El Pueblo más bello

Caleruega

Caleruega

Caleruega nace para la historia entre los años 912 y 940 de nuestra Era. El nombre,según los filólogos, deriva del latín "cabis", cal, producto abundante en la zona. Un grupo de familias procedentes de Castilla Vieja (del norte) o de Mozarabia (sur) forman el poblado, establecen un concejo, se reparten las tierras, señalan los pastos y montes, alzan una torre de vigilancia, instalan un molino y construyen un templo. En más de una ocasión los musulmanes arrasaron con todo destacando la destrucción del año939, antes de la batalla de Simancas.

La primera noticia de Caleruega data del año 1062. En el año 1094 aparece el nombre de Caleruega en el archivo del monasterio de San Salvador de Oña. La historia de Caleruega da en 1170 un giro radical, en esta fecha nace en la localidad Santo Domingo de Guzmán. Uno de los burgaleses más célebres.

Antes de que pasara un siglo, el rey Alfonso X El Sabio había creado un señorío político y espiritual en la villa para gloria del santo. Ordenó el traslado a Caleruega de las monjas, ya dominicas, desde San Esteban de Gormaz al convento que, por encargo suyo, había construido el obispo de Osma sobre las casas de los Guzmanes. El rey acudió a Caleruega y otorgó fuero, convento, villa y términos a la priora de las dominicas.

El señorío de las monjas sobre Caleruega dura hasta los cambios del siglo XIX. Caleruega no depende de otras administraciones y así aparece en solitario en el censo de 1591. A mediados del siglo, hacia 1950, la Orden de los Dominicos favorece a Caleruega como lugar santo de la orden valorando el ambiente de silencio y de cristiandad de la tierra. Hombres beneméritos, como los padres Carro y Suárez, trabajaron incansables hasta inaugurar un Centro de estudios y de espiritualidad para los varones de la Orden y restauraron la torre, iglesia, pozo y claustros. Hoy Caleruega es una referencia importante en los ámbitos teologales e incluso turísticos gracias a Santo Domingo.

La iglesia parroquial de San Sebastián, de principios del S.XII, es de estilo románico. De su estructura primitiva queda la torre, parte del arco de la puerta de entrada y una ventana biforia; y en su interior el presbiterio de forma absidal; totalmente renovado con una ventana en el testero y una cornisa de dados en todo su perímetro.

En las laderas del Monte de San Pedro, la Peña San Jorge, el Pico de la Horca y el Tallar, que circundan el pueblo, se encuentran encavadas numerosas bodegas.

Sin embargo, es a dos kilómetros de la población, donde se encuentra la bodega más antigua de la Ribera del Duero, en el despoblado de San Martín de Bañuelos. El primer documento referido al enclave data de 1179, cuando pertenecía al Rey Alfonso VIII, aunque podría ser anterior, ya que en esa zona pudo existir una villa romana.

Cuevas de San Clemente

Cuevas de San Clemente

Cuevas de San Clemente  se ubica en la comarca de Arlanza.

Es la localidad natal del famoso artista, pionero de la abstracción expresionista en España, Modesto Ciruelos.

Lo más destacado de la gastronomía de la zona son las alubias rojas, la caza, las setas en temporada y el asado de cordero. También cuenta con un mesón especializado en jamón y embutido ibérico.

El 11 % de su término (141.83 Hectáreas) queda afectado por la ZEPA Sabinares del Arlanza, donde destacan las siguientes especies: Buitre Leonado y Alimoche.

Son lugares destacados la Iglesia Parroquial románica, la Casa Consistorial, y la Fuente de San clemente.

El 29 de septiembre se celebran las fiestas patronales en honor a San Miguel Arcángel.

Espinosa de los Monteros

Espinosa de los Monteros

Esta villa se ubicada en el norte de la provincia de Burgos, dentro de la comarca de Las Merindades.  El glorioso pasado histórico de la villa de Espinosa se puede respirar en sus calles y deleitarse en sus monumentos, posee el mayor número de monumentos catalogados de la provincia después de la capital (palacios, torres, casonas blasonadas, casas solariegas, magníficas casas fuertes medievales…).

En cuanto a la arquitectura religiosa, la Villa cuenta con varias iglesias: La iglesia de Nuestra Señora de Berrueza, cuyo escudo recoge los motivos del escudo de la Casa Real española ; La Iglesia Parroquial de Santa Cecilia, del estilo renacentista español y, la Iglesia de San Nicolás, cuyos muros de mampostería dan cobijo a un retablo del S.XV.

Espinosa de los Monteros cuenta con un gran atractivo museístico. Por una parte, el Museo Monteros del Rey, inaugurado en el año 2006, donde se distinguen tres salas, dos de ellas basadas en la historia de Espinosa (los Monteros de Espinosa y la  Batalla de Espinosa de 1808) y una tercera sala destinada a exposiciones temporales.

Por otra parte, el Museo Etnográfico Cuatro Ríos Pasiegos cuyo objeto es dejar constancia de la tradicional forma de vida de esta comarca, así como los oficios y elementos que la hicieron posible. El museo está organizado temáticamente en: “La Trilla”, “La Cocina”, “La Escuela” y la “Elaboración de productos gastronómicos”.

Otro de los grandes tesoros de la villa es la montaña pasiega. Entre grandes pastizales se encuentran innumerables cabañas dispersas techadas con lastras de pizarra. En esta zona se encuentra el Castro Valnera, la máxima altura de la Cordillera Cantábrica en su sector oriental y la Estación de Esquí Lunada.

Entre las festividades más populares, la Romería Nuestra Señora de Las Nieves, el 5 de agosto en Las Machorras, declarada de Interés Turístico Regional, las fiestas en Honor a Nuestra Señora de Berrueza a mediados de agosto, las fiestas en Honor a la Natividad de Nuestra Señora en Septiembre y la fiesta de Santa Cecilia el 22 de Noviembre.

A lo largo del año también se realizan diferentes ferias, concentraciones y encuentros de gran afluencia como son las jornadas apícolas, la feria del ordeño, la concentración de coches clásicos, las jornadas medievales, y pruebas deportivas como La Picón Castro, BTT Los Monteros, ...

En esta villa también se puede disfrutar de una extraordinaria gastronomía, desde los derivados de la leche, el pato y el cerdo, hasta el pan de horno de leña, anchoas en conserva, la miel de brezo, morcilla de arroz, los dulces espinosiegos y mermeladas artesanas.

También ofrece a los turistas una amplia oferta gracias a su patrimonio paisajístico y medioambiental. Toda la villa espinosiega está rodeada de rutas de senderismo, rutas con encanto donde se puede disfrutar por ejemplo de la impresionante Cascada de Guarguero o el robledal de Espinosa de los Monteros, en el Monte Edilla.

A pocos kilómetros de Espinosa se encuentra Ojo Guareña, el complejo kárstico más extenso en cuevas de la Península Ibérica, y uno de los diez mayores del mundo formado por más de 110 km. de galerías. En este complejo, declarado Monumento Natural en el año 1996, es posible seguir con claridad la evolución histórica desde el Paleolítico Medio hasta nuestros días.

La Horra

La Horra

Desde tiempo inmemorial La Horra es uno de los pueblos punteros en el cultivo y producción -por cantidad y calidad-, de  vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero. Ya en el siglo XIX se recolectaban más de 100.000 cántaras (1.600.000 litros) de vino al año, cantidad que actualmente se rebasa con creces. Prueba de ello es la existencia de 8 modernas bodegas en la localidad. Este producto es la principal fuente de ingresos de la villa en la que también tiene su importancia el cultivo de cereal.

Una buena parte del término municipal está ocupada por los montes de La Horra y de Villalobón, cubiertos de pinos principalmente, encinas, robles, enebros y otras especies.

 

Lerma

Lerma

La villa Ducal de Lerma es un conjunto urbano de época barroca único en España, realizado a instancias de Don Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, duque de Lerma y valido del rey Felipe III, el hombre más poderoso de su época. Hay que recorrer con detalle la localidad y visitar su espectacular Palacio Ducal y Plaza Mayor, la colegiata de San Pedro, y su impresionante conjunto conventual.

El Palacio de los Duques de Lerma, del siglo XVII, alberga el Parador de Turismo. Símbolo del poder político del duque de Lerma, fue erigido entre 1601 y 1617 por Francisco de Mora sobre las ruinas del antiguo castillo. De líneas sobrias y elegantes, está flanqueado por cuatro torres angulares rematadas por chapiteles. Frente al Palacio se ubica la gran Plaza Ducal, en origen totalmente porticada.

La Colegiata, construida en el siglo XVII y de airosas líneas, alberga numerosas obras artísticas de interés. Comunicada con el Palacio Ducal por un pasadizo volado, forma con él la inconfundible silueta de la Villa. De tres naves con girola y sin crucero, fue construida entre 1613 y 1617 por Fray Alberto de la Madre de Dios. Posee retablo mayor y sillería del coro barrocos. Destaca en su interior la estatua orante en bronce dorado del Arzobispo Cristóbal de Rojas y Sandoval. El órgano de 1616 es de los más antiguos de España. 

Oña

Oña

La iglesia abacial de San Salvador es el principal reclamo monumental con el que cuenta la Villa, pero no el único ni mucho menos. En la plaza del Ayuntamiento se localiza la Iglesia de San Juan Bautista, levantada entre los siglos XII al XVI. Su interior destaca por el excelente estado de conservación con importantes restos románicos, un calvario gótico del XIII, su portada gótica y un retablo barroco sin dorar. Junto a esta iglesia se alza la torre de San Juan, que alberga el “Museo de la Resina”. En la última planta se dispone un mirador desde el que se observa una fantástica panorámica de toda la Villa. Aparte del contenido la propia torre destaca por la restauración realizada, ya que en todo momento se han respetado los elementos originarios y propios de la construcción.

Entre el patrimonio artístico con el que cuenta Oña no solo se encuentra el religioso sino también el civil. Son varias las casas blasonadas y recién restauradas por sus titulares que nos muestran este no menos interesante patrimonio artístico y cultural. El turista que se acerca a Oña no tendrá que buscar mucho para encontrarse con numerosos escudos de armas y blasones en las fachadas; o también rincoles y elementos como los lavaderos y abrevaderos reconstruidos para preservarlos y trasmitirlos a generaciones futuras. Pasear por la Calle Barruso en antiguo barrio de la Judería, y encontrarse con sus antiguas casas será otro momento inolvidable para el visitante.

Orbaneja del Castillo

Orbaneja del Castillo

Esta  localidad  es  una  de  las  más  bellas  de  la  provincia  burgalesa.  Colgada  en  una  serie  de terrazas de toba en la margen izquierda del angosto Cañón del Ebro, se combinan en ella  la vista de espectaculares  parajes  naturales  y  el  sabor  popular  de  sus  construcciones. 

En  este  singular  paraje  se  encuentra  uno  de  los  conjuntos  de  arquitectura  popular  mejor conservados  y  con  mayor  encanto  de  toda  Castilla  y  León. Las casas no son de mucha altura, pero su aspecto exterior se estiliza con las elegantes solanas de madera que se asoman a las viejas y estrechas calles del pueblo. Tan apiñadas están las casas, que parece que los  balcones  estuvieran  suspendidos  en  el  aire.  El  pueblo,  en  permanente  cuesta,  se  ha  edificado sobre terrazas estrechas de piedra toba.

En ningún momento el visitante puede abstraerse del ruido que provoca la cascada que nace en el mismo centro de  la  localidad,  y  que  es  protagonista  indiscutible  de  la  estructura  urbana.  Sus  cristalinas  aguas brotan  en  la  base  de  la  Cueva  del  Agua,  caverna  que  se  abre  en  el  cantil  rocoso  que  preside  el pueblo,  y  que  lo  divide  en  dos  partes:  Villa  y  Puebla,  condicionando  por  completo  la  vida  de  sus gentes; y permaneciendo en la memoria de los visitantes de manera casi mágica.

Peñaranda de Duero

Peñaranda de Duero

Peñaranda de Duero es un municipio situado en el sur de la provincia de Burgos, con una extensión de 65 kilómetros cuadrados. Pertenece a la zona de Ribera del Duero.

Los datos de población en 2017 eran de 529 habitantes.

Peñaranda de Duero fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1974. Además de su bello patrimonio, cuenta con un entorno de alto valor ecológico.

Entre sus monumentos destaca el Castillo, original del siglo X, fue reformado completamente en el siglo XV. Su planta alargada y quebrada se adapta de forma perfecta al escarpado roquedo sobre el que se asienta; la torre del homenaje destaca sobre los restos de muralla y en su interior se ubica un Centro de Interpretación de los Castillos. Fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento el 3 de junio de 1931.

La localidad tiene una antigua muralla tardo medieval (S. XV) levantada para proteger la población y de la que, en la actualidad, se conservan en pie dos de las puertas y varios lienzos que protegen el palacio de Avellaneda. La muralla descendía desde el cerro del castillo y abrazaba el antiguo casco de la villa.

Tiene especial interés también el Palacio de los Condes de Miranda, o de Avellaneda, Construido a principios del s XVI. Portada plateresca, magnífico patio de doble arquería, elegantes salones y escalera de honor, artesonados góticos, mudéjares y renacentistas, yeserías, etc. Está enclavado en la Plaza Mayor. Es sin duda una de las joyas del plateresco español.  

En la Plaza Mayor se ubica también la Ex – Colegiata, un impresionante templo del siglo XVI.

Peñaranda cuenta con una Botica, una farmacia de principios del siglo XVIII, que se ha ido manteniendo y custodiando por ocho generaciones de farmacéuticos de la misma familia, y que en la actualidad sigue en activo conservando la tradición de otros tiempos. Es la botica más antigua de España en funcionamiento. Es Bien de Interés Cultural desde 2007.

En su entorno, Peñaranda cuenta con varias rutas como el sendero del bosque y del pinar que discurre a través de los viñedos que rodean a la localidad, un bosque plagado de encinas, quejigos y sabinas,  por pinares resineros, bodegas y  tierras de labor.  En cuanto a su gastronomía, destaca la morcilla de Burgos, el lechazo, el queso fresco, las rosquillas de Anís y el Vino Castillo de Peñaranda, de la D.O. Ribera del Duero.

Santo Domingo de Silos

Santo Domingo de Silos

Esta bella localidad está situada en un nudo de caminos históricos: la Ruta de la Lana, el Camino del Cid, ruta del destierro de El Cid, y el Camino Castellano-Aragonés.

La población, en la ribera del río Mataviejas o Ura, conserva un interesante conjunto monumental que incluye restos de murallas, casonas blasonadas, una iglesia gótica, el Museo de los Sonidos de la Tierra, –que expone instrumentos musicales de los cinco continentes– y, principalmente, el monasterio del mismo nombre que le da fama internacional.

El Monasterio de Santo Domingo de Silos encierra una de las joyas señeras del románico mundial: el claustro monacal. Son famosos por su calidad los oficios religiosos en gregoriano cantados por los monjes. De origen visigodo, su claustro es una de las maravillas del románico español.

El piso bajo es el más importante, es de fines del siglo XI y principios del XII. Posee capiteles de temas orientales y califales españoles de gran belleza y perfección artística sobre dobles columnas. En los ángulos, ocho magníficos relieves desarrollan escenas de la vida de Jesucristo y en el techo un artesonado mudéjar del siglo XIV muestra escenas de la vida medieval. La actual iglesia es neoclásica del siglo XVIII. El museo alberga piezas de interés. La antigua botica conserva una buena colección de tarros de Talavera.

Sasamón

Sasamón

Sasamón es una localidad burgalesa de la comarca de Páramos y Campiñas que se encuentra muy próxima al Camino de Santiago. Su pasado es importante pues fue la celtibérica Segisama y más tarde la ciudad romana de Segisama Julia. Desde aquí, César Augusto dirigió las guerras contra los cántabros y astures entre los años 26-19 a.C.

Para conocer el entorno, la mejor opción es participar en alguna de las rutas que circulan por las inmediaciones. Una de ellas es la Ruta Salaguti, un museo al aire libre en el que da la bienvenida un hombre que hace las funciones de guardián, esculpido en la fachada. Y si lo que buscáis es estar en contacto con la naturaleza, la mejor opción es hacer la ruta del Odra y del Pisuerga, un itinerario en el que no solo descubriréis la vegetación y la fauna que protagoniza esta zona, sino que también muestra el patrimonio más importante. Tiene una distancia de 65 kilómetros.

Entre la arquitectura civil más importante se encuentran los puentes romanos, construidos sobre el río Brullés, las casas solariegas y el arco de entrada a la villa que al igual que la muralla, fueron restaurados en el 2014.

Los productos artesanales del municipio son una delicia para el paladar. Es el caso por ejemplo del queso, la carne y los dulces, donde destacan las Rosquillas Castellanas.

Valderrama

Valderrama

Valderrama está  enclavado en el Norte de Burgos, concretamente en las Merindades en Partido La Sierra de Tobalina  y es La Villa de Valderrama. Está en medio del Parque Natural  Montes Obarenes , rodeado  de plena naturaleza.

Villadiego

Villadiego

Villadiego, Desarrollo Cultural en el mejor entorno rural

Villa medieval fundada por el conde Diego Rodríguez Porcelos en el año 880, hoy capital del municipio más extenso de la provincia de Burgos, edificada en torno a su espectacular Plaza Mayor con soportales doblados, inusuales dentro del territorio castellano. De su origen  se conservan también restos de su histórica muralla y una de sus puertas de acceso hoy denominada “Arco de la Cárcel”, en cuyo edificio y aledaños se albergan los museos municipales de Pintura, Etnografía y de la Radio. Asimismo interesantes son los vestigios de su antigua aljama Judía, comunidad  que tras “Tomar  las de Villadiego”  huyendo de persecuciones y peligros se asentaban en la localidad.

En cuanto a su arquitectura religiosa, mención especial merecen las Iglesias de Santa María y San Lorenzo, actualmente museo Parroquial de Arte Sacro, la Ermita del Santo Cristo y el Monasterio de San Miguel de los Ángeles, así como los hermosos templos románicos repartidos por todo el municipio.

Los numerosos escudos de armas, palacios, casas solariegas y torreones distribuidos por Villadiego y sus pedanías son una muestra fiel de importancia señorial y batalladora.

Completa esta amplia oferta cultural el Centro de Interpretación del Cómic Fabulantis, englobado dentro del proyecto de desarrollo turístico comarcal “Cuatro Villas de Amaya”, iniciativa con la que también se han diseñado una red de Rutas para BTT y Senderos de Pequeño Recorrido.

De su rico entorno paisajístico destaca el Geoparque de las Loras, denominación única en Castilla y León admitida recientemente por la UNESCO, cuyo Centro de Visitantes e Interpretación se inaugurara este año en Villadiego.  

Patrocinado por
El pueblo más bello 2018

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen