Poblaciones de Palencia (de 1.000 a 10.000 hab.)


Hasta 1000 Habitantes de 1.000 a 10.000

Palenzuela y Aguilar de Campoo son los más votados en El Pueblo más Bello de Palencia y optarán a ser el pueblo más bello de Castilla y León. Podrás volver a votar por ellos a partir de octubre.

Aguilar de Campoo

Aguilar de Campoo

La ilustre villa de Aguilar de Campoo, cuyo sello responde al pensamiento de “Arco y Aroma”, se  define como un Conjunto Histórico Artístico. La Villa, tutelada por su Castillo,  y  enmarcada  por una magnifica  muralla  medieval, conserva seis de sus siete puertas originales, se  conoce como  la puerta de entrada a la Montaña Palentina y al  Románico.
 
Cuenta con una señorial  plaza porticada, donde se conjugan, a ambos lados, dos arquitecturas bien diferenciadas; de  una parte casonas y palacios de estilo castellano, y por la otra, galerías acristaladas, que muestran la influencia de los pueblos cántabros y su diseño, en este territorio. Preside la plaza, la esbelta Colegiata de San Miguel, un impresionante edificio de estilo gótico, con pinceladas de Románico y Herreriano, en cuyo interior sobresale un  magnífico  retablo Renacentista y donde se puede disfrutar del Museo Sacro, inundado de magnificas piezas de gran valor artístico, no sólo en el ámbito religioso, sino también histórico, de la Villa.
 
A los  pies del Castillo encontramos una regia  joya del románico, la Ermita de Santa Cecilia, donde maestros canteros del Medievo, cincelaron sublimes capiteles historiados, entre los que destaca, la matanza de los inocentes.
 
El Monasterio Santa María La Real, otra de las  joyas del Románico, presume de  claustro,  además de iglesia, y alberga el Centro Expositivo del Románico y del Territorio, donde el visitante se sumerge en un espectáculo de luz y sonidos, buscando trasladarse a un momento de la historia que ha marcado el devenir del municipio.
 
Otros edificios que demuestran la importancia monacal de la Villa son; la Iglesia de San Andrés, de la que tan sólo se conserva una pequeña muestra, y el Monasterio de Santa Clara, donde aún hoy,  un grupo  de  clarisas,  compagina la oración  con la elaboración de una delicada  repostería.
 
Un paseo por las calles de Aguilar de Campoo nos traslada a la Edad Media recorriendo las 6 puertas de la muralla y los más de 100 escudos que ilustran la nobleza del municipio, y narran  leyendas de  caballeros y princesas,  decorando fachadas de palacios y casonas blasonadas.
 
La Villa también albergó  una importante judería, de la que se conserva una arquitectura de casas construidas en piedra de toba y madera, con entramados muy vistosos,  así como símbolos y escritos que quedan reflejados en la piedra.
 
Aguilar de Campoo se extiende por un vasto territorio, salpicado de pequeñas entidades locales, 29 en su totalidad, que contribuyen, de modo imprescindible a su enriquecimiento y atractivo. En ellas, encontramos emblemáticos monumentos románicos, como  la Ermita de Barrio Santa María, con sus pinturas, la iglesia de Santa María de Mave, un referente de este arte, digna de mención, la iglesia Rupestre de Olleros de Pisuerga, una catedral tallada en piedra, visita obligada,… tres ejemplos que tan solo son un dulce aperitivo para el viajero deseoso de disfrutar intensamente.
 
Aguilar de Campoo invita al visitante, a ejercitar  los sentidos, pues en ningún momento dejará de deleitarse con el dulce sonido del agua del Pisuerga, a su paso por él, inspirar un aroma a vainilla característico, gracias a su tradicional producción galletera, reponer fuerzas con un plato tradicional de lechazo, trucha u otros manjares, apreciar cada voluta o piedra cincelada y recrear la vista con un paisaje que conjuga de forma magistral naturaleza, patrimonio, arquitectura, historia y desde luego, paisanaje

 

Astudillo

Astudillo

Astudillo ofrece al visitante uno de los conjuntos monumentales más interesantes y armoniosos de la provincia. Buena muestra de la importancia que alcanzó esta villa durante la Edad Media son los restos conservados del castillo de La Mota y sus murallas (puerta de San Martín), las ermitas románicas de Torre y Valdeolmos o las iglesias góticas de San Pedro, Santa María y Santa Eugenia (Museo Parroquial). Templos que atesoran un impresionante patrimonio artístico. Convento de las Claras, fundado a mediados del siglo XIV por María de Padilla, cuya iglesia de estilo gótico-mudéjar ofrece un bello artesonado y yeserías en el coro. Junto al templo, Pedro I y María de Padilla edificaron un palacio con fachada de formas islámicas. Sus salas, adornadas con alfarjes y yeserías, albergan un interesante Museo.

La localidad conserva su laberíntica trama urbana de origen medieval. Estrechas calles y pequeñas plazoletas donde encontraremos grandes casas solariegas de los siglos XVII-XVIII, el antiguo Hospital, la ermita de La Cruz y buenos ejemplos de la variada arquitectura tradicional de esta comarca. Su Plaza Mayor porticada es una de las más pintorescas de la provincia.
 
Posiblemente en la Edad Media comenzaría a construirse la sorprendente red de galerías que recorre el subsuelo de la villa y de las que se han documentado más de dos kilómetros de extensión. Pasadizos de sillería, con bóvedas de cañón y apuntadas, que han originado más de una leyenda sobre su origen y función, aunque los astudillanos siempre las han utilizado para criar en ellas sus tintos y claretes. Junto a estas misteriosas galerías, Astudillo cuenta también con numerosas bodegas tradicionales, como las excavadas en La Mota y El Altillo, que nos recuerdan la importancia que por estas tierras tuvo el viñedo hasta tiempos recientes.

Baltanás

Baltanás

Baltanás, situada al sur de la provincia de Palencia, es la capital de la Comarca del Cerrato. Pertenece a Baltanás la pedanía Valdecañas de Cerrato. 

En la parte más alta del pueblo, en la zona denominada El Castillo, se encuentran las Bodegas, 374 situadas en 6 niveles, declaradas Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla y León en diciembre de 2015, por su gran valor patrimonial y arquitectónico.  

En el cerro resalta la silueta marcada por la Iglesia de San Millán, una construcción renacentista del siglo XVI. En el otro extremo de la localidad, en un altozano se eleva la Ermita de Nuestra Señora Virgen de Revilla, una construcción barroca de los siglos XVII y XVIII.

En las cercanías de la población se ubica la Ermita de San Gregorio,  en la que se celebra todos los años una romería.

 

 

Carrión de los Condes

Carrión de los Condes

Carrión de los Condes es una localidad palentina situada en la comarca de Tierra de Campos habitada por 2200 carrioneses que llenan de vida el municipio, junto a los miles de visitantes que recibe cada año. Una ciudad donde el patrimonio, la historia, la naturaleza, el arte, la gastronomía y las centenarias tradiciones se entrelazan con la hospitalidad de sus gentes.

Descubrir Carrión de los Condes es descubrir el corazón del Camino de Santiago, el centro geográfico de peregrinación del Camino Francés, popularizado a partir del siglo X y declarado como Patrimonio Inmaterial de la Unesco en 1993. Es dejarse llevar por las manos de la historia y la imaginación, disfrutar de las calles que pisaron nobles y reyes, personajes ilustres, que fueron testigos de celebraciones históricas, de concilios, de cortes, de bodas reales, ferias y fiestas.

Descubrir Carrión de los Condes es descubrir el románico palentino, con magníficas iglesias y monasterios, como la iglesia de Santiago, con su imponente portada; el monasterio de San Zoilo, con un claustro de excepción o la iglesia de Santa María del Camino, que cuentan con la distinción de Bien de Interés Cultural.

Descubrir Carrión de los Condes es descubrir un lugar que mira lo que está por llegar con ambición, que sigue viviendo del campo pero que apuesta por empresas y sectores innovadores y donde el turismo conforma uno de sus motores esenciales.

Te invitamos a descubrir el encanto de estas tierras castellanas, bañadas por la fértil vega del Carrión, donde sentirás la acogida y hospitalidad de nuestros paisanos y donde podrás disfrutar de grandes acontecimientos culturales y turísticos.

Carrión de los Condes, un pueblo que no olvida su pasado, que vive su presente y que trabaja por su futuro.

Cervera de Pisuerga

Cervera de Pisuerga

Bienvenidos a Cervera de Pisuerga, en el corazón de la Montaña Palentina.

Estamos en la Cordillera Cantábrica, en el borde montañoso y más septentrional de la provincia de Palencia y de la región de Castilla y León. Nuestro territorio tiene una altitud media superior a los mil metros de altura sobre el nivel del mar y una extensión próxima a los 325 Km.², donde vivimos más de dos mil cuatrocientas personas repartidas en veinticuatro núcleos de población.

Forma junto con Guardo y Aguilar las tres cabeceras de comarca de la Montaña Palentina; las tres villas más pobladas que articulan todo el territorio en tres grandes áreas funcionales y donde se concentran la mayor parte de los servicios, la industria y el comercio.

Quienes visitan la Montaña Palentina disponen de una amplia y cuidada oferta de servicios y actividades turísticas: alojamientos hoteleros y rurales, restaurantes y mesones, albergues, campamentos, centros de interpretación y de actividades turísticas, etc., junto con una red de servicios públicos: transporte público, servicios médicos de urgencia, equipamientos deportivos culturales y de ocio, establecimientos comerciales… que garantizan la seguridad, tranquilidad y comodidad de su estancia entre nosotros.

 

Dueñas

Dueñas

La Villa de Dueñas pertenece a la comarca del Cerrato de la provincia de Palencia, muy próxima a la capital de la que la separan 17 km. Cercana y próxima, limita también con la provincia de Valladolid con una distancia a la capital de 28 kilómetros. Ocupa una posición central dentro de la Comunidad de Castilla y León, lo que hace que sus comunicaciones tanto por carretera, (Autovia N.620), como por Ferrocarril, sean inmejorables. Posee importantes y numerosos Monumentos dignos de mencionar: La Iglesia de Santa María, del siglo XIII y de estilo románico tardío, guarda muchos tesoros artísticos tanto en su interior como en su museo: el retablo mayor, la figura de San Isidro de Gregorio Fernández o la imagen del Ecce Homo de Diego de Siloé. El antiguo Convento de San Agustín es la sede actual de Archivo Histórico y la Casa de la Cultura. Se conserva la iglesia del siglo XVI, con su impresionante nave central, y parte del claustro situado detrás del convento.

El Hospital de Santiago, (S. XVI), la Ermita del Cristo que fue Sinagoga de la numerosa e importante Comunidad judía que hubo en Dueñas, La Ermita de los Remedios antigua Puerta de la Muralla. Posee también otros edificios dignos de mencionar, como la Casa de Napoleón, Palacio Noble del siglo XVIII, La Casa Nava, y su antiguo pósito, entre otros. Es una zona donde abundan manifestaciones típicas de la arquitectura popular como sus magnificas bodegas (Dueñas, pertenece a la D.O. Cigales). A las afueras se localiza también el Monasterio de San Isidro, perteneciente a una orden cisterciense, cuyo origen se remonta al siglo X. y restos arqueológicos de una Villa Tardo Romana, (S.III) La Villa Possidica, cuyos fabulosos mosaicos se encuentran expuestos en el Museo Arqueológico de Palencia.

Su vega confluencia de los ríos Carrión y Pisuerga, El Canal de Castilla, su monte, sus fiestas, sus tradiciones, convierten a Dueñas en uno de los conjuntos monumentales más importantes de la provincia, siendo declarado Conjunto Histórico –Artístico en 1967, considerado BIC (Bien de interés Cultural desde 2011. Además de pertenecer a la Red Natura 2000 como L.I.C. (lugar de interés comunitario) y ZEPA (Zona de especial protección para las Aves).

Guardo

Guardo

La localidad de Guardo se sitúa en el norte occidental de la provincia de Palencia. Por su situación se enmarca dentro de la comarca de la Montaña Palentina. Es la entrada natural a la vertiente más occidental de dicha comarca, una localidad que, por población y oferta de servicios, está considerada la capital del Alto Carrión. Cuenta con una superficie de 62,83 Km2, en la que se asientan, además de Guardo, las localidades de Muñeca, Intorcisa y San Pedro de Cansoles.

El punto más alto de la localidad está enclavado en un bello paraje, a unos 1800 metros de altitud sobre el nivel del mar, en la zona denominada de la Peña, aunque el casco urbano, que se asienta a la ribera del río
Carrión, está emplazado a unos 1.100 metros de altitud.

Guardo cuenta con un robledal centenario, uno de los mayores de toda España y de buena parte del sur de Europa. Asimismo, el termino más occidental del municipio linda con la provincia de León, lugar por donde
se extiende dicho robledal. El pueblo de Guardo cuenta con excelentes infraestructuras urbanas, con bellos parques y paseos. Su patrimonio histórico es muy interesante y digno de visitar.

Herrera de Pisuerga

Herrera de Pisuerga

Bien comunicada por la A-62 se encuentra esta localidad del norte de Palencia, con título de Ciudad desde 1902, y de origen romano, al instalan su campamento la Legio IIII Macedónica en la antigua Pisoraca en época de las Guerras Cántabras (29 a.C.)

Los restos arqueológicos tanto romanos como visigodos se encuentran bajo la ciudad, pero la actual estructura es medieval, al convertirse en señorío de los Duques de Frías. Así contamos con Plaza Mayor porticada, casas blasonadas y quedan aún en pie alguna de las puertas de acceso de la muralla ya inexistente.

De esta etapa es también la Iglesia de Santa Ana y la devoción e imagen de la Virgen de la Piedad, que cuenta en la actualidad con una ermita del s.XVIII y cuyo interior está completamente pintado en óleo sobre estuco por Mariano Lantada con escenas de la Vida de la Virgen.

El Canal de Castilla es otro elemento imprescindible que se puede descubrir caminando, en bici o incluso a caballo. Pero esta ruta también es navegable a su paso por Herrera de Pisuerga, mediante el barco Marqués de la Ensenada, que remonta la esclusa nº 6 y en cuyo embarcadero se encuentra el Centro de Interpretación del Canal de Castilla que muestra la historia y sus funciones mediante paneles, fotografías y maquetas.

Y no se puede hablar de Herrera sin mencionar el cangrejo de río, con su Festival de Exaltación el primer domingo de agosto y dónde además este crustáceo tiene su Casa del Cangrejo y en la que se realizan actividades relacionadas con la protección del cangrejo autóctono.


 

Paredes de Nava

Paredes de Nava

Paredes de Nava se sitúa al norte de la ciudad de Palencia, de la que dista 20 kilómetros, con una superficie de 129 kilómetros cuadrados.

La localidad se halla a 776 metros de altitud dentro de la Comarca de Tierra de Campos, rodeada por el nordeste por el monte la Cepuda, la Dehesa, las Nevillas y el Monte la Villa, lo que crea unos paisajes de encinas óptimos para practicar senderismo o paseos en bicicleta.

Por el suroeste nos acercamos a lo que fue parte de la Laguna de la Nava, lo que dará pie a observar diferentes aves como cigüeñas, avutardas o patos. El municipio es regado por las aguas del río Carrión y principalmente por el Canal de Castilla, en su ramal de Campos.

En Paredes de Nava encontramos restos de época celtíbera y romana, yacimientos que poco a poco están viendo la luz. En época medieval recibirá sus fueros por orden de Alfonso VII. Hubo una importante aljama judía con su sinagoga.

En 1429 la villa, pasará al señorío de los Manrique y a mediados de esa centuria Don Rodrigo Manrique, Maestre de Santiago, será nombrado Primer Conde de Paredes. Su hijo el poeta Jorge Manrique será el encargado de cantar sus hazañas en 'Coplas a la muerte de su padre'. Por estos años también verá la luz en esta tierra de Paredes de Nava, el pintor Pedro Berruguete que tendrá el privilegio de ser el introductor de la pintura renacentista en Castilla. Su hijo el famoso escultor Alonso Berruguete será el encargado de llegar a la cima la escultura castellana.

En el s.XVII verá la luz Felipe Berrojo de Isla, importante arquitecto del barroco castellano.

La localidad cuenta con un rico patrimonio artístico difícil de imaginar, destacando la Iglesia de Santa Eulalia, declarada Monumento Nacional en 1962, albergando en su interior el Primer Museo Parroquial fundado en España. Paseando por sus calles iremos descubriendo típicas edificaciones de adobe, o de ladrillo rústico que hacen imposibles juegos de luz.

Saldaña

Saldaña

Esta candidatura para el premio “El pueblo más bello de Castilla y León” ha conllevado un serio debate entre nosotros por discernir el concepto de belleza. Para unos, la mayoría, comprende aquellos conceptos estéticos que hacen de Saldaña un lugar acogedor y agradable para el lugareño y el foráneo que nos visita.

Para otros, la idea de belleza también debía recoger el carácter de sus habitantes, que son los que con el paso de los siglos han configurado lo que es Saldaña en la actualidad. Ahí entran en juego conceptos tan subjetivos como la hospitalidad y cordialidad de los anfitriones, e incluso la gastronomía fruto de nuestra herencia cultural y material.

En ese último apartado se pone sobre la mesa el carácter de los saldañeses. Así era D. Santiago Prieto Varela, quien donó sus bienes para restaurar la maltrecha iglesia local. Y así era también nuestro querido Javier Cortes Álvarez de Miranda, el descubridor y mecenas de la Villa Romana de La Olmeda. La magna obra que emprendió en 1968, fue fruto, entre otras, de ambas variables. Exhumar la belleza que encerraban aquellos mosaicos fue un motor alimentado por esa belleza interior fruto del carácter que impregna esta tierra.

Por ese motivo, esta breve memoria – descripción de nuestro pueblo contiene a partes iguales tanto la riqueza monumental y natural de nuestro entorno como las historias personales y leyendas que lo hicieron posible.

Torquemada

Torquemada

En la parte suroriental de la provincia de Palencia, a 21 km de la capital y con la autovía A-62 como principal vía de comunicación encontramos Torquemada. Un municipio de 1.006 habitantes que pertenece al Cerrato palentino

El rio Pisuerga fluye a escasos metros de su casco urbano y es atravesado por el famoso puente de 25 ojos que es uno de los más grandes de Castilla y León y cuya construcción se remonta a la época medieval, aunque ha sido reformado después en varias ocasiones.

Lugar de nacimiento Fray Tomás de Torquemada, de Catalina de Austria, Reina de Portugal, hija de Juana la Loca y Felipe el Hermoso, lugar de paso para Carlos V y de veraneo para José Zorrilla.Torquemada en un pueblo con numerosos encantos como puede ser el barrio de bodegas, declarado Bien de Interés Cultural recientemente. Formado por 477 bodegas censadas (aunque se habla que puede haber 1.000) y que da lugar a un paisaje peculiar de montículos paralelos separados por calles y digno de ser visitado, donde además se podrán degustar sus vinos con D.O Arlanza o una buena parrillada de chuletillas de lechazo.

Destaca también la imponente iglesia de Santa Eulalia, donde descansaron los restos de Felipe el Hermoso durante 3 meses, y donde los celos enfermizos de su esposa Juana no permitieron entrar a ninguna mujer. Lugar también, donde en 1808, el pueblo de Torquemada se hizo fuerte frente a las tropas francesas del General Lasalle, cuando pretendían llegar a Valladolid. Aunque su buena intención no sirviera mas que para que estas tropas ejercieran una represalia desmedida pues mataron y quemaron todo lo que encontraron a su paso. Es una iglesia del S.XVI en su mayor parte y que tiene una imponente espadaña del S. XVII con 7 vanos para alojar las campanas.

Tambiénpodemos destacar la ermita de Santa Cruz, único monumentorománico del municipio, o el Santuario de Nuestra señora de Valdesalce donde todos los años se realiza una tradicional romería con danzantes y una comida campestre en su pradera a la que asiste, no solamente los vecinos del pueblo, sino gente de toda la comarca del Cerrato.

Tenemos además el museo de la Fundación Rodríguez Bustos en el que podemos ver cómo era la vida de los años 60 y 70, además de un rápido repaso de la historia deTorquemada.

Finalmente vamos a resaltar el producto estrella de la huerta de Torquemada, que es el pimiento de cuatro morros, y la feria que se lleva a cabo todos los años en su honor coincidiendo con el comienzo de la temporada de recogida, y que tiene gran repercusión en toda la comunidad, ya que es una excelente oportunidad para degustar el patrimonio gastronómico de Torquemada.

Velilla del Río Carrión

Velilla del Río Carrión

Siendo la entrada Occidental a la Montaña Palentina, la historia de Velilla se forja a pulso de las luchas entre Cántabros Tamáricos y Romanos. De ellos nos quedan las Fuentes Tamáricas, con la intermitencia irregular de sus aguas y la Leyenda que profetiza "una pronta muerte al que por primera vez que la visite, la encuentre en su fase seca", según Plinio el Viejo.     

El Río Carrión surca el valle custodiado por dos enormes moles calizas, Peña Mayor y Peña Lampa. En sus laderas dos bosques singulares y únicos, el Pinar autóctono y el Sabinar. 

Los Nogales de la Plaza, la fuente del Calderón, el Calero, el camino de los Moros, el bosque de Valdehaya, el río Besandino, el puente medieval (que no romano como muchos piensan)... son atractivos que hacen de Velilla un lugar único, como dice la canción:

"Tres cosas tiene Velilla

que no tiene el mundo entero,

la Reana, el Calderón

y los Nogales en el medio" 

Venta de Baños

Venta de Baños

Su término municipal contiene las villas de Venta de Baños y Baños de Cerrato. Venta de Baños dista de la capital palentina 10 km y Baños de Cerrato 11.

Venta de Baños es una localidad de núcleo poblacional de origen reciente y moderno (1860), surgido al amparo del crecimiento provocado por el establecimiento del importante nudo o entronque ferroviario de los Ferrocarriles del Norte, con los del Noroeste. Núcleo industrial y ferroviario éste, que se instaló alrededor de lo que en origen fue una antigua venta (posada) ubicada en el antiguo camino Real de Burgos. Dos han sido las iglesias parroquiales que ha tenido Venta de Baños, las dos dedicadas a Santa rosa de Lima, patrona de la villa. La que hoy podemos contemplar, es un edificio modernista de la posguerra, inaugurado en 1953 y que reemplazó en el mismo solar, a otra más airosa, neorromántica, ya desaparecida y que fue edificada en 1896-97.

Baños pierde sus orígenes en la noche de los tiempos, ya que su ubicación, fue posiblemente un territorio poblado desde tiempos prehistóricos. Toda su historia gira alrededor de su reconocida y visitada Basílica Visigótica de San Juan de Baños.

La tradición asegura que volviendo el rey Recesvinto de “apaciguar” a vascones y aquitanos de sus constantes sublevaciones y correrías, al pasar por estas tierras cerrateñas oyó hablar de las excelentes propiedades salutíferas de las aguas de unos antiguos baños; como el monarca visigodo estuviera aquejado de un mal nefrítico, se acercó a los mismos y tomó sus aguas; al poco tiempo, su mal mejoró y sintiéndose agradecido, mandó edificar la conocida basílica y reconstruir la fuente como baptisterio, dedicándoselas a San Juan Bautista y cristianizando, de esta forma, un lugar que hasta entonces había estado dedicado al culto pagano de las aguas y las fuentes (ninfas).

En el año 1860, en plena revolución industrial, fue inaugurado el Ferrocarril del Norte, con todo lo que esto supuso para la antigua villa de Baños y a la que no tardando, superaría en población y desarrollo “La Venta de Baños”, presente capital del municipio.

En la actualidad, Venta de Baños cuenta con un espléndido Polígono Industrial, donde se ubican un gran número de empresas que se benefician de las excelentes comunicaciones que ofrece la ubicación de este suelo industrial. 

Villada

Villada

Villada es un pueblo palentino de la comarca de Tierra de Campos de 1036 habitantes.

Fue lugar repoblado en el año 907 por el rey Alfonso III, dando éste la iglesia de San Fructuoso al monasterio leonés de San Facundo de Sahagún. 50 años más tarde sería refundado el pueblo por algunos mozárabes, de ahí el antropónimo Adda, con la iglesia de Santa Maria de la Era.

Villada cuenta con dos iglesias: la parroquia de Santa María de la Asunción, y la de San Fructuoso y de dos ermitas: la de Cristo de la Hera y la de la Virgen del Río.

Es también destacable su Plaza Mayor.

Villamuriel de Cerrato

Villamuriel de Cerrato

Villamuriel de Cerrato es un hermoso pueblo situado al sur de la provincia de Palencia que oculta una gran belleza en su interior. La villa, bañada por el rio Carrión, ostenta un puente románico medieval, pasarela de entrada al mismo municipio. 

También discurre por la Villa el Canal de Castilla, una de las obras de ingeniería civil más relevantes de nuestro país, donde encontramos la impresionante esclusa 33. Por supuesto no nos podemos olvidar de nuestros dos monumentos declarados Monumentos Histórico-Artístico de interés nacional, la iglesia Santa María la Mayor que desde el horizonte se puede ver vigilante en el casco viejo donde se disfrutar de diferentes visitas teatralizadas a la torre y admirar de unas maravillosas vistas. 

También una joya oculta, el Real Monasterio de nuestra Señora de la Consolación fundado por Doña Leonor de Castilla en el año 1458 y en el que sus muros exhalan historia de tiempos pasados.

Por todo esto y mucho más, ven a Villamuriel y descubre su historia, donde siempre hay algo por descubrir.

Patrocinado por
El pueblo más bello 2017

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen