Hasta 1000 Habitantes de 1.000 a 10.000

San Facundo y Villafranca del Bierzo son los más votados en El Pueblo más Bello de León y optarán a ser el pueblo más bello de Castilla y León. Podrás volver a votar por ellos a partir de octubre.

San Facundo

San Facundo

San Facundo es un pueblo de la comarca de El Bierzo en la provincia de León. Forma parte del ayuntamiento de Torre de El Bierzo y está situado a siete kilómetros de la salida nº- 366 de la  A-6 dirección Coruña.

Villafranca del Bierzo

Villafranca del Bierzo

Villafranca del Bierzo se sitúa  al oeste de la comarca de El Bierzo. En ella confluyen los ríos Burbia y Valcarce. Es uno de los municipios leoneses en los que se habla gallego.

Forma parte del Camino de Santiago, formando etapa y meta al mismo tiempo. En la iglesia dedicada al Apóstol, en la villa, puede ganarse la indulgencia. Fue considerado Conjunto histórico-artístico en 1965.

Pero Villafranca no sólo cuenta con un patrimonio histórico-artístico, su patrimonio natural es amplísimo.

Balboa

Balboa

Balboa es una localidad y municipio en la comarca de El Bierzo. Se encuentra situado en el Valle del río Balboa, en la subcomarca del Valle del Valcarce.Estamos orgullosos de nuestro patrimonio y nuestro paisaje; pero -sobre todo- de nuestro paisanaje.

Imprescindible visitar:  El Castillo de Balboa, del siglo XIV; La Iglesia de Santa Marina (BIC), construida entre el siglo XIII y XVI; de estilo renacentista y de origen románico. Y, por supuesto, "La Casa de las Gentes" que es el foro permanente de reivindicación de la cultura rural y de todo lo que supone la vida en los pueblos.

Quizás lo más emblemático del lugar son Las Pallozas de Balboa, que enamoran a todos los visitantes.
Y, por supuesto, las fiestas; que son inolvidables como: La Foliada Balboa Feroz (febrero); La Noche de San Juan (24 de junio) o Santa Marina (18 de julio); por no hablar de los festivales como el Reggaeboa Festival.

 

Boñar

Boñar

Boñar se ha convertido en  una villa turística imprescindible en la región debido a la belleza de su entorno y, sobre todo, a la estación de esquí de San Isidro.

Sin duda, el símbolo de Boñar es “el Negrillón”. Se trata del cuerpo de un olmo  de varios cientos de años de antigüedad que preside la plaza; y otro pequeño gran símbolo de Boñar es la Iglesia de San Pedro Apóstol con el maragato, tocador de las campanas.

La Iglesia de Vegaquemada, cerca de Boñar, es una bellísima construcción de 1952 sobre los restos de la románica del siglo XI.

Las fuentes medicinales en Boñar, junto a restos e inscripciones dan fe de que hubo una tradición de balnearios en la Villa desde tiempos remotos. Como ejemplo tenemos El Balneario de San Adrián al que se le quiere dar una nueva vida y ponerlo en funcionamiento otra vez.

En el Pantano del Porma se pueden hacer actividades acuáticas. Otros puntos de interés son los bosques de Pardomino o Felechas, como muestra de hórreos vivos.

Subir el río Porma desde Puente Villarente en dirección Boñar en el mes de octubre es una experiencia inolvidable para la vista y los sentidos. Desde los chopos amarillos y verdes de la zona del Condado hasta los robles, hayas, abedules y servales de todo el río hasta Puebla de Lillo.

Caín

Caín

No hay puerta de entrada más bonita para acceder a la garganta del Cares, que el pueblo de Caín. Se encuetra a más de 460 metros de altura y su belleza y entorno son evidentes.

Merece la pena visitar entornos cercanos como la Ermita de la Corona, donde según la tradición fue coronado Don Pelayo; y El Chorco de los lobos, donde se puede contemplar una antigua trampa que se utilizó durante siglos para cazar lobos.
Otro lugar para conocer cercano a Caín es el Mirador del Tombo, en la carretera que une Caín con Posada de Valdeón.

Castrillo de los Polvazares

Castrillo de los Polvazares

 Castrillo de los Polvazares es uno de los pueblos más hermosos de la comarca leonesa de la Maragatería. Un pueblo de casas de piedra, varias de ellas blasonadas, propias de tres familias Hidalgas que fue declarado conjunto histórico artístico y que conserva íntegra su arquitectura popular. La piedra y arcilla roja de sus fachadas contrasta con los vivos colores de los portones y ventanas: azules, verdes y blancos. Tonos que descubren un pasado arriero a los turistas que atraviesan la calle Real, columna vertebral de la villa.

Está considerado como el ejemplo más bello de la arquitectura popular de toda la comarca de Maragatería. Una comarca muy relacionada con el gremio de los arrieros siendo Castrillo durante mucho tiempo el pueblo maragato donde residieron los más importantes arrieros cuyas grandes fortunas fueron fruto del transporte y tráfico de mercancías, granos, pescados, aceites, vinos y dinero desde los puertos del Norte, a León, Castilla, Madrid y viceversa.

Una vez más el propio oficio de las gentes ha construido en Castrillo de los Polvazares, y en buena parte de los pueblos vecinos, un conjunto arquitectónico reflejo de su vida. Así, todas las casas, de piedra, barro rojo, teja y paja tienen grandes portalones en forma de arco y rectangulares junto a la puerta de acceso a la vivienda. Estos portones tenían la función de permitir el paso de los carruajes a patios interiores y paneras donde se guardaban los diferentes granos. 

Lo mismo ocurre con las calles, anchas y empedradas. La amplitud responde también a la necesidad de que circularan los carros. El empedrado evitaba que sobre la tierra se hicieran surcos que dificultaran el paso de los carros y animales. 

Estas pinceladas arquitectónicas se conservan hoy íntegramente a la perfección y hacen que Castrillo de los Polvazares sea uno de los pueblos españoles mejor conservados y que mayor número de turistas recibe.

Ciñera de Gordón

Ciñera de Gordón

Ciñera, localidad española perteneciente al municipio de la Pola de Gordón, en la provincia de León y la comarca de la Montaña Central en la Comunidad Autónoma de Castilla y León a diecinueve kilómetros del puerto Pajares.

En su conjunto, Ciñera, está enclavado en un pequeño valle rodeado de siete hermosas montañas que la acunan y protegen, dando a este lugar un clima fresco y seco.

Se trata de un pueblo de contrastes que mezcla el adoquinado rústico con una iluminación moderna, las casas bajas con los pisos que se levantaron para los últimos empleados de la Hullera Vasco Leonesa. Estas casas bajas, son lo característico de este sitio, ya que fueron las que dieron forma y vida al pueblo (nacido por y para la minería).

Ciñera, es un lugar que no deja indiferente a nadie, pequeño pero acogedor, mimetizado con el ambiente natural que lo protege, y a la par, conserva multitud de servicios: bares, restaurantes, farmacia, comercios, peluquerías, centro de estética, colegio, instalaciones deportivas (entre ellas una gran bolera cubierta, donde continuamos practicando juegos tradicionales) y diversas asociaciones. Aquí, hasta las personas que vienen de los sitios más lejanos, se sienten como en casa, paseando por la orilla del río, atravesando prácticamente el pueblo, paralelo a la nacional y a las vías del tren...

Sus habitantes son un conglomerado de gente venida de muchos sitios de España (asturianos, extremeños, andaluces, gallegos…) hombres sencillos que, en malos tiempos, vieron en la empresa una posibilidad de salir adelante. Personas que nunca contaron los muchísimos riesgos que sufrían. Los duros y constantes acabaron entendiendo la mina y se movían por ella como si fuera una bonita travesía. Lo mejor es que supieron dar a sus hijos un extraño sentimiento que han hecho de éste lugar un bonito sueño donde el extraño se le considera del pueblo.

No se puede olvidar que forma parte de la historia viva de esta provincia, que tanto sus calles, como sus gentes, han sido testigos de las manifestaciones y las irrupciones de los cuerpos de seguridad en el pueblo para evitar el cierre de las minas que nutrían a las familias asentadas.

Pero si hay algo especial en Ciñera, es la presencia de uno de los hayedos mejor conservados de España, el Faedo, situado a kilómetro y medio del pueblo. En su entrada hay un magnífico merendero, tras el cual, se descubre un pequeño bosque de hayas centenarias, donde se camuflan también robles y encinas. Este bosque tan singular, crea techo natural, entretejiendo sus ramas y hojas, provocando en un interior una atmósfera más húmeda y fresca. En sus entrañas, esconden la joya de éste idílico asentamiento, Fagus, la magnífica haya de más de quinientos años. Además, este paraje mágico no se queda aquí, sino que nos devela un extraordinario paisaje formado por las marmitas de gigante y la posibilidad de saborear el agua que mana del interior de las montañas. Cada día, cada estación, podemos sorprendernos al encontrar un nuevo faedo, un desconocido faedo que siempre será el mismo, que siempre será eterno.

De camino a este lugar, podemos encontrarnos una bocamina visitable que, en la actualidad, se mantiene para el disfrute de los visitantes. También se descubre, un poco más adelante una antigua mina, en la que se conserva un precioso pozo llamado Ibarra, cuya estructura metálica se mantiene en pie, por donde se entraba al interior de la montaña para explotarla y que ahora  sólo queda para hacer historia.

 La Ciñera, junto con el Faedo, es un lugar de cuento, y nunca mejor dicho, pues podemos descubrir en el interior del bosque la leyenda del origen de esta localidad.

Corullón

Corullón

Corullón es un municipio y localidad de El Bierzo, en la provincia de León y uno de los municipios leoneses en los que se habla gallego.

En cuanto a su patrimonio histórico, cuenta con dos iglesias declaradas Monumento Nacional. La  iglesia de San Esteban,  de estilo románico leonés con marcada influencia compostelana construida a finales del siglo XI y La Iglesia románica de San Miguel, cuya construcción data del siglo XII.

Cabe destacar  también el Castillo de Corullón,  torreón de la fortaleza palacio de los Marqueses de Villafranca. Su construcción data del siglo XIV.

Otros puntos de interés en Corullón son el Poblado Minero de Peña del Seo y la Iglesia de San Pedro

Lois

Lois

Este precioso pueblo apenas cuenta con una veintena de vecinos, pero su iglesia parroquial es conocida como 'La Catedral de la Montaña', del arquitecto Fabian de Cabezas, maestro mayor de la Catedral de Toledo.

Es de mármol rojo veteado procedente de una cantera local. En Lois encontraréis hermosas casas de nobles de los siglos XVII y XVIII, con escudos de armas en las fachadas.

Merece la pena visitar la 'casa de humo', una construcción típica montañesa, de más de 200 años, hecha en piedra y madera cubierta de teito de paja con el hogar en el medio de la vivienda sin chimenea.

Las vistas desde el campanario de la Iglesia son espectaculares y el entorno es el paraíso de los amantes de la naturaleza.

Sahagún

Sahagún

La villa de Sahagún es un lugar perfecto para cualquier visitante ya que reúne numerosos monumentos y edificios emblemáticos asociados a una larga historia y tradición. Además, es uno de los máximos enclaves de la arquitectura mudéjar tan vistosa y emblemática.

La prueba de ello son, por ejemplo, la Iglesia de San Tirso (siglo XII), Nuestra Señora de la Peregrina (siglo XIII) o la Ermita de la Virgen del Puente (siglo XII), y  la Iglesia de San Lorenzo, construida enteramente de ladrillo y constituye otra de las joyas de su patrimonio encuadrada dentro del románico facundino.

En cuanto a la arquitectura civil, Sahagún tiene su máximo representante en Puente Canto de origen romano que fue reconstruido en el siglo XVI sobre el río Cea y por el que es habitual ver pasar peregrinos haciendo el Camino de Santiago.

Otras  “joyas arquitectónicas” que hoy se pueden visitar son el Monasterio de San Benito, La Capilla de San Mancio o La Torre del Reloj.

Sahagún es un municipio de larga tradición histórica que se refleja en sus conmemoraciones y celebraciones actuales. Una de las más características es la celebración desde el año 2002 del “Encuentro de Juglares”, que pretende recordar la primera escuela de juglares de España, fundada en la villa se Sahagún en 1116.

Soto de Sajambre

Soto de Sajambre

Soto de Sajambre es un pequeño pueblo ubicado al noroeste de la provincia de León y dentro del Parque Nacional de Picos de Europa. Es el pueblo más turístico del Valle de Sajambre gracias a don Félix de Martino (1859).

Este indiano salió de su pueblo natal con destino a las minas de Riotinto (Huelva), donde trabajó varios años especializándose como facultativo de minas. Después partió hacia Méxicoy consiguió convertirse en un importante empresario textil de Puebla. 

Félix de Martino invirtió gran parte de su fortuna en crear una escuela en su pueblo natal a la que dotó de un material didáctico único en su época, contratando al maestro Don Leonardo Barriada, quién se dedicó en cuerpo y alma a la educación de los niños de la escuela.

En 1907 se inaugura la Escuela, y hasta 1928 vive su época de máximo explendor, teniendo reconocido prestigio en su entorno tanto por sus instalaciones como por su enseñanza.

Creó la Fábrica de la Luz, el Lavadero de las fuentes y financió la actual carretera que comunica Oseja con Soto.

Sus paisajes, su extensa vegetación su abundantes arroyos y su ubicación a los pies del macizo occidental de los Picos de Europa, hacen de él un paraje de extraordinaria belleza. Sus casas son buena muestra de la arquitectura tradicional del Valle de Sajambre, con corredores y un hórreo típico de la zona.

En la actualidad, es un extraordinario punto de partida para iniciar rutas de senderismo por el interior del Parque Nacional, siendo visitadas por numerosos amantes del montañismo a lo largo del año. Entre las más frecuentadas están la 'Senda del Arcediano' y la que conduce a la 'Majada de Vegabaño', sin duda uno de los mejores sitios desde donde se puede contemplar Peña Santa. El Pueblo de Soto de Sajambre se conoce también como 'Jardín de Peña Santa'.

Valdescapa

Valdescapa

Valdescapa, es un pequeño pueblo de la provincia de León, situado a dieciocho kilómetros de Sahagún, su origen data del año 972, cuando se tiene constancia, por escritura de cesión del Monasterio de Santa María al de Sahagún.

La Iglesia de San Andrés alberga uno de los mejores retablos renacentistas de la provincia de León, se compone de doce tablas, que representan la vida de Jesús y de San Andrés, de autor anónimo, el dorador fue Francisco de Villamuñio natural de Becerril de Campos.
El retablo de San Anton es del Siglo XVII, de estilo manierismo, sigue a la perfección la doctrina del Concilio de Trento.

En el año 1575 el rey Felipe II le concedió un beneficio de 24 ducados a Tomas Luis de Victoria en Valdescapa para poder seguir sus estudios, Las Sargas es una tradición de más de 200 años que los días de Jueves y Viernes Santo se colocan para tapar los retablos.

Villameca

Villameca

Villameca se sitúa al pie de la presa del embalse que lleva el mismo nombre del pueblo, en una cota de 970 metros, en terrenos en los que cada vez menos se practica una pequeña agricultura.

Destaca la iglesia parroquial dedicada a Santa María (construcción levantada en los Siglos XVI, XVIII y XX), dónde sus estilos más relevantes son el renacentista, el barroco y el contemporáneo.

La joya cultural se encuentra en lo que fue la escuela Sierra Pambley, fundada en 1894. Aunque ahora es de propiedad privada, tiene y conserva las aulas como si el tiempo no pasase por ellas.

 

Patrocinado por
El pueblo más bello 2017

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen