Poblaciones de Burgos (de 1.000 a 10.000 hab.)


Hasta 1000 Habitantes de 1.000 a 10.000

Covarrubias y Espinosa de los Monteros son los más votados en El Pueblo más Bello de Burgos y optarán a ser el pueblo más bello de Castilla y León. Podrás volver a votar por ellos a partir de octubre.

Espinosa de los Monteros

Espinosa de los Monteros

Esta villa se ubicada en el norte de la provincia de Burgos, dentro de la comarca de Las Merindades. El glorioso pasado histórico de la villa de Espinosa se puede respirar en sus calles y deleitarse en sus monumentos, posee el mayor número de monumentos catalogados de la provincia después de la capital (palacios, torres, casonas blasonadas, casas solariegas, magníficas casas fuertes medievales…).

En cuanto a la arquitectura religiosa, la Villa cuenta con varias iglesias: La iglesia de Nuestra Señora de Berrueza, cuyo escudo recoge los motivos del escudo de la Casa Real española ; La Iglesia Parroquial de Santa Cecilia, del estilo renacentista español y, la Iglesia de San Nicolás, cuyos muros de mampostería dan cobijo a un retablo del S.XV.

Espinosa de los Monteros cuenta con un gran atractivo museístico. Por una parte, el Museo Monteros del Rey, inaugurado en el año 2006, donde se distinguen tres salas, dos de ellas basadas en la historia de Espinosa (los Monteros de Espinosa y la Batalla de Espinosa de 1808) y una tercera sala destinada a exposiciones temporales.

Por otra parte, el Museo Etnográfico Cuatro Ríos Pasiegos cuyo objeto es dejar constancia de la tradicional forma de vida de esta comarca, así como los oficios y elementos que la hicieron posible. El museo está organizado temáticamente en: “La Trilla”, “La Cocina”, “La Escuela” y la “Elaboración de productos gastronómicos”.

Otro de los grandes tesoros de la villa es la montaña pasiega. Entre grandes pastizales se encuentran innumerables cabañas dispersas techadas con lastras de pizarra. En esta zona se encuentra el Castro Valnera, la máxima altura de la Cordillera Cantábrica en su sector oriental y la Estación de Esquí Lunada.

Entre las festividades más populares, la Romería Nuestra Señora de Las Nieves, el 5 de agosto en Las Machorras, declarada de Interés Turístico Regional, las fiestas en Honor a Nuestra Señora de Berrueza a mediados de agosto, las fiestas en Honor a la Natividad de Nuestra Señora en Septiembre y la fiesta de Santa Cecilia el 22 de Noviembre.

A lo largo del año también se realizan diferentes ferias, concentraciones y encuentros de gran afluencia como son las jornadas apícolas, la feria del ordeño, la concentración y prueba de regularidad de coches clásicos, las jornadas medievales, y pruebas deportivas como La Picón Castro, BTT Los Monteros, ...

En esta villa también podemos disfrutar de una extraordinaria gastronomía, desde los derivados de la leche, el pato y el cerdo, hasta el pan de horno de leña, anchoas en conserva, la miel de brezo, morcilla de arroz y los dulces espinosiegos.

También ofrece a los turistas una amplia oferta gracias a su patrimonio paisajístico y medioambiental. Toda la villa espinosiega está rodeada de rutas de senderismo, rutas con encanto donde se puede disfrutar por ejemplo de la impresionante Cascada de Guarguero o el robledal de Espinosa de los Monteros, en el Monte Edilla.

A pocos kilómetros de Espinosa nos encontramos con Ojo Guareña, el complejo kárstico más extenso en cuevas de la Península Ibérica, y uno de los diez mayores del mundo formado por más de 110 km. de galerías. En este complejo, declarado Monumento Natural en el año 1996, es posible seguir con claridad la evolución histórica desde el Paleolítico Medio hasta nuestros días.

Castrojeriz

Castrojeriz

Su casco antiguo configura uno de los trazados urbanos más largos por los que discurre el Camino de Santiago con casi un kilómetro de longitud. En tiempos en él se situaban monumentales iglesias, tres conventos, hospitales (llegó a tener hasta siete), hospederías, mesones e importantes comercios en los que se expendían abundantes viandas traídas de ultramar.

En época medieval, Castrojeriz se convierte en un pueblo-camino con un largo recorrido al pie del castillo desde el cual se pueden ver varios de los pueblos limítrofes.

Su casco antiguo cuenta con casas blasonadas como la Casa del Cordón o el Palacio de los Gutiérrez-Varona, ejemplo de palacio renacentista. También posee algunas casas que recuerdan la arquitectura tradicional del lugar, entre las que destaca la antigua sinagoga (hoy mesón el Lagar) y muchas casas de piedra y tapial o adobe como la del Museo Etnográfico, con un interesante lagar, aperos y máquinas de labranza.

En el conocido como “barrio” de la Colegiata de Santa María del Manzano, se encuentra un impresionante templo construido entre los siglos IX y XIII, en cuyo interior se guarda la patrona de Castrojeriz, la Virgen del Manzano. En el casco viejo destaca la iglesia parroquial de Santo Domingo, de los siglos XVI y XVII.

La Plaza Mayor aparece porticada en uno de sus lados, destacando, en uno de sus testeros, el Ayuntamiento con una curiosa torre con reloj.

Entre otros monumentos de interés con que cuenta Castrojeriz, podemos destacar también los restos del antiguo convento y hospital de San Antón; la iglesia-fortaleza de San Juan Bautista, que posee un espléndido claustro gótico con un bello artesonado mudéjar; o el monasterio de Santa Clara, hoy día habitado por las hermanas clarisas, entre cuyos quehaceres, además del místico, destaca la interesante tarea de endulzarnos un poco la vida con sabrosas pastas y pasteles.

Lerma

Lerma

La villa Ducal de Lerma es un conjunto urbano de época barroca único en España, realizado a instancias de Don Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, duque de Lerma y valido del rey Felipe III, el hombre más poderoso de su época. Hay que recorrer con detalle la localidad y visitar su espectacular Palacio Ducal y Plaza Mayor, la colegiata de San Pedro, y su impresionante conjunto conventual.

El Palacio de los Duques de Lerma, del siglo XVII, alberga el Parador de Turismo. Símbolo del poder político del duque de Lerma, fue erigido entre 1601 y 1617 por Francisco de Mora sobre las ruinas del antiguo castillo. De líneas sobrias y elegantes, está flanqueado por cuatro torres angulares rematadas por chapiteles. Frente al Palacio se ubica la gran Plaza Ducal, en origen totalmente porticada.

La Colegiata, construida en el siglo XVII y de airosas líneas, alberga numerosas obras artísticas de interés. Comunicada con el Palacio Ducal por un pasadizo volado, forma con él la inconfundible silueta de la Villa. De tres naves con girola y sin crucero, fue construida entre 1613 y 1617 por Fray Alberto de la Madre de Dios. Posee retablo mayor y sillería del coro barrocos. Destaca en su interior la estatua orante en bronce dorado del Arzobispo Cristóbal de Rojas y Sandoval. El órgano de 1616 es de los más antiguos de España. 

Oña

Oña

La iglesia abacial de San Salvador es el principal reclamo monumental con el que cuenta la Villa, pero no el único ni mucho menos. En la plaza del Ayuntamiento se localiza la Iglesia de San Juan Bautista, levantada entre los siglos XII al XVI. Su interior destaca por el excelente estado de conservación con importantes restos románicos, un calvario gótico del XIII, su portada gótica y un retablo barroco sin dorar. Junto a esta iglesia se alza la torre de San Juan, que alberga el “Museo de la Resina”. En la última planta se dispone un mirador desde el que se observa una fantástica panorámica de toda la Villa. Aparte del contenido la propia torre destaca por la restauración realizada, ya que en todo momento se han respetado los elementos originarios y propios de la construcción.

Entre el patrimonio artístico con el que cuenta Oña no solo se encuentra el religioso sino también el civil. Son varias las casas blasonadas y recién restauradas por sus titulares que nos muestran este no menos interesante patrimonio artístico y cultural. El turista que se acerca a Oña no tendrá que buscar mucho para encontrarse con numerosos escudos de armas y blasones en las fachadas; o también rincoles y elementos como los lavaderos y abrevaderos reconstruidos para preservarlos y trasmitirlos a generaciones futuras. Pasear por la Calle Barruso en antiguo barrio de la Judería, y encontrarse con sus antiguas casas será otro momento inolvidable para el visitante.

Patrocinado por
El pueblo más bello 2017

Buscamos el pueblo más bello de Castilla y León por su belleza, su patrimonio, su cuidado en todas sus calles, fachadas y ornamentos.

El pueblo más bonito por aclamación.

Resumen