España Ilustrada o la línea del FERROCARIL ISABEL II, la tercera línea férrea del país, hacen que en esta villa no existen forasteros, es un lugar que seduce al llegar y del que apena alejarse.

Turismo cultural y monumental: 

Si algo caracteriza la monumentalidad del norte palentino es su impronta románica en pequeños edificios, fruto seguro de un pasado repoblador, destacando el Rollo Jurisdiccional de Becerril del Carpio y las iglesias de Barrio de San Vicente y la Iglesia de San Pedro, Así como la Iglesia de San Juan Bautista de Nogales de Río Pisuerga de los Siglos XI y XII, fabricada en la sillería roja.
Comenzamos con un breve recorrido por los elementos diferenciadores de la villa: 
El puente de las monjas con 8 ojos, que da entrada al pueblo, fue construido en 1659 bajo el reinado de Felipe IV por las Monjas Bernardas del Monasterio de San Andrés del Arroyo en lo que eran terrenos de su propiedad vendidos a La Real Hacienda por 200.000 reales de vellón. Pero si por algo es internacionalmente conocido es por ser la meta del DESCENSO INTERNACIONAL DEL PISUERGA, Fiesta Palentina de las Piraguas que se celebra cada 15 de agosto (fiesta declarada de Interés Turístico).

Este desafío de 17 kms, que se viene organizando desde 1964, es todo un espectáculo deportivo aportando el valor diferencial con respecto a otras pruebas en que esta transcurre por un espectacular rio de aguas bravas con 5 presas, porteos y diversos rabiones, como el rabión del Diablo que pone a prueba la habilidad de los piragüistas hasta la meta en el Puente de las Monjas.
La IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE CARMEN, el trazado de la iglesia responde a dos proyectos distintos, el templo como tal, de estilo neorrománico y la esbelta torre campanario modernista del prestigioso arquitecto palentino Jerónimo Arroyo, construida con posterioridad. En un principio la torre, que terminó de construirse en 1955, se coronaba con una cruz con una bola pero el viento la derribó. La cigüeña quiso aprovechar aquel pico y hacer allí su nido, pero el viento también se lo llevó. Fue entonces cuando los mozos del Alar colocaron unos anclajes para que la cigüeña construyera su nido con seguridad y desde entonces, año tras año la cigüeña visita esta villa y trae al mundo a sus crías, cigüeños alarenses.

Y otro elemento singular de la localidad es el PUENTE COLGANTE situado entre la FÁBRICA DEL CAMPO y la otra orilla del Pisuerga y que, en su momento comunicaba las viviendas de los obreros con la
fábrica, una industria textil palentina que dio renombre a “las mantas palentinas”, en Nogales de Pisuerga, y que actualmente se ha convertido en un elemento visual casi único en la geografía española.

Los primeros asentamientos humanos en la zona de Alar del Rey datan de la época de dominación romana, con el establecimiento de las primeras vías de comunicación en el territorio, descubriéndose en el primer tercio del siglo XX la existencia de un poblado árabe en el pueblo cercano de Nogales, que fue destruido con la reconquista para dar paso a la edificación de un convento por los monjes Bernardos en el siglo XV, de cual no quedan restos.

La villa fue fundada en el año 1657 por el rey Felipe IV, en el mismo lugar que sirvió de Señorío de las monjas Bernardas de San Andrés de Arroyo.
La increíble capacidad de nuestros antepasados, los maestros constructores de templos, canteros, escultores y artistas que habitaron estas tierras en la Edad Media, nos ha dejado una gran cantidad de obras de arte que, por suerte, han llegado perfectamente conservadas hasta nuestros días.

A finales del siglo XVIII se construye el Canal de Castilla. A partir de ese momento comienza
el verdadero despegue de la villa como entidad de población, y en el siglo XIX recibe un nuevo impulso con la instalación de una de las primeras líneas férreas que circularon en España, el ferrocarril de Isabel II.

Alar del Rey es la cuna del Canal de Castilla, un monumento natural (aprovechando el agua del río Pisuerga) hecho por la mano de ingenieros, es la obra de ingeniería hidráulica más importante que se realizó en los siglos XVIII XIX en España.
 

Alba de Cerrato

Alba de Cerrato

Alba de Cerrato es un pequeño municipio de unos 80 habitantes asentado dentro de la comarca palentina del Cerrato, documentada como localidad desde el siglo XI.

Si bien es un municipio pequeño no está exento de lugares únicos que visitar:

Iglesia Nuestra señora del Cortijo: de estilo románico mudéjar.

Ermita de nuestra señora del Arrabal, ahora transformado en centro cultural donde se reúnen los vecinos de Alba en las diferentes fiestas y eventos del pueblo.

Rollo de justicia, situado en pleno centro de la Plaza Mayor, que data del siglo XVI

Y otros lugares de interés como las bodegas, los chozos y corrales de pastor dentro de un paisaje típico del Cerrato palentino. 

Alba de los Cardaños

Alba de los Cardaños

Alba de los Cardaños se sitúa a más de mil metros de altitud, cerca del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre. Es un lugar de paso por la Ruta de los Pantanos y punto de partida de numerosos itinerarios de interés natural y cultural, debido a su proximidad con diversos lugares de interés. Está rodeado de elevaciones superiores a los 2.000 metros como el Pico Espiguete, Peña Prieta, Curavacas o Pico Murcia. Alba de Cardaños también cuenta con paisajes cercanos al agua, entre los cuales destaca el lago Curavacas, de origen glaciar, las cascadas del Mazobre, o el lago de Las Lomas.

Desde Alba de Cardaños se puede disfrutar del turismo monumental por la Ruta del Románico palentino. Además,el Mirador de Alba nos permite contemplar y acceder al pantano de Camporredondo, la Peña del Tejo, el arroyo de las Fuentes y el puente Agudín. También se puede visitar la Peña de la Dehesa con su yacimiento arqueológico de la Edad del Hierro, o tratar de avistar los buitres leonados que anidan en Peña Lucía.

Ampudia

Ampudia

El Municipio de Ampudia fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1965, además de obtener el Premio "C" de Turismo en 1991 y el Premio Provincial de Turismo en el año 2002.

La Colegiata de San Miguel, conocida popularmente como la "Giralda de Campos", es junto con el Castillo, uno de los edificios más emblemáticos de la localidad. De estilo Gótico Renacentista, su construcción comenzó en el siglo XIII, culminando en el XVI. Su torre, obra de Juan Escalante, alcanza los 63 metros de altura.

En el interior del templo, junto con los diversos retablos, se puede contemplar una amplia muestra de imaginería y relieve, así como un impresionante órgano barroco, situado en el coro del siglo XVII.

El Castillo de Ampudia, declarado Monumento Nacional en 1931, es una fortaleza señorial de estilo gótico, construida en el s. XV. Considerado el más importante de la provincia de Palencia, en su interior se desarrollaron importantes acontecimientos históricos. En la actualidad, fruto de la labor coleccionista de Don Eugenio Fontaneda, alberga una amplia y variada compilación de antigüedades y objetos artísticos, distribuidos en las diversas salas: Arqueología, Arte Sacro, Juguetes, Armas y Aparatos Musicales, Farmacia, Etnografía y Artes Populares.

El Museo de Arte Sacro se sitúa en la iglesia del Antiguo Convento de San Francisco, fundado en el siglo XVII por el Duque de Lerma. Su gran riqueza patrimonial, permite contemplar obras que datan desde el siglo XII al XVIII, y que están relacionadas con pintura, orfebrería, escultura y ornamentos litúrgicos pertenecientes a la Parroquia de Ampudia.

El Antiguo Hospital de Santa Mª de Clemencia, fue fundado por el Mariscal Pedro García de Herrera y Rojas, Señor de la Villa. Su actividad hospitalaria cesó en 1946, aunque después se siguieron atendiendo las necesidades de los vecinos más indefensos.

En el año 2009 se consiguió la adecuación y usufructo público de este edificio, como Oficina de Turismo y Centro de Exposiciones. En la primera planta, se encuentra el Museo de la Medicina, colección museográfica cedida por el Colegio Provincial de Palencia y por el Sacyl.

Las calles de Ampudia son una muestra de la arquitectura típica castellana. Sus casas, de dos alturas, son en su mayoría de adobe y ladrillo, y reposan sobre rústicos troncos de madera o columnas de piedra, formando así una estructura porticada que se mantiene en pie desde el siglo XVII (aunque algunos de los postes datan del siglo XIII).

La Iglesia de San Fructuoso, en Valoria del Alcor, ha sido declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento. Se trata de un excelente edificio románico de una sola nave, amplio espacio y gran presbiterio. Sus posibles orígenes datan del siglo XII o XIII, aunque se ha podido comprobar recientemente que lo que hasta ahora se creía que era un atrio adosado a al iglesia, es en realidad una iglesia anterior, muy probablemente prerrománica del siglo X.

Astudillo

Astudillo

Astudillo ofrece al visitante uno de los conjuntos monumentales más interesantes y armoniosos de la provincia. Buena muestra de la importancia que alcanzó esta villa durante la Edad Media son los restos conservados del castillo de La Mota y sus murallas (puerta de San Martín), las ermitas románicas de Torre y Valdeolmos o las iglesias góticas de San Pedro, Santa María y Santa Eugenia (Museo Parroquial). Templos que atesoran un impresionante patrimonio artístico. Convento de las Claras, fundado a mediados del siglo XIV por María de Padilla, cuya iglesia de estilo gótico-mudéjar ofrece un bello artesonado y yeserías en el coro. Junto al templo, Pedro I y María de Padilla edificaron un palacio con fachada de formas islámicas. Sus salas, adornadas con alfarjes y yeserías, albergan un interesante Museo.

La localidad conserva su laberíntica trama urbana de origen medieval. Estrechas calles y pequeñas plazoletas donde encontraremos grandes casas solariegas de los siglos XVII-XVIII, el antiguo Hospital, la ermita de La Cruz y buenos ejemplos de la variada arquitectura tradicional de esta comarca. Su Plaza Mayor porticada es una de las más pintorescas de la provincia.
 
Posiblemente en la Edad Media comenzaría a construirse la sorprendente red de galerías que recorre el subsuelo de la villa y de las que se han documentado más de dos kilómetros de extensión. Pasadizos de sillería, con bóvedas de cañón y apuntadas, que han originado más de una leyenda sobre su origen y función, aunque los astudillanos siempre las han utilizado para criar en ellas sus tintos y claretes. Junto a estas misteriosas galerías, Astudillo cuenta también con numerosas bodegas tradicionales, como las excavadas en La Mota y El Altillo, que nos recuerdan la importancia que por estas tierras tuvo el viñedo hasta tiempos recientes.

Baltanás

Baltanás

Baltanás, situada al sur de la provincia de Palencia, es la capital de la Comarca del Cerrato. Pertenece a Baltanás la pedanía Valdecañas de Cerrato. 

En la parte más alta del pueblo, en la zona denominada El Castillo, se encuentran las Bodegas, 374 situadas en 6 niveles, declaradas Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla y León en diciembre de 2015, por su gran valor patrimonial y arquitectónico.  

En el cerro resalta la silueta marcada por la Iglesia de San Millán, una construcción renacentista del siglo XVI. En el otro extremo de la localidad, en un altozano se eleva la Ermita de Nuestra Señora Virgen de Revilla, una construcción barroca de los siglos XVII y XVIII.

En las cercanías de la población se ubica la Ermita de San Gregorio,  en la que se celebra todos los años una romería.

 

 

Becerril de Campos

Becerril de Campos

Becerril de Campos aúna historia, arte, patrimonio, personajes ilustres….en definitiva, pasado, presente y futuro. 

La localidad está situada a tan solo 15 km del norte de Palencia por lo que hace tener las ventajas de un pueblo sin perder de vista las oportunidades que ofrece la capital. 

Podría escribir numerosas cualidades de Becerril de Campos, pero para no extenderme, me voy a centrar en los recursos patrimoniales. 

La villa de Becerril de Campos es declarada “Bien de Interés Cultural con categoría de conjunto histórico” en Julio de 2004. 

En esta tierra de behetrías existen verdaderas obras de arte, joyas que a través del tiempo se han conservado para disfrute y contemplación de los lugareños y visitantes. 

Becerril de Campos llegó a contar con 7 iglesias, de las cuales hoy aún se pueden ver restos de cinco, entre ellas el Museo de Santa María, catalogado mejor museo de arte sacro de Castilla y León en medio rural, así como la joya de la corona, San Pedro Cultural, un peculiar edificio que se ha consagrado ya como uno de los puntos referencia turística en la comunidad.

Brañosera

Brañosera

Brañosera está considerado el primer ayuntamiento de España, al serle concedido, en el año 824, la primera carta puebla que se otorgó en Castilla. Se trata de un pequeño pueblo enclavado en pleno corazón de la montaña palentina.

Sus sinuosas y angostas calles, protegidas a ambos flancos por edificaciones de piedra impermeable, cálida madera y pardas tejas, erigen su identidad. Este pequeño pueblo cuenta, además, con un alto valor medioambiental debido a su ubicación dentro del Parque Natural de las Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina y dominada por la Sierra Braña, Braña Vieja (al norte de la localidad se encuentra la estación de esquí de Alto Campoo), con una altitud entre 2.120 y 2.138 metros (Pico Valdecebollas), y regada por el río Rubagón.

Está rodeada de bosques de hayas, robles, acebo y tejo. Si alzamos la vista más allá del horizonte de los tejados de las casas, no observaremos nada más que naturaleza en estado puro. Cabe destacar su especie más emblemática, el oso pardo, en peligro de extinción y protegido, es un auténtico símbolo de esta población.

 

Camporredondo de Alba

Camporredondo de Alba

A los pies del muro del primer embalse de España se encuentra Camporredondo de Alba. La presa fue inaugurada por el Rey Alfonso XIII. En pleno Parque Natural de Fuentes Carrionas, este pueblo de 92 habitantes rebosa de naturaleza salvaje. Lobos y osos corren por sus montes, como Cueva Dorada, Valderinas o el Coriscao. 

En su Plaza Mayor se erige vigorosa una vieja Olma testigo de la evolución de este pueblo ganadero.

Cardaño de Abajo

Cardaño de Abajo

Sobre las aguas del embalse de Camporredondo y a los pies de la cumbre más emblemática de la Montaña Palentina, el Espigüete (2450 mtrs) se encuentra Cardaño de Abajo.

Este pequeño pueblo destaca por su gran Plaza Mayor, y un "Pilón" donde abreva el ganado un agua pura y bien fría directa del Espigüete. En la actualidad intenta buscar alternativas a la ganadería mediante el Turismo y sus varias casas rurales. 

A penas a un kilómetro de distancia nos encontramos con Puente Agudín, donde cada tercer domingo de Julio se celebra la Fiesta de la Montaña Palentina. La organización nos deleita con jugoso "Guiso del Pastor" rememorando las tradiciones de este oficio en los chozos los altos puertos.

Carrión de los Condes

Carrión de los Condes

Carrión de los Condes es una localidad palentina situada en la comarca de Tierra de Campos habitada por 2200 carrioneses que llenan de vida el municipio, junto a los miles de visitantes que recibe cada año. Una ciudad donde el patrimonio, la historia, la naturaleza, el arte, la gastronomía y las centenarias tradiciones se entrelazan con la hospitalidad de sus gentes.

Descubrir Carrión de los Condes es descubrir el corazón del Camino de Santiago, el centro geográfico de peregrinación del Camino Francés, popularizado a partir del siglo X y declarado como Patrimonio Inmaterial de la Unesco en 1993. Es dejarse llevar por las manos de la historia y la imaginación, disfrutar de las calles que pisaron nobles y reyes, personajes ilustres, que fueron testigos de celebraciones históricas, de concilios, de cortes, de bodas reales, ferias y fiestas.

Descubrir Carrión de los Condes es descubrir el románico palentino, con magníficas iglesias y monasterios, como la iglesia de Santiago, con su imponente portada; el monasterio de San Zoilo, con un claustro de excepción o la iglesia de Santa María del Camino, que cuentan con la distinción de Bien de Interés Cultural.

Descubrir Carrión de los Condes es descubrir un lugar que mira lo que está por llegar con ambición, que sigue viviendo del campo pero que apuesta por empresas y sectores innovadores y donde el turismo conforma uno de sus motores esenciales.

Te invitamos a descubrir el encanto de estas tierras castellanas, bañadas por la fértil vega del Carrión, donde sentirás la acogida y hospitalidad de nuestros paisanos y donde podrás disfrutar de grandes acontecimientos culturales y turísticos.

Carrión de los Condes, un pueblo que no olvida su pasado, que vive su presente y que trabaja por su futuro.

Cervera de Pisuerga

Cervera de Pisuerga

Bienvenidos a Cervera de Pisuerga, en el corazón de la Montaña Palentina.

Estamos en la Cordillera Cantábrica, en el borde montañoso y más septentrional de la provincia de Palencia y de la región de Castilla y León. Nuestro territorio tiene una altitud media superior a los mil metros de altura sobre el nivel del mar y una extensión próxima a los 325 Km.², donde vivimos más de dos mil cuatrocientas personas repartidas en veinticuatro núcleos de población.

Forma junto con Guardo y Aguilar las tres cabeceras de comarca de la Montaña Palentina; las tres villas más pobladas que articulan todo el territorio en tres grandes áreas funcionales y donde se concentran la mayor parte de los servicios, la industria y el comercio.

Quienes visitan la Montaña Palentina disponen de una amplia y cuidada oferta de servicios y actividades turísticas: alojamientos hoteleros y rurales, restaurantes y mesones, albergues, campamentos, centros de interpretación y de actividades turísticas, etc., junto con una red de servicios públicos: transporte público, servicios médicos de urgencia, equipamientos deportivos culturales y de ocio, establecimientos comerciales… que garantizan la seguridad, tranquilidad y comodidad de su estancia entre nosotros.

 

Cevico de la Torre

Cevico de la Torre

Cevico de la Torre es un municipio de la comarca del Cerrato, en la Provincia de Palencia, con una población de 500 habitantes. El Conjunto urbano está formado por casas mayoritariamente de piedra y con calles estrechas y empinadas.  

En el pueblo, destaca por encima de las construcciones la monumental iglesia renacentista de San Martín, del siglo XVI. Está levantada sobre un montículo al que se accede por una gran escalinata de piedra de 97 peldaños.

En el casco urbano también se encuentra la ermita de Santa Ana del XVIII.

Además hay que destacar la Ermita de Nuestra Señora del Rasedo, situada sobre un cerro de más de 200 pies de elevación. El motivo de su creación fue por la aparición de la imagen de la Virgen en el hueco de un roble. La ermita fue fundada en el siglo XVI y contiene un dorado altar donde está colocada la sagrada imagen, tallada en piedra jaspe.

Cozuelos de Ojeda

Cozuelos de Ojeda

Cozuelos de Ojeda es un pequeño pueblo de montaña que conserva mucho encanto con sus casas de piedra.El casco urbano está rodeado de naturaleza. Es habitual encontrar a turistas que realizan senderismo o amantes de la micología ya que es una zona rica en setas.

Destaca su iglesia parroquial ya que es un destacable edificio renacentista, uno de los más valiosos de la comarca de la Ojeda. En su interior guarda un conjunto de retablos entre los que destaca singularmente el mayor, con figuras y relieves de la escuela de Francisco Giralte (s. XVI). En el recinto exterior de la iglesia se conservan los restos de lo que pudiera ser un "conjuradero de nublos", atípica construcción muy interesante desde el punto de vista etnográfico e histórico.

Dehesa de Montejo

Dehesa de Montejo

Dehesa de Montejo es un pequeño pueblo de la Montaña Palentina que esconde un valioso tesoro. Allí se encuentra la Tejeda de Tosande. Se trata de una importante reserva de tejos milenarios. Hay censados 743 tejos, numerosos ejemplares de entre cinco y seis metros de cuerda, algunos con una antigüedad de 1.000 años, testigos del bosque terciario europeo.

El recorrido de esta ruta, bien señalizado por la Consejería de Medio Ambiente, parte de las inmediaciones de Dehesa de Montejo y se adentra en una de las masas boscosas con mayor valor biológico de Europa. Desde allí se puede disfrutar de unas extraordinarias vistas a la montaña.

Según los expertos, esta tejeda está considerada como una reliquia de la era terciaria.

Dueñas

Dueñas

La Villa de Dueñas pertenece a la comarca del Cerrato de la provincia de Palencia, muy próxima a la capital de la que la separan 17 km. Cercana y próxima, limita también con la provincia de Valladolid con una distancia a la capital de 28 kilómetros. Ocupa una posición central dentro de la Comunidad de Castilla y León, lo que hace que sus comunicaciones tanto por carretera, (Autovia N.620), como por Ferrocarril, sean inmejorables. Posee importantes y numerosos Monumentos dignos de mencionar: La Iglesia de Santa María, del siglo XIII y de estilo románico tardío, guarda muchos tesoros artísticos tanto en su interior como en su museo: el retablo mayor, la figura de San Isidro de Gregorio Fernández o la imagen del Ecce Homo de Diego de Siloé. El antiguo Convento de San Agustín es la sede actual de Archivo Histórico y la Casa de la Cultura. Se conserva la iglesia del siglo XVI, con su impresionante nave central, y parte del claustro situado detrás del convento.

El Hospital de Santiago, (S. XVI), la Ermita del Cristo que fue Sinagoga de la numerosa e importante Comunidad judía que hubo en Dueñas, La Ermita de los Remedios antigua Puerta de la Muralla. Posee también otros edificios dignos de mencionar, como la Casa de Napoleón, Palacio Noble del siglo XVIII, La Casa Nava, y su antiguo pósito, entre otros. Es una zona donde abundan manifestaciones típicas de la arquitectura popular como sus magnificas bodegas (Dueñas, pertenece a la D.O. Cigales). A las afueras se localiza también el Monasterio de San Isidro, perteneciente a una orden cisterciense, cuyo origen se remonta al siglo X. y restos arqueológicos de una Villa Tardo Romana, (S.III) La Villa Possidica, cuyos fabulosos mosaicos se encuentran expuestos en el Museo Arqueológico de Palencia.

Su vega confluencia de los ríos Carrión y Pisuerga, El Canal de Castilla, su monte, sus fiestas, sus tradiciones, convierten a Dueñas en uno de los conjuntos monumentales más importantes de la provincia, siendo declarado Conjunto Histórico –Artístico en 1967, considerado BIC (Bien de interés Cultural desde 2011. Además de pertenecer a la Red Natura 2000 como L.I.C. (lugar de interés comunitario) y ZEPA (Zona de especial protección para las Aves).

Frómista

Frómista

Frómista, villa de la Tierra de Campos enclavada en el Camino de Santiago, guarda en su casco histórico algunos de los recursos turísticos más importantes de Palencia.

La iglesia de San Martín, una de las iglesias más relevante del románico mundial, recibe a lo largo del año a miles de turistas y peregrinos de los cinco continentes.

Monumentos como la iglesia de San Pedro, con su Museo Parroquial, y Santa María del Castillo, con la proyección del espectáculo audiovisual "Vestigia. Leyenda del Camino" son otros grandes atractivos de la villa.

La gran obra de la Ilustración española, el Canal de Castilla, dejó en nuestro término municipal una de las mayores obras de ingeniería de todo su recorrido, el conjunto de cuatro esclusas para salvar uno de los mayores desniveles que el Canal se encontró en su camino.

Por último, los soportales que aún se conservan en la plaza y calle principal de Frómista están documentados ya en el siglo XVII.

Guardo

Guardo

La localidad de Guardo se sitúa en el norte occidental de la provincia de Palencia. Por su situación se enmarca dentro de la comarca de la Montaña Palentina. Es la entrada natural a la vertiente más occidental de dicha comarca, una localidad que, por población y oferta de servicios, está considerada la capital del Alto Carrión. Cuenta con una superficie de 62,83 Km2, en la que se asientan, además de Guardo, las localidades de Muñeca, Intorcisa y San Pedro de Cansoles.

El punto más alto de la localidad está enclavado en un bello paraje, a unos 1800 metros de altitud sobre el nivel del mar, en la zona denominada de la Peña, aunque el casco urbano, que se asienta a la ribera del río
Carrión, está emplazado a unos 1.100 metros de altitud.

Guardo cuenta con un robledal centenario, uno de los mayores de toda España y de buena parte del sur de Europa. Asimismo, el termino más occidental del municipio linda con la provincia de León, lugar por donde
se extiende dicho robledal. El pueblo de Guardo cuenta con excelentes infraestructuras urbanas, con bellos parques y paseos. Su patrimonio histórico es muy interesante y digno de visitar.

Herrera de Pisuerga

Herrera de Pisuerga

Bien comunicada por la A-62 se encuentra esta localidad del norte de Palencia, con título de Ciudad desde 1902, y de origen romano, al instalan su campamento la Legio IIII Macedónica en la antigua Pisoraca en época de las Guerras Cántabras (29 a.C.)

Los restos arqueológicos tanto romanos como visigodos se encuentran bajo la ciudad, pero la actual estructura es medieval, al convertirse en señorío de los Duques de Frías. Así contamos con Plaza Mayor porticada, casas blasonadas y quedan aún en pie alguna de las puertas de acceso de la muralla ya inexistente.

De esta etapa es también la Iglesia de Santa Ana y la devoción e imagen de la Virgen de la Piedad, que cuenta en la actualidad con una ermita del s.XVIII y cuyo interior está completamente pintado en óleo sobre estuco por Mariano Lantada con escenas de la Vida de la Virgen.

El Canal de Castilla es otro elemento imprescindible que se puede descubrir caminando, en bici o incluso a caballo. Pero esta ruta también es navegable a su paso por Herrera de Pisuerga, mediante el barco Marqués de la Ensenada, que remonta la esclusa nº 6 y en cuyo embarcadero se encuentra el Centro de Interpretación del Canal de Castilla que muestra la historia y sus funciones mediante paneles, fotografías y maquetas.

Y no se puede hablar de Herrera sin mencionar el cangrejo de río, con su Festival de Exaltación el primer domingo de agosto y dónde además este crustáceo tiene su Casa del Cangrejo y en la que se realizan actividades relacionadas con la protección del cangrejo autóctono.


 

La Lastra

La Lastra

Este municipio se sitúa a una distancia de 21 km de Cervera de Pisuerga, en el corazón de la montaña palentina. Su casco urbano está enclavado sobre una meseta caliza, de la que probablemente venga su nombre, dando a su estructura urbanística una forma de conjunto amurallado.

A medio kilómetro del pueblo pasa el arroyo de Valderrianes aparte de la cola del pantano de Camporredondo, a la cual se da vista desde el oeste del pueblo.

En un documento de 1585 se nombra a la localidad con el topónimo de Sora Osorbia, de clara influencia romana, ya que Sora es el nombre de una capital de la comarca romana del Lacio. Otros creen ver en el topónimo La Lastra el vocablo romano “la castra”. El casco urbano presenta una arquitectura digna de reseñar dentro de la que popularmente se ha realizado en esta región montañosa.

Lebanza

Lebanza

Lebanza es una pedanía de La Pernía en la comarca de Montaña Palentina. En la actualidad no alcanza los diez vecinos, y las principales actividades que se desarrollan son la agricultura y la ganadería.

Paseando por su minúsculo trazado urbano se pueden encontrar diversos ejemplos de arquitectura tradicional de la Montaña Palentina, desde un horno de pan hasta una entrada principal consistente en un gran arco de piedra, pasando por los tejados a tres aguas, muy típicos de la cornisa cantábrica.

La mayor aglomeración de edificaciones se sitúa en la zona alta del pueblo, donde se puede encontrar el denominado "Medio Lugar", punto de encuentro de los vecinos y enclave utilizado para la venta ambulante, y la casa de Concejo, que en su día albergó la escuela.

En la zona más baja del pueblo se encuentra el edificio que constituyó la nueva escuela y, ya al otro lado del río y en un pequeño promontorio, la Iglesia Parroquial de San Sebastián.

Cabe destacar la calidad de su agua. El agua de Lebanza está considerado unos de los mejores de España.Procede del manantial La Cueva y se comercializa bajo la marca "Aguas de Lebanza". Es agua de mineralización debil que se produce por filtración del agua de nieves y lluvias a través de la montaña a 1.200 metros de altitud. Su calidad es realmente impresionante.

Además, a dos kilómetros se encuentra la Abadía de Lebanza. El edificio actual data del siglo XVIII, y fue mandado construir por Carlos III, conocido por ser " el mejor alcalde de Madrid". Es un lugar ideal para un retiro espiritual. 

Lores

Lores

Lores es una pedanía del municipio de La Pernía situada a 1212m de altitud, a unos 4km y medio de la cabeza de municipio, San Salvador de Cantamuda. Posee entre sus límites territoriales varios picos de más de 2000 m de altitud como Peña Carazo y la Horca de Lores.

La belleza de Lores radica en su arquitectura típica montañesa, con calles estrechas y casas grandes de piedra. Algunas de sus casas mantienen los blasones, testigos de que en un pasado fue poblada por gentes nobles e hidalgas.

Entre sus casas destaca la casa del arco, un edificio del s.XI mandado edificar por  un monje de la Abadía de Lebanza a quien se le atribuye la propiedad de la ermita de San Roque, una rústica ermita cuya espadaña asoma entre las casas de la localidad y que ejerce actualmente de iglesia parroquial.
Cabe destacar dentro de la localidad la buena conservación  del potro donde se calzaba a los caballos y del lavadero y la fuente.

Hace años era un pueblo muy conocido por la fabricación de cestas de mimbre y albarcas, aunque su fama indiscutible venía por la elaboración de las rosquillas con el fin de celebrar la fiesta de Las Candelas. La receta de las rosquillas de Lores es un secreto bien guardado que sólo conocen las mujeres de esta localidad.

Custodiando Lores se haya la Iglesia de San Lorenzo del s.XVI, que desde lo alto de una colina ofrece unas vistas impresionantes del conjunto del pueblo.

Mave

Mave

Mave es un pueblo situado en el norte de la provincia de Palencia (Puerta de la Montaña Palentina, a unos 100 km. de la capital, y está integrado en el Ayuntamiento de Aguilar de Campóo. Tiene unos 100 vecinos, algunos ya de avanzada edad, lo que demuestra que este clima es muy saludable. Está enclavado a orillas del río Pisuerga, junto al Cañón de La Horadada, por donde se accede al famoso paraje de Las Tuerces, desde el que se avistan un montón de pueblos de la provincia.

Hasta hace no muchos años Mave tenía dos fábricas de harina, una en Santa María de Mave y otra en La Horadada. En Santa María de Mave también está la estación de ferrocarril, denominada MAVE, y sobre todo la hostería El Convento de MAVE, edificio construido entre los años 1200 y 1208, de gran belleza interior y con el restaurante donde degustar la tradicional cocina castellana. Es de cuatro estrellas y ha sido galardonado con el Premio Nacional 2014 al Mejor Hotel Rural.

Mave tiene cuatro Casas Rurales, un Hostal Restaurante donde disfrutar de sugestivos menús, en particular su famoso cocido. Este pueblo dispone de Consultorio Médico, al que acuden once de los pueblos vecinos. Contamos con una amplia zona de recreo, además de un Parque Infantil para los peques del pueblo y los que vienen a pasar los fines de semana y las vacaciones. Contamos también, por qué no decirlo, una vaquería con más de 600 cabezas.

Tenemos dos iglesias. Una, con su retablo en proceso de restauración, de estilo gótico (s. XVI) que está “adornada” encima del campanario con el nido de la pareja de cigüeñas que nos visitan todos los años y nos alegran con sus crotoreos. Y otra, de enorme riqueza arquitectónica, románica del siglo XII, muy visitada por los amantes del arte.

Es famoso en el entorno por sus fiestas de San Lorenzo, nuestro patrón, y más por sus celebradas Dianas que, al son de los pasacalles, todos los vecinos y visitantes recorren casa por casa para disfrutar de bebidas frescas y variadas y de los originales aperitivos que satisfacen la no solo el apetito de las gentes, sino también la curiosidad de todos los fieles a las fiestas de este pueblo. Al mismo tiempo, se participa en el gran concurso de disfraces de niños, de mayores, individual y de grupo.

Mave es un pueblo limpio, con un envidiable clima para descansar y disfrutar del río que nos acompaña en su curso en algunos kilómetros y de las montañas que adornan nuestro entorno y nos protegen, con un envidiable entorno paisajístico.

Mave es un pueblo bien comunicado por carretera y por tren (pronto tendremos el AVE hasta Aguilar de Campóo. Pero, sobre todo, Mave es un pueblo acogedor por la amabilidad y generosidad de sus gentes. En Mave nadie se siente extraño.

Mazariegos

Mazariegos

Mazariegos es un municipio que pertenece a la comarca de Tierra de Campos, situado en un enclave privilegiado, junto a la Laguna de la Nava, tan solo a 17 Km de la capital palentina. 

Es un pueblo agrícola y ganadero, que el año pasado ha recuperado el itinerario de la vía verde a su paso por el municipio, el denominado camino del “Tren burra”, uno de los atractivos de la localidad, junto a la antigua estación. Naturaleza y patrimonio se unen para disfrute del visitante.

Otro de los puntos de interés del municipio es la iglesia de la Asunción del siglo XIII, también tenemos un mirador situado en la estación vieja, desde donde poder divisar en un día despejado el Humedal de la Nava o la montaña palentina.

 

Moarves de ojeda

Moarves de ojeda

A pesar de su sencillez arquitectónica, la iglesia de Moarves de Ojeda es uno de los monumentos románicos más impresionantes de Castilla y León. Según los lingüistas, el nombre de Moarves deriva de «moharabes» o «mozárabes», en alusión a las gentes que lo habitaron antes de que toda esta comarca fuera repoblada en el siglo X por cristianos venidos del norte.

La iglesia de San Juan Bautista de Moarves de Ojeda, declarada Monumento Nacional en junio de 1931, es un edificio de dimensiones bastante reducidas, construida con sillería; está datada en las últimas décadas del siglo XII. Es un templo de una nave rectangular, en la que un arco triunfal marca la separación entre la cabecera, el tramo central y el final, en el cual aparece instalado un coro alto.

Moarves de Ojeda es una localidad perteneciente al municipio de Olmos de Ojeda, en la comarca de Boedo-Ojeda.

Entre su patrimonio destaca su iglesia románica de San Juan Bautista. Lo más reseñable de la iglesia, y por lo que es conocida, es por su magnífica portada, coronada por un magnífico friso que está protegido por un alero de cronología algo posterior. La portada, de medio punto, está formada por cinco arquivoltas decoradas con motivos vegetales y también geométricos, como billetes, baquetones y hojas de acanto, apoyadas sobre impostas de palmetas que coinciden con capiteles decorados.

Los del lado izquierdo presentan bailarinas arqueadas, músicos con rabel, saltos y una tuba en foma de barrilillo, un personaje sedente masculino y la escena de Sansón con el león mientras otro personaje lo alancea e introduce su brazo entre las fauces. En el lado derecho se esculpieron hojas de acantos, personajes afrontados con escudos, espadas y máscaras, el combate entre un león y dos hombres y una pareja de lectores.

Encima de la portada se encuentra un friso en el cual aparece representado un Apostolado que flanquea la figura de Cristo sedente rodeado por el Tetramorfos. Los apóstoles portan libros o filacterias identificativas. Este friso está soportado por dos ménsulas también decoradas en los extremos. En la fachada septentrional existe otra portada cegada, con triple arquivolta apuntada coincidiendo con un capitel y jambas acodilladas a los lados. Existen también dos ventanas románicas en la fachada sur, decoradas con capiteles con hojas de acanto y grifos.

Monzón de Campos

Monzón de Campos

Monzón de Campos es un municipio y localidad española de la comarca de Tierra de Campos, en la provincia de Palencia, comunidad autónoma de Castilla y León.

El término municipal de Monzón, posee una orografía tan variada que nos permite disfrutar de distintos espacios naturales, cada uno de ellos con sus paisajes, su vegetación y su fauna característicos y que nos proporcionan una serie de rutas naturales, utilizando los numerosos caminos y sendas existentes.

Uno de sus lugares de interés destacado es El Castillo de Monzón de Campos, formado por un sólido torreón de planta cuadrada, de unos 13 metros de lado, al que se le adosa un recinto de forma trapezoidal.  

La parte más antigua corresponde a la torre del homenaje, que presenta, en la fachada orientada al interior del recinto, una puerta de acceso elevada, a la que se llega por medio de una pasarela. La portada románica de la puerta de entrada a la planta baja no es original del castillo, corresponde a la desaparecida iglesia de Zenera de Zalima anegada por las aguas del pantano de Aguilar de Campoo.

Todo el torreón, construido con muy buena sillería, cuenta con numerosas saeteras a diferentes alturas y en sus cuatro caras, así como un balcón amatacanado situado sobre la entrada elevada. Esta coronado por almenas terminadas en forma piramidal.

El recinto que se adosa a la torre es de la primera mitad del siglo XIV, y está construido con mampostería. El acceso al mismo se realiza por medio de un arco apuntado sobre el que figura el escudo de la familia Rojas. En la parte baja de la fachada norte presenta una batería de saeteras.

 

Olleros de Pisuerga

Olleros de Pisuerga

Olleros de Pisuerga es un pequeño pueblo de la provincia de Palencia. Destaca su ermita rupestre de los Santos Justo y Pastor. Se trata de un templo excavado en la roca que se ha convertido en la joya del románico norte palentino.

Por sus grandes dimensiones y su perfecto estado de conservación, se le conoce como la catedral de la arquitectura rupestre. Probablemente, los que empezaron a picar fueron los monjes mozárabes que huyeron en el siglo IX de los musulmanes, y luego la obra se prolongó hasta adquirir , ya en el siglo XII, su tamaño y traza románica.

Además, Olleros de Pisuerga cuenta con otros dos potentes atractivos turísticos. Por un lado, el Castro de Monte Cildá (ciudad cántabra, que fue poblada prácticamente de manera ininterrumpida hasta la baja Edad Media. Allí se encuentran importantes restos visigodos y romanos) y, por otra, el Cañón de la Horadada (Cañón natural excavado por el rio Pisuerga a su paso por Olleros)  

Otero de Guardo

Otero de Guardo

Como su propio nombre indica, Otero de Guardo, se sitúa sobre un cerro a orillas del embalse de Compuerto. Frente a él, en la orilla contraria del pantano, su hayedo alberga arboles centenarios. Es en época de "Berrea" cuando desde las calles del pueblo podemos escuchar los fuertes bramidos de los Ciervos en pleno celo.

El juego de media bola tiene un papel protagonista, la Plaza es una bolera donde jóvenes y mayores se juegan "cuartos" a este juego de bolos. 

El Valle de Aviaos es un orgullo para sus habitantes. En sus verdes prados pasta el ganado hasta los meses de verano cuando comienza la siega y sus caminos son un auténtico trajín de remolques cargados de hierba.

El 6 de Agosto celebran sus fiestas patronales, San Justo y Pastor.

Palenzuela

Palenzuela

La historia de la villa se remonta a los tiempos prerromanos, cuando las poblaciones vacceas y arévacas, dos de los grupos étnicos que habitaron la meseta norte en la Segunda Edad del Hierro, empiezan a constituir ciudades-estado de cierta importancia. Una de tales ciudades fue Pallantia, ubicada a pocos metros al oeste del actual pueblo, que se menciona por primera vez en las crónicas romanas el año 151 aC. Los enfrentamientos con los invasores fueron constantes, hasta que el general Pompeyo, enviado por el Senado, destruye la ciudad el año 72 aC. Su solar fue abandonado, y no existió fundación romana sobre sus restos.

En la Alta Edad Media vuelve a resurgir Pallantia, ahora como un centro urbano cuya estratégica posición le hace merecer el favor de condes y reyes, concediéndosele fueros y un alfoz con más de 30 aldeas y lugares.
Se levantan murallas, un castillo, las iglesias de Santa Eulalia y San Juan Bautista, el monasterio de San Francisco, y numerosas casas señoriales. Fue cabeza de la Merindad de Cerrato, y sede de las cortes que
convocó el rey Juan II en 1425. Con el paso del tiempo, el nombre de la villa fue evolucionando, hasta llegar al actual de Palenzuela.

La riqueza patrimonial que atesora el municipio en el día de hoy abarca casi todas las categorías: arqueología (la ciudad prerromana de Pallantia y su necrópolis), arquitectura (la iglesia de San Juan Bautista, las ruinas de la iglesia de Santa Eulalia, las ruinas del castillo y la muralla, los restos de monasterio franciscano, la ermita de Allende el Río, las casonas de piedra con escudos labrados, las casas populares de barro y madera), escultura, pintura y orfebrería (el patrimonio mueble de la iglesia de San Juan –retablos, sepulcros, platería-, las pinturas góticas de la ermita de Allende el Río), etnografía (tanto material –chozos y corrales de pastor, bodegas subterráneas, casas-cueva- como inmaterial –la Procesión de las Hogueras, el Baile del Lazo-), patrimonio documental (el rico archivo municipal, con documentos originales desde el siglo XIII).

Todo ello condujo a su declaración como Conjunto Histórico Artístico Nacional, hoy Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico, en 1966.

Paredes de Nava

Paredes de Nava

Paredes de Nava se sitúa al norte de la ciudad de Palencia, de la que dista 20 kilómetros, con una superficie de 129 kilómetros cuadrados.

La localidad se halla a 776 metros de altitud dentro de la Comarca de Tierra de Campos, rodeada por el nordeste por el monte la Cepuda, la Dehesa, las Nevillas y el Monte la Villa, lo que crea unos paisajes de encinas óptimos para practicar senderismo o paseos en bicicleta.

Por el suroeste nos acercamos a lo que fue parte de la Laguna de la Nava, lo que dará pie a observar diferentes aves como cigüeñas, avutardas o patos. El municipio es regado por las aguas del río Carrión y principalmente por el Canal de Castilla, en su ramal de Campos.

En Paredes de Nava encontramos restos de época celtíbera y romana, yacimientos que poco a poco están viendo la luz. En época medieval recibirá sus fueros por orden de Alfonso VII. Hubo una importante aljama judía con su sinagoga.

En 1429 la villa, pasará al señorío de los Manrique y a mediados de esa centuria Don Rodrigo Manrique, Maestre de Santiago, será nombrado Primer Conde de Paredes. Su hijo el poeta Jorge Manrique será el encargado de cantar sus hazañas en 'Coplas a la muerte de su padre'. Por estos años también verá la luz en esta tierra de Paredes de Nava, el pintor Pedro Berruguete que tendrá el privilegio de ser el introductor de la pintura renacentista en Castilla. Su hijo el famoso escultor Alonso Berruguete será el encargado de llegar a la cima la escultura castellana.

En el s.XVII verá la luz Felipe Berrojo de Isla, importante arquitecto del barroco castellano.

La localidad cuenta con un rico patrimonio artístico difícil de imaginar, destacando la Iglesia de Santa Eulalia, declarada Monumento Nacional en 1962, albergando en su interior el Primer Museo Parroquial fundado en España. Paseando por sus calles iremos descubriendo típicas edificaciones de adobe, o de ladrillo rústico que hacen imposibles juegos de luz.

Saldaña

Saldaña

Esta candidatura para el premio “El pueblo más bello de Castilla y León” ha conllevado un serio debate entre nosotros por discernir el concepto de belleza. Para unos, la mayoría, comprende aquellos conceptos estéticos que hacen de Saldaña un lugar acogedor y agradable para el lugareño y el foráneo que nos visita.

Para otros, la idea de belleza también debía recoger el carácter de sus habitantes, que son los que con el paso de los siglos han configurado lo que es Saldaña en la actualidad. Ahí entran en juego conceptos tan subjetivos como la hospitalidad y cordialidad de los anfitriones, e incluso la gastronomía fruto de nuestra herencia cultural y material.

En ese último apartado se pone sobre la mesa el carácter de los saldañeses. Así era D. Santiago Prieto Varela, quien donó sus bienes para restaurar la maltrecha iglesia local. Y así era también nuestro querido Javier Cortes Álvarez de Miranda, el descubridor y mecenas de la Villa Romana de La Olmeda. La magna obra que emprendió en 1968, fue fruto, entre otras, de ambas variables. Exhumar la belleza que encerraban aquellos mosaicos fue un motor alimentado por esa belleza interior fruto del carácter que impregna esta tierra.

Por ese motivo, esta breve memoria – descripción de nuestro pueblo contiene a partes iguales tanto la riqueza monumental y natural de nuestro entorno como las historias personales y leyendas que lo hicieron posible.

San Salvador de Cantamuda

San Salvador de Cantamuda

San Salvador de Cantamuda es capital del municipio de La Pernía, compuesto por 12 pedanías y en él se haya el ayuntamiento central.

Tras el nombre de esta localidad se esconde una leyenda que aúna ficción, historia y arquitectura y cuyo escenario se da en la imponente Peña Tremaya, donde se cuenta que había un castillo en el que vivían el conde Nuño y su mujer Elvira.

Movido por los celos el conde quiso deshacerse de su mujer en una noche de tormenta, enviándola por lo más escarpado de la peña con una mula coja, vieja y falsa y guiada por una criada muda, con el fin de que se despeñaran durante el trayecto.

Pero los celos de Nuño no estaban basados en hechos y quiso la providencia que Doña Elvira llegara hasta el puente de la localidad de San Salvador en aquel entonces llamado de Tremaya, momento en el cual la muda comenzó a cantar dando gracias al Salvador por haberlas protegido y narrando la injusticia cometida por el conde.

Las noticias llegaron a oidos del conde que viendo el milagro ocurrido bajó al pueblo para pedirle perdón a su mujer.

Dicen que con el fin de obtener su perdón fundó una ermita en Lebanza en honor a Nuestra Señora de la Alabanza, que con el tiempo y varias reformas se convertiría en la Abadía de Lebanza y la primera iglesia en honor al Salvador, en San Salvador de Cantamuda. Que trocó su nombre de San Salvador de Tremaya por el de San Salvador de Cantamuda, por este hecho insólito.

El templo actual en honor a San Salvador corresponde a una época posterior a esta leyenda ya que la leyenda se ubica en el s.X y este edificio data del s. XII.

Lo mismo ocurre con el puente medieval, datado en el s.XIII.

Del exterior de la iglesia destaca su imponente espadaña, que se ha ganado el nombre de "la más bella espadaña del románico español"

En su interior, los capiteles de sus columnas se hayan bellamente decorados con motivos vegetales y animales, al igual que la mesa del altar, sostenida por siete columnillas y tallada en piedra con gran labor.

Continuando hacia el interior del casco urbano hayaremos el rollo jurisdiccional del s.XVI en mitad de la plaza del Ayuntamiento.

Este rollo se colocaba en aquellas localidades que por su grandeza obtenían el título de villas y servía para demostrar el poder que regía en cada villa, en este caso hayamos en lo alto del rollo el escudo del obispo Don Luis Cabeza de Vaca, al cuál se le concedió poder jurídico y criminal sobre el condado de Pernía.

También sirvió este rollo de picota y humilladero, prueba de ello son las argollas que posee.

A lo largo del pueblo encontraremos varias casas con blasones que nos demuestran el pasado noble de esta localidad.

Es de los pocos pueblos de montaña que a día de hoy mantiene la tradición de celebrar ferias ganaderas, de ganado vacuno y equino, base de la economía de la zona.

Santibáñez de Resoba

Santibáñez de Resoba

Se trata de una población enclavada en la Montaña Palentina dentro del Parque Natural y Fuente Cobre-Montaña Palentina, en las estribaciones de los Picos de Europa.

Rodeado de montañas calizas con cotas de más de 2.500 metros ricas en cuevas y apropiadas para el montañismo y el senderismo.

El pueblo está construido en graderío debido a la difícil orografía que lo asienta y guarda las esencias de los pueblos de montaña. Además de la arquitectura popular, destaca en sus construcciones la piedra negra que tanto abunda en Valle Estrecho. La iglesia de San Cristóbal está apartada del casco urbano y se asoma a las laderas del valle que conducen a San Martín y Rebanal.

 

Soto de Cerrato

Soto de Cerrato

Parece que el origen de este municipio se situa en unos caserones construidos junto al rio Pisuerga, concretamente junto a un soto “sitio que en las riberas o vegas está poblado de árboles o arbustos” situado en la comarca del Cerrato, muy cerca de la capital.

Muy característico de este pueblo es su soto y sus zonas verdes.


 

Sotobañado y Priorato

Sotobañado y Priorato

Sotobañado y Priorato es un municipio de la provincia de Palencia comunidad autónoma de Castilla y León, España.

Este pueblo se encuentra situado junto al río Boedo y rodeado de una abundante chopera. 

Pese a la pequeña población de este municipio de unos 150 habitantes, tiene un encanto que enamora a todos los que lo visitan, bien por el pueblo como los alrededores que tiene. Cuenta con numerosos edificios que siguen conservando sus fachadas antiguas y una plaza con grandes soportales porticados claramente con estilo castellano.

En la Plaza José Antonio Girón número 1 se encuentra situado el edificio porticado del Ayuntamiento, donde se puede observar en la fachada el escudo de la villa y rematado en su parte superior por un reloj.

En las afueras del pueblo podemos disfrutar de zonas ajardinadas en las que los más pequeños y los no tan pequeños pueden disfrutar y practicar varios deportes.

Nuestra iglesia parroquial dedicada a nuestra señora de la asunción es de origen románico y se conserva la portada del siglo XIII.

Sobre una pequeña loma se puede ver la ermita de la Virgen de los Milagros. Se celebran 2 fiestas en honor a la Virgen, el 13 de mayo y en septiembre. En las fiestas de septiembre se baja a la Virgen a la iglesia para hacerle una novena y se vuelve a subir ocho días después a su ermita.

Torquemada

Torquemada

En la parte suroriental de la provincia de Palencia, a 21 km de la capital y con la autovía A-62 como principal vía de comunicación encontramos Torquemada. Un municipio de 1.006 habitantes que pertenece al Cerrato palentino

El rio Pisuerga fluye a escasos metros de su casco urbano y es atravesado por el famoso puente de 25 ojos que es uno de los más grandes de Castilla y León y cuya construcción se remonta a la época medieval, aunque ha sido reformado después en varias ocasiones.

Lugar de nacimiento Fray Tomás de Torquemada, de Catalina de Austria, Reina de Portugal, hija de Juana la Loca y Felipe el Hermoso, lugar de paso para Carlos V y de veraneo para José Zorrilla.Torquemada en un pueblo con numerosos encantos como puede ser el barrio de bodegas, declarado Bien de Interés Cultural recientemente. Formado por 477 bodegas censadas (aunque se habla que puede haber 1.000) y que da lugar a un paisaje peculiar de montículos paralelos separados por calles y digno de ser visitado, donde además se podrán degustar sus vinos con D.O Arlanza o una buena parrillada de chuletillas de lechazo.

Destaca también la imponente iglesia de Santa Eulalia, donde descansaron los restos de Felipe el Hermoso durante 3 meses, y donde los celos enfermizos de su esposa Juana no permitieron entrar a ninguna mujer. Lugar también, donde en 1808, el pueblo de Torquemada se hizo fuerte frente a las tropas francesas del General Lasalle, cuando pretendían llegar a Valladolid. Aunque su buena intención no sirviera mas que para que estas tropas ejercieran una represalia desmedida pues mataron y quemaron todo lo que encontraron a su paso. Es una iglesia del S.XVI en su mayor parte y que tiene una imponente espadaña del S. XVII con 7 vanos para alojar las campanas.

Tambiénpodemos destacar la ermita de Santa Cruz, único monumentorománico del municipio, o el Santuario de Nuestra señora de Valdesalce donde todos los años se realiza una tradicional romería con danzantes y una comida campestre en su pradera a la que asiste, no solamente los vecinos del pueblo, sino gente de toda la comarca del Cerrato.

Tenemos además el museo de la Fundación Rodríguez Bustos en el que podemos ver cómo era la vida de los años 60 y 70, además de un rápido repaso de la historia deTorquemada.

Finalmente vamos a resaltar el producto estrella de la huerta de Torquemada, que es el pimiento de cuatro morros, y la feria que se lleva a cabo todos los años en su honor coincidiendo con el comienzo de la temporada de recogida, y que tiene gran repercusión en toda la comunidad, ya que es una excelente oportunidad para degustar el patrimonio gastronómico de Torquemada.

Valberzoso

Valberzoso

Valberzoso cuenta con tan solo 22 habitantes. Allí se encuentra uno de los rincones más bellos de la provincia de Palencia: el Puente Romano de Rojadillo.

Está escondido entre la frondosidad de un bosque centenario de robles y hayas, en el que abundan también avellanos, serbales y acebos con sus frutos rojos, de los que se alimenta el zorro y algunas de las escasas parejas de urogallos de la Cornisa Cantábrica. El oso pardo también visita estos bosques ocasionalmente.

El puente se sitúa sobre el río Camesa, en cuyo paso los romanos construyeron un gran puente de un solo ojo, que por estar en medio de la frondosidad del bosque, apenas está erosionado.Merece la pena la visita para poder disfrutar de torrentes y cascadas.

Valberzoso cuenta también con una interesante iglesia tardorrománica que se conserva casi íntegra, destacando su portada de seis arquivoltas talladas con diferentes motivos vegetales y geométricos muy poco vistos. Su verdadero lujo está en las buenas pinturas del s. XV atribuidas al delicado maestro de San Felices. También conserva una virgen románica original. En Valberzoso cosechan una maravillosa miel de brezo, polen, jalea real e hidromiel. No se puede ir de este valle sin comprar pan de Olea, así como hogazas y tortas de aceite de las de antes hechas en horno de leña.

Valcobero

Valcobero

Valcobero se encuentra dentro de la ruta de los "pueblos abandonados". Se trata de un pueblo con historia y de ello dan fe su iglesia y sobre todo la pila bautismal del S XII románica.

En 1970 se despobló y ahora se están recuperando las casas con mucho gusto y respetando en gran medida la personalidad de un lugar típico de montaña situado a 1.320 metros de altitud junto al pantano de Compuerto.

Destaca una curiosa construcción llamada " La Benina". Se trata de una edificación curiosa cuya techumbre está realizada con paja. Es la única que aún se conserva en la provincia de Palencia. Además, en esta zona tienen presencia lobos, venados corzos e incluso lobos.

Vallespinoso de Aguilar

Vallespinoso de Aguilar

Dista 10 km de Aguilar de Campoo en Palencia. La escasa población que en él reside se dedica a la agricultura, la ganadería, y el turismo rural. Tiene una altitud de 1.004 m. Vallespinoso de Aguilar puede presumir de un pequeño y curioso templo románico de finales del siglo XII. Es uno de los emblemas publicitarios del románico palentino, declarado Monumento Histórico Artístico de carácter Nacional en el año 1951.

Dicen los expertos que es el ejemplo románico más original de Palencia y quizás de Castilla-León. Tras subir un empinado camino y pasar un arco, que en otro tiempo debió de impedir la entrada, llegamos a una de las partes principales de este templo: su bella portada. El segundo elemento que da un toque diferente a la ermita de Santa Cecilia es su torre, una torre que en origen acabó en una tronera pero que en la restauración que sufrió la iglesia en 1958 fue cerrada con una falsa cúpula de cemento.

Si el exterior de la ermita de Santa Cecilia nos llama la atención por su originalidad, el interior tampoco va a dejar indiferente a nadie, y es que el desnivel del ábside provocado por la montaña en la que se asienta le da un carácter único. Debemos visitarlo detenidamente y observar con detalle sus capiteles.

Velilla del Río Carrión

Velilla del Río Carrión

Siendo la entrada Occidental a la Montaña Palentina, la historia de Velilla se forja a pulso de las luchas entre Cántabros Tamáricos y Romanos. De ellos nos quedan las Fuentes Tamáricas, con la intermitencia irregular de sus aguas y la Leyenda que profetiza "una pronta muerte al que por primera vez que la visite, la encuentre en su fase seca", según Plinio el Viejo.     

El Río Carrión surca el valle custodiado por dos enormes moles calizas, Peña Mayor y Peña Lampa. En sus laderas dos bosques singulares y únicos, el Pinar autóctono y el Sabinar. 

Los Nogales de la Plaza, la fuente del Calderón, el Calero, el camino de los Moros, el bosque de Valdehaya, el río Besandino, el puente medieval (que no romano como muchos piensan)... son atractivos que hacen de Velilla un lugar único, como dice la canción:

"Tres cosas tiene Velilla

que no tiene el mundo entero,

la Reana, el Calderón

y los Nogales en el medio" 

Venta de Baños

Venta de Baños

Su término municipal contiene las villas de Venta de Baños y Baños de Cerrato. Venta de Baños dista de la capital palentina 10 km y Baños de Cerrato 11.

Venta de Baños es una localidad de núcleo poblacional de origen reciente y moderno (1860), surgido al amparo del crecimiento provocado por el establecimiento del importante nudo o entronque ferroviario de los Ferrocarriles del Norte, con los del Noroeste. Núcleo industrial y ferroviario éste, que se instaló alrededor de lo que en origen fue una antigua venta (posada) ubicada en el antiguo camino Real de Burgos. Dos han sido las iglesias parroquiales que ha tenido Venta de Baños, las dos dedicadas a Santa rosa de Lima, patrona de la villa. La que hoy podemos contemplar, es un edificio modernista de la posguerra, inaugurado en 1953 y que reemplazó en el mismo solar, a otra más airosa, neorromántica, ya desaparecida y que fue edificada en 1896-97.

Baños pierde sus orígenes en la noche de los tiempos, ya que su ubicación, fue posiblemente un territorio poblado desde tiempos prehistóricos. Toda su historia gira alrededor de su reconocida y visitada Basílica Visigótica de San Juan de Baños.

La tradición asegura que volviendo el rey Recesvinto de “apaciguar” a vascones y aquitanos de sus constantes sublevaciones y correrías, al pasar por estas tierras cerrateñas oyó hablar de las excelentes propiedades salutíferas de las aguas de unos antiguos baños; como el monarca visigodo estuviera aquejado de un mal nefrítico, se acercó a los mismos y tomó sus aguas; al poco tiempo, su mal mejoró y sintiéndose agradecido, mandó edificar la conocida basílica y reconstruir la fuente como baptisterio, dedicándoselas a San Juan Bautista y cristianizando, de esta forma, un lugar que hasta entonces había estado dedicado al culto pagano de las aguas y las fuentes (ninfas).

En el año 1860, en plena revolución industrial, fue inaugurado el Ferrocarril del Norte, con todo lo que esto supuso para la antigua villa de Baños y a la que no tardando, superaría en población y desarrollo “La Venta de Baños”, presente capital del municipio.

En la actualidad, Venta de Baños cuenta con un espléndido Polígono Industrial, donde se ubican un gran número de empresas que se benefician de las excelentes comunicaciones que ofrece la ubicación de este suelo industrial. 

Villada

Villada

Villada es un pueblo palentino de la comarca de Tierra de Campos de 1036 habitantes.

Fue lugar repoblado en el año 907 por el rey Alfonso III, dando éste la iglesia de San Fructuoso al monasterio leonés de San Facundo de Sahagún. 50 años más tarde sería refundado el pueblo por algunos mozárabes, de ahí el antropónimo Adda, con la iglesia de Santa Maria de la Era.

Villada cuenta con dos iglesias: la parroquia de Santa María de la Asunción, y la de San Fructuoso y de dos ermitas: la de Cristo de la Hera y la de la Virgen del Río.

Es también destacable su Plaza Mayor.

Villaescusa de las Torres

Villaescusa de las Torres

Villaescusa de las Torres es una pedanía perteneciente al municipio de Pomar de Valdivia, en el extremo nororiental de la provincia de Palencia. Se trata de un pequeño pueblecito, con menos de una veintena de habitantes, escondido a los pies del páramo de Las Tuerces, junto a la margen izquierda del Río Pisuerga.

Este pueblo atesora rincones sorprendentes, entre los que destaca el extraordinario complejo cárstico tallado en la parte alta del páramo de Las Tuerces. Es un asombroso laberinto de extrañas formas calizas y profundos callejones, con un gran interés geológico, desde el que se observa una magnífica panorámica de la Montaña Palentina y Las Loras.

Otro de los lugares con encanto de Villaescusa de las Torres es el espectacular Cañón de La Horadada, excavado por el Pisuerga en su recorrido hacia la meseta, que se localiza aguas abajo de las desembocaduras de los ríos Camesa y Lucio, en lo que representa un enclave de elevado interés ambiental.

El valioso patrimonio natural de Villaescusa de las Torres y su proximidad a la Villa de Aguilar de Campoó hacen de este pueblo un atractivo turístico de primer orden, lo que se traduce en una notable afluencia de visitantes durante todo el año.

Villalcázar de Sirga

Villalcázar de Sirga

En plena comarca de Tierra de Campos y hacia la mitad del camino de la ruta jacobea con destino Santiago, se encuentra el maravilloso municipio de Villalcázar de Sirga.

Esta villa perteneció a la orden del Temple, siendo una importante encomienda a juzgar por el  Templo-fortaleza construido por dicha Orden de los Templarios entre los S.XII y S.XIII, en la transición del románico al gótico.

Cada rincón de este pequeño pero acogedor pueblo te sorprende, y además puedes disfrutar tanto de arte e historia como de la mejor gastronomía típica de dicha zona.

Un bello pueblo que no pasó desapercibido ni por Alfonso X el Sabio, quién dedicó algunas de sus cantigas a la virgen Blanca de esta localidad.  

Villamuriel de Cerrato

Villamuriel de Cerrato

Villamuriel de Cerrato es un hermoso pueblo situado al sur de la provincia de Palencia que oculta una gran belleza en su interior. La villa, bañada por el rio Carrión, ostenta un puente románico medieval, pasarela de entrada al mismo municipio. 

También discurre por la Villa el Canal de Castilla, una de las obras de ingeniería civil más relevantes de nuestro país, donde encontramos la impresionante esclusa 33. Por supuesto no nos podemos olvidar de nuestros dos monumentos declarados Monumentos Histórico-Artístico de interés nacional, la iglesia Santa María la Mayor que desde el horizonte se puede ver vigilante en el casco viejo donde se disfrutar de diferentes visitas teatralizadas a la torre y admirar de unas maravillosas vistas. 

También una joya oculta, el Real Monasterio de nuestra Señora de la Consolación fundado por Doña Leonor de Castilla en el año 1458 y en el que sus muros exhalan historia de tiempos pasados.

Por todo esto y mucho más, ven a Villamuriel y descubre su historia, donde siempre hay algo por descubrir.

Villaviudas

Villaviudas

Villaviudas es una localidad y municipio en la provincia de Palencia, posee una historia con legados en arquitectura, arqueología, escultura, fauna, flora y sobrio paisaje que pueden ser observados en compañía de agradables y confortantes sensaciones por valles, paramos, cerros, fuentes y manantiales.

Cómo lugares de interés destaca la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de los siglos XIII y XIV, conservando algunos tramos de bóvedas góticas, la Dehesa de Tablada, antiguo poblado Medieval instalado sobre una pequeña meseta o las bodegas que estaban dedicadas a la elaboración y crianza del vino, con las uvas de los majuelos del pueblo.

 

Patrocinado por
El pueblo más bello 2017

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen